El vicecanciller alemán llega a Cuba para abogar por la apertura

El vicecanciller y ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, llegó el miércles a Cuba. Foto: dpa
El vicecanciller y ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, llegó el miércles a Cuba. Foto: dpa

HAVANA TIMES (dpa) — El vicecanciller y ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, llegó hoy a Cuba para intentar impulsar la apertura económica de la isla y abogar por el comercio bilateral.

El objetivo de su viaje es apoyar “la política de apertura que la propia Cuba impulsa”, señaló Gabriel al llegar a la Habana para una visita de tres días, la primera que hace un titular de Economía germano a la isla socialista en 15 años.

El político socialdemócrata llegó a la capital cubana acompañado por una delegación de 60 empresarios de diversos sectores.

“La primera prioridad es dejar claro a la parte cubana que queremos una asociación de igual a igual y que las medianas empresas alemanas necesitan un marco de normas claras”, comentó Gabriel, que pidió también reducir los excesos de burocracia en la isla.

Uno de los objetivos concretos del viaje es conseguir la apertura de una representación del sector empresarial alemán que haga de interlocutor a las empresas que operen o estén interesadas en operar en la isla, señaló también Gabriel.

El líder del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) saludó también el acercamiento entre su país y Cuba, enmarcado en las negociaciones de la isla con la Unión Europea para firmar un tratado bilateral, tras años de enfriamiento en las relaciones.

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, se convirtió en julio del año pasado en el primer jefe de la diplomacia de la Alemania reunificada que visita Cuba. En 2001 estuvo en La Habana el entonces titular de Economía germano, Werner Müller.

Gabriel se mostró hoy también optimista por la lenta apertura económica y política de Cuba en los últimos años, aunque subrayó también que lo ve como un cambio paulatino que “va paso a paso”. “No se pueden esperar milagros”, dijo.

El líder socialdemócrata germano habló asimismo sobre sus impresiones encontradas respecto a la isla caribeña. “Me pasa como a muchos alemanes”, consideró.

Si bien por un lado a él siempre le pareció “fantástico” cómo los cubanos derrotaron a la dictadura de (Fulgencio) Batista (en 1959), por otro lado ve con ojos críticos la situación actual de los “de derechos humanos y de las libertades de opinión y de prensa”, reflexionó.

En Cuba operan actualmente unas 50 empresas alemanas. El comercio entre Alemania y Cuba es bajo en comparación con otros países europeos como Francia y España.

Alemania, la primera economía europea, exportó a la isla bienes por sólo unos 224 millones de euros (240 millones de dólares) en 2014 y recibió importaciones cubanas con un valor de apenas 33 millones de euros (35 millones de dólares).

El Gobierno de Raúl Castro lleva a cabo en Cuba una paulatina apertura económica con elementos de mercado en los últimos años, después de décadas de monopolio estatal. Una de las prioridades es impulsar la llegada de capitales extranjeros.

La isla sigue padeciendo de una crisis económica que arrastra desde los años 90. Cuba prevé un menor crecimiento económico este año en relación con 2015, en parte debido a la crisis en Venezuela, el principal aliado y socio comercial de la isla.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *