Indígenas mayagnas de Nicaragua exigen un alto a la invasión de sus territorios

Aromina Garcia 

BosawásHAVANA TIMES – Líderes indígenas de la etnia Mayagna llegaron hasta Managua a denunciar ante la Comisión de Asuntos Indígenas del Parlamento Nacional, para que en conjunto con los otros poderes del Estado, atiendan de inmediato la problemática social que se vive en las poblaciones aledañas a la Reserva Bosawás, el área protegida más grande del país.

Aricio Celso, presidente de la Nación Sumo Mayagna, dijo ante los parlamentarios que un reciente enfrentamiento dejó como saldo un indígena muerto y varios heridos cuando un grupo de la comunidad se disponía a realizar un recorrido por un área de la Reserva que forma parte de sus territorios ancestrales y es asediada por mestizos para ocuparla.

Aricio exigió a los parlamentarios convocar a las instituciones del  gobierno para que ejecuten la resolución del presidente Daniel Ortega que establece la creación de una Comisión Interinstitucional para atender la problemática de Bosawás.

Hace más de un mes los dirigentes mayagnas, cuyos territorios son una parte de la Reserva de Bosawás, solicitaron al gobierno declarar una emergencia ambiental debido  al despale, la extracción de madera y el avance  de la frontera agrícola y ganadera.

En respuesta a la demanda de los indígenas, Rosario Murilli, primera dama y  coordinadora de Comunicación y Ciudadanía del gobierno, informó en medios oficiales la creación de la comisión pero según los indígenas, no tienen mayor información  de alguna acción concreta en el territorio.

El dirigente indígena dijo que los Mayagnas están creando sus propias estrategias para defender sus territorios y preservar Bosawás, que está en permanente amenaza ambiental, pero prefieren evitar confrontaciones con los invasores.

Julio Sánchez, del Centro ambientalista Humboldt, dijo que aplaudían cualquier medida del gobierno para preservar la reserva, pero se necesitan acciones concretas, más recursos para las instituciones gubernamentales que atienden el medio ambiente, mayor capacidad de gestión, respuesta de las autoridades locales y políticas integrales para atender está problemática social en la zona de la Reserva de Bosawás.

La Reserva de la Biósfera Bosawás fue reconocida por el programa “El Hombre y la Biósfera” de la Unesco en octubre del 1997 y ratificada por el Gobierno de Nicaragua en el 2001. Tiene una extensión total de 631 kilómetros cuadrados, es la reserva más grande  de Centroamérica y está ubicada en la región central del Caribe de Nicaragua. (PÚLSAR)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *