Gobierno boliviano busca continuar diálogo con policías en huelga

HAVANA TIMES — La insistencia se produce tras la ruptura de las negociaciones en la madrugada de este martes entre el Estado boliviano y los policías amotinados que reclaman mejoras salariales. El domingo había fracasado un principio de acuerdo.

Ambas partes habían retomado las negociaciones durante este lunes. Sin embargo, los oficiales desestimaron el acercamiento con el Gobierno y señalaron falta de acuerdos.

Por tal motivo, los uniformados mantienen el control de la céntrica Plaza Murillo como medida de presión. En ese lugar rodeado por edificios gubernamentales mantuvieron enfrentamientos con manifestantes oficialistas.

El amotinamiento policial comenzó el pasado jueves cuando un grupo de 30 policías tomaron el cuartel de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales de Bolivia. Dichas instalaciones son aledañas a la Plaza Murillo.

Los agentes reclaman una nivelación salarial con las Fuerzas Armadas y una jubilación con el total del haber mensual. También exigen la abrogación de la Ley 101 del Régimen Disciplinario de la policía.

Luego de la toma del cuartel, los policías causaron destrozos en el cuartel de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales y también en dependencias del Ministerio de Gobierno.

Este domingo, los oficiales en conflicto y representantes del Gobierno alcanzaron un acuerdo tras 70 horas de diálogo. Pese al entendimiento, distintos policías de otros departamentos bolivianos rechazaron el pacto.

Tras el fracaso de las negociaciones, el Gobierno boliviano denunció que el reclamo policial forma parte de un intento de golpe de Estado.

En ese sentido, el presidente Evo Morales señaló que no utilizará las fuerzas armadas para controlar el motín. El Mandatario consideró esa opción como un reclamo de la oposición de derecha del país que busca “que haya muertos”.  (PÚLSAR)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *