Gazprombank de Rusia congela cuentas de PDVSA de Venezuela

La comunidad internacional está apretando los tornillos a Nicolás Maduro, de Venezuela, y a su amigo Daniel Ortega en Nicaragua. Ilustración de Manuel Guillen / laprensa.com.ni

HAVANA TIMES – Si al final, Nicolás Maduro decide renunciar como presidente de Venezuela y huir a un país amigo, los más mencionados son Rusia, Cuba y Turquía. Sin embargo, la decisión sorpresa del Gazprombank de Rusia de congelar las cuentas de la compañía estatal petrolera venezolana PDVSA, informada por Reuters el domingo, podría haber eliminado al principal candidato de la lista.

Los negocios son negocios, y las sanciones de los Estados Unidos aparentemente han provocado señales de alerta cuando los prestamistas extranjeros intentan reducir la exposición a PDVSA, convirtiéndose rápidamente en una plaga peligrosa para los banqueros y otras empresas.

El Kremlin ha estado entre los firmes partidarios del presidente Maduro, y Rusia se ha considerado un posible futuro hogar y refugio para los miles de millones de dólares extraídos de las arcas estatales por los principales líderes del gobierno, militares y ejecutivos de PDVSA.

La repentina decisión de Gazprombank ha suscitado dudas sobre esa posibilidad, en una medida que podría ser una forma de reducir las pérdidas para evitar mayores consecuencias futuras para la institución financiera rusa.

“Las cuentas de PDVSA están actualmente congeladas. Como entenderá, las operaciones no se pueden llevar a cabo,”, dijo una fuente a Reuters. Gazprombank no respondió a una solicitud de Reuters de dar un comentario.

Gazprombank es el tercer mayor prestamista de Rusia por activos e incluye entre sus accionistas a la compañía estatal de gas rusa Gazprom.

El banco ha mantenido cuentas de PDVSA durante varios años. En 2013, PDVSA dijo que firmó un acuerdo con Gazprombank por US $ 1.000 millones en financiamiento para la empresa Petrozamora. La fuente dijo que las cuentas de Petrozamora también estaban congeladas, dijo Reuters.

Mientras los funcionarios del Kremlin continúan proclamando apoyo para Maduro en su tira y afloja con los Estados Unidos y otras potencias occidentales, Reuters señala que las empresas rusas “se encuentran en un dilema, atrapadas entre el deseo de respaldar la línea del Kremlin y respaldar a Maduro, y el temor de que al hacerlo pudieran exponerse a sanciones secundarias de los Estados Unidos que perjudicarían a sus negocios.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *