Trabajo secreto en Cuba y el otro Alan Gross

Tracey Eaton*  (Alongthemalecon)

Jeff Kline

HAVANA TIMES — Las autoridades cubanas detuvieron al estadounidense Alan Gross en 2009 después de su quinto viaje a la Isla en el que intentaba crear una red de puntos de acceso a Internet.

Pero evidentemente, Gross no fue el único viejo judío atrapado en Cuba por realizar una misión para el gobierno de Estados Unidos.

Según una fuente bien informada, que pidió no ser identificada, Jeffrey Robert Kline, fundador de la Fundación Self Reliance, fue a Cuba para probar teléfonos celulares y otros dispositivos inalámbricos para un contratista que trabajaba para el Departamento de Estado.

Las agencias gubernamentales recurrieron a Kline, porque era considerado un “atrevido”, dijo la fuente, que habló bajo condición de anonimato. “Lo contratan para hacer cosas que otros no harían.”

Kline, de 64 años, no pudo ser contactado para hacer comentarios.

En febrero pasado, escribí acerca de un proyecto que está realizando para la Junta de Gobernadores de Radiodifusión. (Ver “La increíble desaparición del contrato de 450 mil dólares“).

La DAI, una compañía de desarrollo internacional con sede en Bethesda, Maryland, había contratado a Gross para que viajara a Cuba y configurara los puntos de acceso a Internet.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, financió a la DAI como parte de un proyecto “de democracia” dirigido a socavar el gobierno socialista de Cuba.

Alan Gross

Gross continuó su negocio en silencio, dijo la bien informada fuente, pero Kline “la mantenía muy público” y “estaba dejando celulares por donde quiera.”

Versión de los hechos según la fuente:

Kline y otros empleados de la Fundación Self Reliance habían traído a Cuba unos 50 mil dólares en equipos de comunicación, incluyendo, al menos, un teléfono satelital.

Las autoridades cubanas confiscaron algunos de estos dispositivos y detuvieron por corto tiempo a uno de los empleados. El resto del personal escuchó rumores de que la policía cubana estaba buscando a un judío que estaba distribuyendo equipos de comunicación.

Ellos nunca supieron si las autoridades buscaban a Kline o a Alan Gross. Pero estaban preocupados y se apresuraron a salir del país y regresar a Estados Unidos.

El Departamento de Estado no consideró la misión como un éxito. La comprobación de los dispositivos inalámbricos llevados a Cuba no fue tan detallada o tan sofisticada como los funcionarios estadounidenses habían deseado. De todas maneras, todo el mundo llegó a casa de forma segura.

La versión de los sucesos, brindada por la fuente, no pudo ser confirmada.

Emily Goulding

Emily Goulding, un antiguo empleado de la Fundación Self Reliance que trabajó para Kline durante tres años, dijo: “Es un hombre interesante, muy creativo.” Sin embargo, se negó a hablar de la labor de Kline en Cuba, lo que calificó como “clasificado”. Tampoco respondió preguntas sobre las experiencias en Cuba, y sugirió que el Departamento de Estado podría tener más información.

El currículum de Goulding dice que ella fue especialista en desarrollo para la Fundación Self Reliance de 2007 a 2009. Sus logros se enumeran como:

Ayudó a recaudar 5,6 millones de dólares para proyectos de justicia social basados en los medios de comunicación.

Diseñó y aseguró fondos para varios proyectos internacionales de diplomacia pública, como un proyecto organizativo de hip hop, como el proyecto teatral callejero en Cuba, Mi País Inventado, y una revista Web venezolana dirigida por jóvenes a través de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado.

Escribió para el Departamento de Justicia la propuesta ganadora de la iniciativa nacional del proyecto Safe Childhood realizado desde el 2007 hasta el 2008 con un presupuesto de 2,5 millones de dólares, y las iniciativas nacionales de prevención del cáncer de un millón y medio de dólares para los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Su perfil en LinkedIn no muestra ningún trabajo realizado en Cuba. Dice, en parte:

Fundadora de Girasol Consulting, Emily Goulding-Oliveira es escritora, educadora y activista. Emily analiza cuestiones urgentes en los asuntos públicos y ayuda a líderes y organizaciones a encontrar financiamiento, especialmente en nuevas comunidades y en la sociedad civil global.

En su carrera como redactora de solicitudes de subvenciones ha escrito propuestas ganadoras para la fundación John S. y James L. Knight Foundation, el Fondo Nacional de las Artes, el Departamento de Estado de EE.UU., etc.

Goulding ha viajado a Cuba. En 2011 escribió un artículo titulado “Viva el Arte: DC’s Capital Fringe Festival Reminiscent of Cuba.” Declaró:

“Fui a Cuba en el 2009 para asistir al Concierto por la Paz promovido por Juanes y encontré una escena artística allí casi similar a la de Washington D.C.. The Fringe, como Cuba, no tiene aire acondicionado, y tiene algo de polvo. Pintura cayendo es un problema, y se corre el riesgo de electrocutarse por los cables expuestos.

La escena es hecha en casa, y de altas miras. Se presenta con un toque de orgullo regional bajo las banderas rojas, blancas y azules con estrellas, y los artistas de the Fringe no están ahí para hacer dinero, y en Cuba, no se puede en realidad ganar dinero, así son las cosas.

En la Fringe, como en mucho de La Habana, el arte se puede hacer en cualquier lugar – donde cualquier losa de hormigón puede servir como escenario. Tantos los artistas cubanos como los de la Fringe son más propensos a formar colectivos o conjuntos en lugar de empresas, e incluso se visten iguales. Nunca había visto tantos pares de Chuck Taylors como vi en el Parque de los Bohemios en el centro de La Habana.

Por accidente político, el tipo de trabajo creado en la capital del mundo libre y la capital del mundo comunista es también similar. Estadounidenses de la era de la recesión ya no se venden del todo al capitalismo, y los artistas cubanos ya no se venden exclusivamente al comunismo.

Ambos están creando algunas ideas intermedias nuevas en las que se transforman las viejas.”

Brigitte Savage también trabajó en Self Reliance. Fue directora de desarrollo. Consultada sobre el trabajo de Kline in Cuba, respondió en un correo electrónico:

Lo siento señor Eaton -¡no hay nada que pueda decirle!

Robert Russell es el antiguo director ejecutivo de Self Reliance. Dijo en un correo:

Mientras trabajaba para la fundación Self-Reliance, mi labor consistió en planes nacionales que se centraban en proyectos de Ciencia, Salud y Educación dirigidos a latinos. Yo sabía que la organización realizaba un proyecto relacionado a medios de comunicación en la Isla, pero no tuve participación directa y no sé realmente mucho más que eso.

La Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia mencionó a Self Reliance en un informe semestral enviado al Congreso en 2010. Según el informe, la Oficina del Inspector General había detectado 470 mil 750 dólares en costos que fueron cuestionados y no parecen estar documentados adecuadamente.

Pero estoy divagando…

De vuelta con Jeff Kline.

Él es director de una empresa sin fines de lucro llamada Fundación Pinyon. La dirección de su corporación parece encontrarse en el domicilio de Kline en Santa Fe, Nuevo México.

Registros federales muestran que la BBG, que dirige Radio y TV Martí, galardonó a esta Fundación Pinyon sin fines de lucro con una subvención de 450 mil dólares por producir una serie de videos de autoayuda para los cubanos.

Le pregunté a Kline sobre esta subvención en febrero. Me dijo: “Yo sé que la Fundación Pinyon no ha recibido 450 mil dólares. Yo lo habría sabido. Pinyon no tiene ningún dinero de esta naturaleza en absoluto.”

Los registros mostraron que el contrato se firmó el 30 de septiembre de 2013. Lo llamé un “desaparecido contrato de 450 mil dólares” porque Kline dijo que su fundación no recibió el dinero.

Creo que ahora sé por qué.

El 15 de enero de 2014 se firmó otro contrato de 450 mil dólares. En este se enumera el mismo número de contrato que el acuerdo de la Fundación Pinyon: BBG50C130046.

Pero esta vez, el dinero va a una empresa con fines de lucro. Se llama Canyon Communications LLC, y su fundador es un hombre llamado Jeff Kline.



13 thoughts on “Trabajo secreto en Cuba y el otro Alan Gross

  • Tracey,

    Parece mentira que habiendo nacido y crecido en un país libre todavía veas normal que a una persona se le encarcele por intentar instalar una red satelital de acceso a Internet, algo que es completamente legal en cualquier país civilizado. Es más, si el gobierno cubano quisiese de verdad que el pueblo cubano tuviese acceso a Internet lo podría hacer no solo gratis, sino ganando dinero. Solo tendría que permitir que cualquier empresa vendiese conexiones satelitales a Internet en Cuba, Y aprovechando la coyuntura podría ponerle impuestos a esas empresas.

    En fin, no se me va de la cabeza que en Cuba la pena por violación está entre cuatro y diez años de cárcel, y a este pobre anciano le metieron quince años por intentar que unos judíos tuvieran conexión satelital a Internet. Por amor de Dios, Tracey, Alan Gross no es ningún asesino ni violador. No mató una mosca en su vida. No es un peligro para nadie. Solo es un anciano que debería estar en un asilo. Ni siquiera ha robado nada. Y pensar que durante el gobierno de Batista a Fidel Castro le concedieron una amnistía después de protagonizar un ataque armado donde asesinaron a más de veinte cubanos.

  • Según T. Eaton el crimen no fue encarcelar a alguien (A. Gross) que trabajaba para facilitarle a unos cubanos el humano derecho al libre flujo de información; el delito fue cobrar por tal trabajo.
    Esta es la típica ceguera racional y moral del fanático.

  • Lo más llamativo es encontrar que hay peersonas que valoran por encima de otros derechos, creo más elementales para los seres humanos, el tan afamado acceso a internet. Son capaces de encerrarse en una mazmorra de vanos argumentos sólo por propinar un ataque contra Cuba, su pueblo y Revolución.
    ¿A qué llamar “país civilizado”?… A quien hace de internet un negocio puramente lucrativo, sin importarle que haya desempleo, personas sin hogar, salario precarios, filosofía basada en el consumismo, supremacía racia o ideológica, promulgador del terrorismo, promotor de asesinatos allendes la fronteras y auto otorgándose autoridad universal (como son los asesinatos con DRONES), promulgador de programas de subversión y golpes de estado a gobiernos constitucionales, amparador de terroristas connotados (Posada Carriles, el ya fallecido Rolando Bosch y toda la colla de Batistianos criminales que huyeron de Cuba para ser refugiados por el gobierno de los Estados Unidos… incluso este gobierno amparó y cobijó a asesinos nazis ¿Ya se olvidó?)
    Es curioso como levantar banderines por los derechos a “Internet” y no de denuncia a un genocida bloqueo contra el pueblo cubano, quien más sufre las consecuencias de tal agresiva ppolítica imperial… pero retomando el “negocio” de internet, ¿Nadie protesta por esos 1,6 millones de niños en las calles de Estados Unidos, sin hogar y sinposibilidades de un mejor futuro y sin acceso a internet?… ya no hablemos de los otros miles de miles sin hogar y sin acceso (Y SIN DERECHOS A INTERNET).
    Es real que Alan Gross no asesinó a nadie, pero su trabajo subversivo sí lo tenía bien claro y cobró por ello… y es verdad que el gobierno de Fulgencio Batista le cedió la amnistía a Fidel Castro; pero no fue por benévolo, sino por presión social del pueblo y porque en busca de reelecciones y calmar las aguas del país, tuvo que ceder a la demanda popular.
    Además, Batista no fue un santo precisamente, sino un patrocinador del terrorismo, de torturas y asesinatos… ¿Alguein intenta omitir las funciones del BRAC (Buró de Represión de Actividades Comunistas)?
    Es raro que algunos hablen de ceguera y fanatismo, cuando sus palabras van dirigidas al amparo de un sistema imperial que intenta derrocar un proceso social que ha roto las cadenas de subyugación para construirse un camino propio e independiente.
    Es una buena propuesta, la del comentario de Gabriel, de permitir que empresas puedan ofertar el servicio de internet en Cuba, a precio razonable, y con toda la banda ancha admisible en una conexión a los cables submarinos (que es la vía más económica y rápida)… pero la “ceguera racional” no deja ver al ilustrado que los pilares de internet pertenecen, en mayoría, a empresas norteamericanas, las cuales se rigen por las leyes del bloqueo contra Cuba… ¿Por qué no denunciar eso, ya que se alude a que Estados Unidos es un país “civilizado” y es quien aplica tal barbárica ley ilegal y extraterritorial?
    ¡Nada!… es, como siempre, el deseo de seguirle el juego al imperialismo y descargar contra Cuba.

  • El cable que llega de Venezuela pertenece a alguna empresa de USA? Y porque hay internet si la pagas a 4.50 CUC la hora?.Porque todos los periodistas,funcionarios y todos los que el gobierno quiere la tienen gratis?..Son solo algunas dudas..Tiene respuestas para ellas?

  • Por cierto,Gustavo, a UD se la dan y hasta un blog muy elegante tiene..La paga de su bolsillo?…Mi tia Flora,que gana 30 dolares como ingeniera,no puede pagar ni siquiera una hora de mala conexion

  • José Luis, el cable que llega de Venezuela tiene un alto coste, que se ha logrado instalar con gran esfuerzo económico por parte de todo el país; sin embargo, debe tener presente que todavía hay otro coste por el cual transcurrir y es la actualización tecnológica desde la punta de entrada del cable hacia el interior del país… lo cual no es poco (desde Pinar del Río hasta Santiago de Cuba… y la mayoría de esa tecnología no es de Venezuela, sino de marcas que responden al capitalismo (todo no es cable); así que la cosa no es cantar como Oscar de León con su famoso “dame cable”. Por eso se prioriza a sectores como el científico, educacional, cultural, admisnistrativo, turístico, entre otros…. lo peor sería que ninguno pudiera tener acceso y no es así.
    Cuba ahora dispone de un cable submarino, pero eso no indica que tendrá la banda ancha que se le antoja… aún sigue con una que es tan ancha como la que usa un solo hotel en cualquier otro país… y no depende del gobierno cubano. Saber esto es elemental, de lo contrario ya dice mucho.
    Le aclaro que el blog que tengo no me lo han dado y pago la conexión como todos… el capitalismo no me regala nada… el gobierno cubano me ha regalado salud, educación, libertades esenciales, derechos legales y jurísicos y sobre todo consciencia de ser agradecido, donde quiera que me encuentre.
    De todas formas, repito, que en muy mal nivel queda un individuo que sólo centra sus atenciones de “lucha” en internet, más que en denunciar otras barbaridades que se llevan a cabo en el mundo… y también contra Cuba… por parte de esos mismos que inventaron internet y ahora, con mucha propaganda simplista, quieren venderla como si fuera un derecho… ¿Derecho y la venden, la controlan y la bloquean cuando les viene en gana? De todas formas, ya que tiene tanta preocupación, le dejo un enlace de las prohibiciones a la cuales someten a Cuba y después acusan falsamente al gobierno del archipiélago. Espero le dé luces al respecto del tema: http://gustavo67.blogspot.com.es/2012/02/las-censuras-sobre-cuba-y-las.html

  • Gustavo:

    No sea demagogo: El derecho a internet de inserta dentro de otro que hace rato que está ausente a clases en Cuba, que es el derecho de ver oír, leer y decir lo que a uno le dé la gana, sin sufrir represalias por ello. Verguenza es lo único que da un gobierno que pone a su policía, habiendo tanta delincuencia en la calle, a corretear azoteas para quitar tres tristes antenas parabólicas que la gente usa para paliar la pésima calidad de la programacioón nacional. Y esto es solo un mínimo detalle. Es del derecho a la libre expresión y al libre acceso a los medio de lo que se trata. Hoy por hoy, Ud sabe tan bien como yo, que eso no existe en Cuba, al menos para la inmensa mayoría de los cubanos, porque la camarilla, si que tiene acceso a todo.

    Si de verdad que los yankees son tan malos, entonces aguántese, tenga verguenza y muérase por su revolución sin pedir nada de ellos; y, de paso, pídale a su gobierno que no les llore tanto la plata, que da verguenzaa ajena ver tanto “revolucionario” llorando los dólares del enemigo imperialista, genocida, encubridor de nazis y comeniños. ¿ “Somos o no somos”?, como dice el dicho.

    Y me disculpa, pero el castrismo no se ha caracterizado mucho por su independencia. No creo que poner en la Constitución el nombre de una potencia extranjera sea ejemplo de ello, ni vivir de parásito de otros por más de medio siglo, tampoco. Nunca en toda su historia ha sido un gobierno cubano tan dependiente como hoy, de las migajas que otros les arrojen (Imperialismo incluido).

    Y vuelvo una vez más a recordar el hecho de que, hace unos 4 años, un 4 de julio, el gobierno de EEUU le ofreció al de Cuba la posibilidad de la conexión a internet. le digo más, ya había empresas norteamericanas de comunicaciones, preparándose para pedir al Departamento del Tesoro las autorizaciones pertinentes para operar en Cuba. ¿Qué pasó? Ni siquiera se dignaron a responder (Al menos públicamente). Si ud no se enteró, fue precisamente por la falta de ese derecho a la información que se empeña en no ver. Si no fuera así, pues échele la culpa a “Granma”.

    Otra aclaración: Ningún gobierno “regala” nada: Lo pagamos entre todos, a nos ser que el gobierno cubano tenga la lámpara de Aladino y yo no lo sepa. Me gustaría , si ese fuera el caso, preguntarles por qué no acaban de pedirle al genio que les resuelva lo del vaso de leche. En cuanto a que le “regaló” derechos esenciales, dice mucho de su clientelismo político y de su mentalidad de rebaño, porque los derechos no son concesiones de ningún gobierno.

    Así que, estimado amigo, vaya con esa muela a otro lado, que de especialistas en baba, estamkos ya saturados al cabo de más de medio siglo, aunque comprendo que, dado que su sueldo le da para pagar internet, tenga que cuidarlo haciendo algo para que le sigan “regalando” a escribir un blog.

    Ah, se me olvidaba, en más de diez años que vivo en EEUU, donde he podido visitar algunas de sus grandes ciudades, jamás he visto un niño mendigando en la calle, ni he sabido de ninguno que se muera de hambre. En un país donde darle un cocotazo un poco fuerte a tu hijo, te puede conducir a perder la patria potestad, es muy difícil que eso pase. Yo por lo menos, no lo he visto.

    Gustavo:
    Y, si de verdad te dan “salud, educación” gratis, dime cuál es tu salario grosso (Si es que vives en Cuba y no eres otro de los tantos adoradores a distancia de lo que no tienen el coraje de vivir)

  • Y que me dice del deseo enfermizo de tantos que se prestan a seguirle el juego al dictador para arremeter contra el imperialismo y luego cínicamente verlos descargándole a las delicias imperialistas?. Por favor, que primero tenemos que dejar de ver a los hijos y nietos de Fidel y de Raul gozando la papeleta imperialista alrededor del mundo en hoteles cinco estrellas con sus Rolexs y sus gustos de caviar, ver a Tony Castro recorriendo los albergues de cubanos viviendo por viente años en espera de una casa en vez de jugando golf, a Raul con unos espejuelos como los que tienen que usar los demás viejos cubanos en vez de sus tan imperialist as Ray-Ban, y al Gran y mas anti-imperialista de todos Fidel, sin su jacket y sus tenis Adidas, cuando todos veamos esto, es que les tomaremos en serio que repudian ese odioso imperialismo de verdad.

  • A ver Gustavo,

    Acabo de proponer que el gobierno cubano permita a cualquier empresa del mundo vender servicios de Internet satelital a los cubanos. Con lo que no solo se resolvería el problema de conectividad de Cuba, sino que el gobierno cubano podría cobrar impuestos con los que, por ejemplo, podría mejorar las pensiones. Existen un montón de empresas que lo hacen y no tienen porque ser de Estados Unidos.

    Y ahora por favor explícanos mediante que pirueta mental a partir de lo que he propuesto llegas a la conclusión de que estoy defendiendo los asesinatos con drones, el terrorismo de Posada Carriles y hasta los asesinatos de Batista.

    Anda, Gustavo, vete a tomar una tila, o mejor, descárgate un buen video porno de Internet para desahogarte un poco porque tanta tensión te hace escribir esas cosas.

  • Gustavo,

    El coste del cable con Venezuela se lo podría haber ahorrado al completo el gobierno de Cuba. Fue un gasto inútil. Sería mucho más barato que Cuba le diese licencias de venta de conexiones a Internet a diferentes empresas. Entonces esas empresas, por su propio interés, ya se encargarían de financiar los cables que hiciesen falta. Y de paso Cuba ganaría dinero cobrando impuestos a esas empresas.

    Por poner un ejemplo, el gobierno de España no ha gastado ni un solo euro en infraestructuras de Internet. Toda la infraestructura de Internet en España la han instalado empresas privadas a coste nulo para la administración. Y a pesar de todo existen conexiones gratis de wifi en un montón de lugares públicos en España, empezando por las bibliotecas.

  • Gustavo

    Con tu glorioso pedrigree cuadro funcionario (Me encanta eso de “funcionario”) de la UJC, de profesor de la escuela del PCC, de abnegado dirigente de turismno, de defensor de la revolución, de antimperialista consagrado a la batalla contra el imperio ¿Por qué entonces vives en Barcelona, y no, en Cuba?

    ¿Y vienes a bajarte con esa milonga aquí? Tenga un poco de pudor y respeto por la inteligencia ajena, y predique con el ejemplo. La coherencia es una cosa muy bonita. cómase el cable primero, y llénese la boca después, “funcionario”, jajajajajajajaj

  • Pobrecito Gustavo, el amo le dio un permiso especial para vivir en Barcelona. Algo así como una carta de libertad como la que le dieron a la esclava Isa ura y para colmo se dedica a escribir basura que nadie lee

  • efectivamente,como decia el filosofo: mala persona es el que quiere que los demas no tengan lo que ellos disfrutan.Hay que ser muy mala persona para defender a los que hacen vivir a un pueblo en la oscuridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.