Fiscal venezolana denuncia uso excesivo de fuerza en manifestaciones

Luisa Ortega, fiscal general de Venezuela. Foto: efectococuyo.com

HAVANA TIMES – La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, dijo hoy que las siete semanas de protestas contra el Gobierno han dejado 55 muertos y poco más de 1.000 heridos, al tiempo que advirtió sobre el uso excesivo de la fuerza de parte de cuerpos de seguridad para dispersar las manifestaciones, reportó dpa.

En una declaración en la sede de la Fiscalía, Ortega señaló que preocupa que se hayan registrado 500 personas heridas por el uso de la fuerza de cuerpos de seguridad del Estado.

“Preocupa que tengamos 500 lesionados por violencia contra derechos fundamentales. Más de la mitad han sido heridos por uso de las fuerzas de seguridad, preocupa cómo se ha exacerbado la violencia”, señaló.

“Hay que identificar las razones; la confrontación entre venezolanos no se resuelve deteniendo a personas. El descontento es producto de la severa crisis económica que ocasionó el desabastecimiento que hay en el país”, puntualizó.

Asimismo, dijo que la Fiscalía está realizando 16 investigaciones sobre la actuación de grupos de civiles armados en la represión de las manifestaciones, indicando que en las protestas se ven estos grupos en actitud violenta, sin que actúen los agentes del orden.

También mencionó el caso de un manifestante en el municipio Chacao, en el este de la cuidad, sobre el cual las investigaciones arrojaron que murió por el impacto al pecho de una bomba lacrimógena, disparada por una brigada de la Guardia Nacional (policía militarizada).

Al respecto, advirtió que las bombas lacrimógenas se convierten en arma letal cuando no se las utiliza con conocimiento y precaución.

Agregó que en el clima de crispación y la lucha por el poder de los dirigentes políticos, éstos “parecen haberse olvidado los padecimientos de la gente” por efectos de la crisis económica.

Explicó que de las víctimas fatales investigadas 52 son civiles y tres agentes de policía y militares. De los 1.000 heridos, 761 son manifestantes.

Dijo además que 346 inmuebles comerciales han sido quemados o saqueados, lo que representa una pérdida económica incalculable que agudizará la crisis por la escasez de alimentos en el país.

Ortega se refirió a la ola de violencia que sacudió a la región de Barinas, estado natal del líder bolivariano Hugo Chávez, donde murieron siete manifestantes, todos por tiros.

Dijo que incluso la casa natal de Chávez fue dañada, así como sedes de instituciones como el Consejo Nacional Electoral (CNE) y alcaldías.

Ortega insistió en cuestionar que los manifestantes detenidos sean llevados a la justicia militar, algo que viola la garantía constitucional de ser juzgado por tribunales naturales.

La fiscal llamó a los mandos militares que mantengan un seguimiento de los funcionarios encargados de enfrentar las protestas y asegurarse de que tengan la adecuada preparación, descanso y equipos para ese tipo de tareas.

Las protestas comenzaron el 4 de abril, después de que la mayoría opositora en la Asamblea Nacional (Congreso) acusara al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de perpetrar un golpe de Estado con dos sentencias que la despojaron de atribuciones.

El presidente Nicolás Maduro alega que con las manifestaciones la oposición busca derrocarlo por la vía violenta y acusa al líder legislativo Julio Borges de dirigir el plan de violencia callejera.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *