Cárcel para exjefe de inteligencia de Uribe

Por Constanza Vieira

HAVANA TIMES, 15 sep. (IPS) — Jorge Noguera, gerente regional de la campaña electoral de Álvaro Uribe en 2002 y luego jefe de la policía secreta de su gobierno, fue condenado a 25 años de prisión. “He confiado en él, si hubiera delinquido me duele y ofrezco disculpas a la ciudadanía”, declaró este miércoles el exmandatario de Colombia.

La Corte Suprema de Justicia declaró a Noguera, exdirector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), autor de “concierto para delinquir agravado” y “autor mediato” del asesinato en 2004 del catedrático y sindicalista universitario Alfredo Correa de Andreis. También lo halló responsable de destruir y ocultar documentos públicos y de revelar asuntos secretos.

Noguera fue inhabilitado para ejercer derechos y funciones públicas por 20 años y se lo condenó a pagar una multa al Estado, así como una suma cercana a los 100.000 dólares a la familia de Correa de Andreis.

El juzgamiento del ex jefe de inteligencia de Uribe se circunscribió a hechos denunciados a través de los medios de comunicación entre el segundo semestre de 2005 y el primero de 2006 por un exsubalterno suyo, Rafael García, jefe de informática del DAS y enlace confeso con los ejércitos paramilitares de la ultraderecha.

Las denuncias se referían a los ahora probados vínculos de Noguera con el Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia, comandado por Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’, dirigidos “a favorecer el accionar paramilitar en la zona norte del país”, se lee en la sentencia.

Noguera proporcionó listas de personas al Bloque Norte que posteriormente resultaron asesinadas, dice el fallo.

Bases de datos halladas en una computadora incautada a alias “Don Antonio”, subalterno de ‘Jorge 40’, en las que aparecen los nombres de las víctimas de sus crímenes, resultaron ser las mismas que tenía el DAS.

“La Corte muestra cómo Jorge Noguera montó una empresa criminal y menciona a los funcionarios que él nombró en el DAS y que estaban comprometidos con el paramilitarismo”, dijo a IPS Alirio Uribe, representante de víctimas y director del humanitario Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.

Añadió que según la Corte, “Noguera puso el DAS en función de trabajar con los paramilitares, concretamente con el Bloque Norte”.

En rueda de prensa, el jurista aclaró que “no hay una prueba única”, sino que “son muy variadas, son testimoniales, documentales, son informes”.

“Fueron al menos 50 testimonios”, casi todos “de funcionarios públicos”, dijo, sobre todo del DAS y de miembros de la policía, pero también de excomandantes paramilitares como Salvatore Mancuso y alias “Jorge 40” y “Don Antonio”.

Sobre la disculpa del expresidente Uribe, el abogado consideró que “es insuficiente”.

Álvaro Uribe, agregó, “debería pedir perdón por todos los funcionarios que hoy están siendo investigados”, incluyendo aquellos vinculados a una cascada de casos de corrupción durante su mandato de 2002 a 2010.

“Fue en el gobierno del presidente Uribe que el DAS se convirtió en un aparato criminal”, advirtió Alirio Uribe.

“Fueron los funcionarios nombrados por el (entonces) presidente los que están siendo procesados. La información que se producía en el DAS era para el presidente. Entonces, yo creo que es insuficiente decir que se cometió un error o pedir disculpas por haberlo nombrado en el DAS”, insistió.

El expresidente Uribe, sin embargo, parece seguir a salvo de la justicia. El propio fallo de la Corte señala que la investigación adelantada “no revela” la participación del entonces mandatario en la acción conjunta del DAS y los paramilitares.

Antes de conocerse el texto del fallo, IPS consultó con el abogado Álvaro Córdoba, director del área de intervención legal del no gubernamental Centro Alteridad y Derechos y consultor de Codhes, Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento.

“Es sorprendente que se siga vendiendo la idea de que muchos de los principales colaboradores (del gobierno de Uribe) actuaban por sí mismos y que el jefe de gobierno era una especie de Quijote que no se enteraba absolutamente de nada”, señaló.

La imagen que se sigue dando de Uribe, agregó, es que éste “luchaba solo a favor de la justicia y la transparencia, cuando debajo de su casa se hacían una cantidad de trámites al margen de la ley”, agregó. “Ni siquiera se le cuestiona por haber nombrado a los colaboradores que nombró”, apuntó.

Córdoba atribuye “esta situación, que raya en el absurdo”, al fuero presidencial, según el cual los mandatarios colombianos solo pueden ser acusados judicialmente por el parlamento, donde el primer filtro es la Comisión de Acusaciones de la cámara baja.

“No existe en toda la historia de la figura de la Comisión de Acusaciones un solo antecedente de que una investigación contra un jefe de Estado haya prosperado”, recordó, eso es “lo que impide que la autoridad judicial adelante los procesos correspondientes” contra Uribe.

La organización no gubernamental Amnistía Internacional destacó que la condena contra Noguera es un paso clave hacia la justicia en Colombia” y recordó que el escándalo que ha implicado al DAS también se refiere a “una campaña masiva de desprestigio en contra de defensores de derechos humanos, políticos, periodistas y magistrados, entre otros”.

Susan Lee, directora para las Américas de la entidad humanitaria con sede en Londres, declaró en Bogotá que espera “que todos aquellos responsables por los crímenes cometidos por el DAS, sean quien sean, enfrenten la justicia prontamente”.

Correa de Andreis tenía 52 años cuando fue asesinado. Era ingeniero agrónomo y sociólogo y dirigía una investigación sobre despojo de tierras a campesinos desplazados de sus hogares por la longeva guerra interna colombiana en la que guerrillas de izquierda surgidas en 1964 se enfrentan a las fuerzas de seguridad del Estado y paramilitares.

El académico fue capturado por el DAS el 17 de junio de 2004, acusado de ser ideólogo de las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Salió libre el 15 de julio siguiente y dos meses después fue asesinado.

Cuando comenzaron las revelaciones de la prensa contra Noguera, Álvaro Uribe lo destacó como cónsul en la ciudad italiana de Milán y dijo de él que era “un buen muchacho”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *