La comunidad internacional abrió el fuego en Libia

Por corresponsales – * IPS/Al Jazeeera

HAVANA TIMES, Libia, 19 mar (IPS) – Francia comenzó a implementar la resolución de la ONU 1973 que llama a “tomar todas las medidas necesarias” para proteger a la población civil de Libia tras las denuncias de los rebeldes de ser blanco de continuos disparos de artillería y tiros de mortero.

La aviación francesa inició el ataque bombardeando cuatro tanques de las fuerzas leales al líder libio coronel Muammar Gadafi a las afueras de la ciudad de Bengasi, bastión rebelde.

La resolución excluye toda acción terrestre.

Estados Unidos lanzó misiles desde embarcaciones en el mar Mediterráneo y encabezó las operaciones militares en la primera etapa, informó la corresponsal de la cadena árabe Al Jazeera en Washington, Kimberley Halkett.

En la primera etapa de la operación llamada “Amanecer Odisea”, Estados Unidos se propuso destruir los sistemas de defensa antimisiles, principalmente cerca de Trípoli y la occidental ciudad de Misurata, informaron altos oficiales.

El canciller francés Alain Juppé declaró que las operaciones “seguirán en los próximos días” hasta que el régimen de Gadafi cumpla la resolución adoptada el jueves por el Consejo de Seguridad de la ONU (Organización de las Naciones Unidas).

La televisión estatal de Libia informó que objetivos civiles en Trípoli habían sido blanco de ataques así como algunas estaciones expendedoras de combustible de Misurata.

“Hubo víctimas civiles como resultado de la agresión”, señaló la agencia estatal libia.

El secretario general del parlamento de Libia, Mohammad al Zawi, declaró este sábado 19 de tarde que su país sufría un “brutal” ataque y alegó que las fuerzas libias habían respetado el cese del fuego.

La zona de exclusión aérea implementada por la comunidad occidental incluirá a Trípoli y las ciudades de Sabha, Natoura, Misurata y, por supuesto Bengasi, informó Estados Unidos.

“Estamos muy contentos con la intervención, esperemos que no sea tarde y que marque una diferencia”, señaló Ahmad Shabani, portavoz del opositor Consejo Nacional.

Combates en Bengasi

Varios testigos dijeron escuchar fuertes explosiones en Bengasi este sábado, entre ellos el corresponsal de Al Jazeeera.

Efectivos leales al régimen de Gadafi bombardearon Goreshi, al sur de esta ciudad, entre varios lugares más. En el centro de la ciudad también hubo disparos de artillería y morteros.

“Hubo bombardeos en toda la ciudad”, dijo a Al Jazeeera el presidente del Consejo Nacional Libio, Mustafa Abdel Jalil.

Gobierno rechaza acusaciones

El gobierno de Libia negó en forma rotunda haber atacado la ciudad este sábado.

“No hubo ataques contra Bengasi. Estamos observando el cese del fuego como dijimos”, declaró Musa Ibrahim, portavoz del gobierno de Libia, a la agencia de noticias Reuters.

“El cese del fuego es real, creíble y continuo. Estamos dispuestos a recibir observadores internacionales lo antes posible”, dijo a la cadena de radio y televisión británica BBC el vicecanciller de Libia, Jaled Kaim.

El canciller libio Moussa Joussa pidió este sábado al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que enviara observadores para supervisar la situación con el argumento de que su país “cumplía con todas sus obligaciones”.

Pero el activista Ibrahim Jibreel dijo a Al Jazeera que cuando se recibe información de Libia “primero hay que considerar la fuente” porque el gobierno ha “demostrado su capacidad y voluntad de mentir una y otra vez”.

Además de Bengasi hubo combates en la ciudad vecina de Ajdabiyah, y enfrentamientos en Misurata.

Fuerzas leales a Gadafi también atacaron la localidad de Az Zintan.

El portavoz del gobierno libio declaró a la prensa que Gadafi había enviado mensajes urgentes al presidente de Estados Unidos, de Francia y al primer ministro de Gran Bretaña.

En Trípoli, partidarios de Gadafi salieron a la calle a defender al líder libio. Varios cientos de personas se concentraron en el palacio de Bab al Aziziyah para protegerlo de un posible ataque aéreo, informó la corresponsal de Al Jazeeera, Anita McNaught.

El Comité Internacional de la Cruz Roja llamó a las fuerzas en conflicto a respetar las normas y principios del derecho humanitario porque la población civil estaba en grave peligro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *