La homofobia retrocede en Cuba

Fernando Ravsberg

Photo from last year's Day against Homofobia activities by Caridad.

HAVANA TIMES, May 13 — No estoy en Cuba pero he leído que por estos días se realizan las Jornadas contra la Homofobia, organizadas por el Centro Nacional de Educación Sexual, presidido por Mariela, la hija del Presidente cubano Raúl Castro.

Pero el CENESEX ya no es el único convocante, nuevas organizaciones se suman a su esfuerzo, participan entre otros la Unión de Escritores y Artistas (UNEAC), el Consejo Nacional de las Artes Plásticas y el Centro de Prevención del SIDA.

Pero aun la oposición es fuerte, en la última entrevista que Mariela concedió a BBC Mundo nos explicó que su padre siempre le recomienda que haga las cosas de manera inteligente para que tenga menos resistencias y que busque aliados.

Nos dijo entonces que los prejuicios no tienen argumentos, no tienen lógica, no hay racionalidad detrás de ellos. Y nosotros queremos que el que no sea capaz de superar con conocimientos sus prejuicios, al menos que tengan la capacidad de respetar los derechos de otras personas.

El problema se complica cuando quienes tienen los prejuicios tienen también poder. Y lo cierto es que el Código de la Familia no se aprueba debido a que se le incorporó un acápite que recoge los derechos de los gay, transexuales y lesbianas.

Un importante diputado cubano me dijo indignado que Mariela le hizo un flaco favor cuando le incorporó ese tema. Ahora se retrasa su aprobación a pesar de que regula cosas verdaderamente importantes como los derechos de los ancianos.

Me gustara estar equivocado pero parece que hay diputados que están dispuestos a perjudicar a toda la sociedad frenando la aprobación del Código de la Familia con tal de que los homosexuales no tengan derechos legales específicos.

Y no se trata de que la propuesta de Mariela sea extremista ni mucho menos. En el tema de las parejas gay, por ejemplo, ni siquiera contempla el matrimonio o la adopción de niños, solo pide el reconocimiento legal de las uniones entre personas del mismo sexo.

Curiosamente algunos cuadros dirigentes del Partido Comunista llaman a la moderación respecto a la legislación sobre los gay, dicen que no quieren ofender a la comunidad cristiana. En realidad deberán referirse en concreto a las autoridades de la Iglesia Católica.

De hecho, esta jornada cuenta entre sus organizadores con miembros de iglesias protestantes, como el Centro Martin Luther King, quienes también son cristianos pero no fundamentalistas cuando se habla de la homosexualidad.

Verdaderamente el CENESEX va ganando aliados y además lo hace reconociendo la labor de otros que también llevan años luchando para que todos los cubanos tengan los mismos derechos ciudadanos, más allá de sus preferencias sexuales.

Es por eso que este año la actividad central contra la homofobia se realizará en Santa Clara. Se lo han ganado, es la primera ciudad que cuenta con un centro cultural con espacio para todos, desde un travesti y un joven rockero hasta los abuelos amantes del bolero.

Ese lugar es el Mejunje y fue creado por Silverio hace décadas, en la época en que el director del periódico de La Habana pedía operativos policiales para limpiar el malecón de tanto gay y travestis para que la familia cubana no se contamine.

Este periodista no les negaba su derecho a ser homosexuales pero les explicaba que tenían que serlo solo dentro de sus casas. Se produjo un fuerte debate en el que los más tolerantes propusieron que se hicieran lugares especiales para ellos.

Pero Silverio no cayó en la tentación de hacer un club para homosexuales. Por el contrario, tenemos que trabajar por integrar. Yo siempre he tenido muy presente el pensamiento martiano con todos y por el bien de todos y ahí están todos, me dijo en una entrevista.

La sociedad ha avanzado y la homofobia retrocede, ya nadie se atreverá a marginar a un intelectual por ser gay, o a negarle el acceso a las universidades y todos los directores de los medios saben que pedir campañas contra los gay implica ser despedido.

Sin embargo, la batalla continúa, la homofobia cuenta con aliados poderosos que boicotean desde las sombras.  Pero tienen el tiempo contado porque quienes niegan la diversidad van a contracorriente de la naturaleza humana.

Publicado con la autorizacion de BBC Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *