Crece tensión en Colombia por enfrentamientos en protesta campesina

HAVANA TIMES (dpa) — Al menos cinco heridos dejaron hoy enfrentamientos entre la fuerza pública y campesinos de la región colombiana del Catatumbo (noreste), que desde hace 42 días protestan para exigir más inversiones en el sector agrario.

Los choques entre policías antidisturbios y campesinos de la zona se registraron en zona rural del municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, cercano a la frontera con Venezuela, donde se han concentrado las manifestaciones que dejan cuatro muertos y más de medio centenar de heridos.

El comandante de la Policía de Norte de Santander, coronel Eliécer Camacho, precisó que tres de sus hombres y dos civiles fueron lesionados en medio de los enfrentamientos y están siendo atendidos en un hospital de Cúcuta, capital del departamento.

Al parecer, la revuelta de este viernes comenzó cuando miembros de la fuerza pública bloquearon el paso de un grupo de campesinos que se dirigían hacia Tibú, quienes en respuesta comenzaron a lanzar piedras y botellas.

Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos designó al vicepresidente, Angelino Garzón, como cabeza de una nueva comitiva del gobierno que viajará a la zona para retomar las negociaciones con los labriegos suspendidas en la madrugada de este jueves, después de que los líderes de la protesta rechazaran un plan de inversiones en diversos sectores.

Una delegación del gobierno, liderada por el ministro del Interior, Fernando Carrillo, había exigido que fueran levantados los bloqueos de las carreteras en Catatumbo para dialogar sin presiones, lo que provocó el rechazo de los campesinos, quienes decidieron levantarse de la mesa y continuar con la protesta.

Entretanto, líderes campesinos de todo el país coincidieron en afirmar que las manifestaciones de Catatumbo “están impulsando nuevas protestas que reunirán a diversos sectores”.

La ex senadora y líder del movimiento social denominado Marcha Patriótica, Piedad Córdoba, dijo en diálogo con la edición digital del diario “El Tiempo” que “ya se están programando protestas a nivel nacional el próximo 20 julio”, Día de la Independencia de Colombia.

“Estamos convocando para el 20 de julio una movilización nacional porque la Constitución nos cobija, nos abriga y la protesta social es legal”, indicó Córdoba, quien además insistió en que supuestos abusos de parte de la fuerza pública contra los labriegos “serán presentados ante organismos internacionales como la ONU”.

La política señaló que durante una visita que realizará la próxima semana a Colombia la alta comisionada para los derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas, Navi Pillay, se “mostrarán videos e imágenes de los campesinos muertos en las revueltas”.

El pasado miércoles, la representación de la ONU en el país señaló que de acuerdo con un informe de observación se pudo establecer que en los enfrentamientos de semanas atrás en Catatumbo “hubo uso excesivo de la fuerza” y “se vulneraron los derechos de los manifestantes.

“Hubo disparos con fusiles de alta velocidad, usualmente de dotación de la fuerza pública” que indicarían “un uso excesivo de la fuerza en contra de los manifestantes que a su vez habría provocado la muerte de cuatro campesinos”, expresó el organismo.

El pronunciamiento de la ONU fue criticado por el Ministerio de Defensa y la Policía, que consideraron “irresponsable y temerario”

sugerir que los campesinos murieron por disparos de policías cuando la investigación realizada por la Fiscalía General no ha concluido.

Portavoces policiales y militares han afirmado que la movilización campesina está infiltrada por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), lo que desmienten líderes de la protesta y jefes de esa organización que protagonizan en Cuba un proceso de paz con el gobierno.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *