Internet amplía horizontes de escolares en filipinas

Por Kara Santos

HAVANA TIMES, 16 feb. (IPS) — Gracias a la entrega de 100 computadoras portátiles conectadas a Internet, el mundo se volvió más ancho para los niños y niñas de 10 años de la apartada isla filipina de Lubang.

En esta comunidad insular ubicada 150 kilómetros al sudoccidente de Manila, la pesca es el principal medio de sustento.

El proyecto se lleva a cabo mediante una asociación entre la organización sin fines de lucro Education Kindling (eKindling), el Departamento de Educación y los empleados del Centro Nacional de Computación.

Noventa y cinco de esos aparatos se repartieron entre dos clases piloto de estudiantes de cuarto grado. Otros cuatro fueron dados a maestros y uno al personal técnico.

“Para posicionar a los niños para el éxito en el siglo XXI necesitamos repensar, reinventar e innovar en la educación en Filipinas”, dijo Ryan Letada, director ejecutivo de eKindling.

A largo plazo, la idea es “transformar a niños y niñas en personas con capacidad para aprender durante toda su vida, que solucionen problemas y sean líderes del mundo digital y conectado del mañana”, explicó.

Verde y blanca, cada computadora portátil tiene aproximadamente el tamaño de un pequeño libro de texto y se la identifica con la imagen de un niño formado con las letras X y O. Viene con un acceso inalámbrico incorporado y una pantalla legible incluso bajo luz solar directa.

Desarrolladas por la Fundación Una Computadora por Niño, estas máquinas fueron diseñadas para ser de bajo costo, duraderas y eficientes en materia de energía, para que las usen niños de países en desarrollo.

La computadora “XO” (antes conocida como la de 100 dólares) ha sido actualizada tanto en términos de programas como de dispositivos

El modelo 1.5, que actualmente cuesta 229 dólares, tiene un procesador más rápido y más memoria de acceso aleatorio (RAM, por sus siglas en inglés), entre otras prestaciones.

En cada computadora se instalan previamente programas relevantes para los estudiantes.

Tessa Yuvienco, directora educativa de eKindling, apuesta a que educadores y estudiantes del país usen estas máquinas portátiles para potenciar el aprendizaje de materias como inglés, matemáticas, ciencia y estudios sociales.

“Queremos cambiar la mentalidad de los maestros para dar lecciones que tengan aplicación en la vida real”, dijo Yuvienco a IPS.

“A menudo los maestros usan problemas escritos que hallan en los libros de texto, pero se les dificulta conectar conceptos matemáticos como las fracciones o los porcentajes con la vida real”, agregó.

En vez de pedirles a los alumnos que memoricen y reciten las tablas de multiplicar, usar la herramienta “Finance” (finanzas) demuestra cuán práctico es aprender matemáticas para hacer negocios.

“Durante el lanzamiento del proyecto pedimos a los estudiantes que elaboraran un presupuesto para una fiesta usando Finance. Señalaron todos los elementos de su presupuesto, restaron sus gastos y multiplicaron la cantidad de ítems que necesitaban mediante este programa”, relató Yuvienco.

Para una lección sobre las fuentes alternativas de energía en una clase de ciencia, los responsables de eKindling mostraron a los maestros cómo usar el simple navegador “Browse” (navegar) y hacerles ver fotos reales de lo que estaban discutiendo los estudiantes.

Al ser escasos los materiales docentes y de investigación que están disponibles en las escuelas más apartadas, eKindling sostiene que las computadoras portátiles ofrecen una ventana abierta al mundo.

Desde que se las repartió, las computadoras han permitido a los niños “chatear” (conversar por Internet en tiempo real), compartir información en línea, componer su propia música, editar textos, escribir cuentos y disfrutar de juegos colaborativos.

La aplicación “Speak” (hablar) cuenta con un rostro de robot que “lee” en voz alta cualquier texto que se escriba, y ha resultado muy popular entre los niños, además de útil para las clases de inglés.

“Los maestros pueden hacer uso de esto para mostrar a los estudiantes cómo formular preguntas correctamente”, dijo Yuvienco. Por ejemplo, al preguntar “¿Qué es la Tierra?”, el robot contesta: “La Tierra es el planeta en el que vivimos”.

Otra herramienta, “Record”, permite a los usuarios filmar vídeos, tomar fotografías y registrar sus voces para crear proyectos multimedios, y ha convertido a los alumnos en cineastas en ciernes, potenciando sus habilidades narrativas.

Juan Sánchez, ex jefe del Centro Nacional de Computadoras y actual alcalde de Lubang, dijo que el acceso a la tecnología puede ampliar los horizontes de lugares apartados como esta isla.

“Al darles a los niños su propia computadora XO conectada (a Internet), les estamos dando una ventana al mundo exterior, acceso a vastas cantidades de información, una manera de conectarse entre sí y un trampolín hacia su futuro”, dijo Sánchez a los medios.

“No es simplemente un proyecto de computación; es un proyecto de educación”, afirmó.

Al ser la falta de libros de texto un problema perenne en las escuelas públicas del país, otra característica importante de la computadora es que brinda a los niños acceso a miles de libros digitales.

Yuvienco volvió hace poco a la isla para evaluar el progreso de los estudiantes y averiguar cuáles eran sus necesidades, a fin de que los socios del proyecto puedan desarrollar más programas que se ajusten a ellas.

“Nuestro trabajo va más allá de llevar tecnologías a las aulas. Los maestros nos cuentan que los estudiantes tienen un renovado interés en las clases y en las tareas”, dijo Yuvienco a IPS.

Para los próximos tres años, eKindling planea desplegar 400 computadoras más para satisfacer las necesidades de los alumnos que ingresen al cuarto grado, dado que la clase piloto conservará sus aparatos hasta el sexto grado.

Una Computadora por Niño es un proyecto que se realiza bajo la órbita de la asociación homónima, sin fines de lucro, creada por el pionero de Internet Nicholas Negroponte.

La iniciativa filipina es uno de los muchos proyectos que tienen lugar en Asia y otras regiones.

En 2009 Uruguay se convirtió en el primer país del mundo donde todos los alumnos de escuelas primarias recibieron una computadora gratuita, en el marco del gubernamental Plan Ceibal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *