¿El periodismo cubano en un callejón con o sin salida?

Fernando Ravsberg

Foto: Raquel Pérez Díaz
Foto: Raquel Pérez Díaz

HAVANA TIMES — Una dirigente de la juventud comunista me confesó ser lectora fiel de Cartas desde Cuba, aclarando que no siempre está de acuerdo con los artículos del sitio. Se sorprendió mucho cuando le digo que yo tampoco estoy de acuerdo con algunos de los textos.

“¿Entonces por qué los publicas?”, me preguntó, y mi respuesta fue que incluyo todo lo que considero de interés para los lectores, más allá de mi punto de vista sobre el asunto e incluso en los casos en los que pienso diametralmente diferente.

Marco Rubio, por ejemplo, es una persona con la que no me identifico en nada. Sin embargo, hemos publicado muchas de sus declaraciones y propuestas, porque creemos que sus proyectos afectan a los cubanos, tanto a los de aquí como a los emigrados.

6.En Cuba el debate sobre los cambios en la prensa ocurre en las redacciones, en la Unión de Periodistas y en cualquier lugar donde se reúnan dos comunicadores. Foto: Raquel Pérez Díaz.
En Cuba el debate sobre los cambios en la prensa ocurre en las redacciones, en la Unión de Periodistas y en cualquier lugar donde se reúnan dos comunicadores. Foto: Raquel Pérez Díaz.

Hace unos días escribimos un twitt con la frase “ni mil manipulaciones de la #prensa nacional pueden impedir q los cubanos vean la realidad tal y como se desarrolla”. Se produjo cierto alboroto en las redes sociales y algunos se radicalizaron.

@FidelistaPorSiempre me amenazó con la expulsión del país: “no olvide su condición migratoria, usted no es cubano”. Como no logró amedrentarme extiende la amenaza a mi familia, al mejor estilo mafioso mencionó el nombre de pila de uno de mis hijos.

Lo paradójico es que la frase que desató las pasiones de los ultras no es mía, sino del blog de un periodista de Granma. Cartas desde Cuba reprodujo el texto, porque forma parte del debate que se está produciendo en los medios de prensa cubanos.

Al día siguiente, un lector anticastrista nos criticaba porque publicábamos un artículo de opinión del presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, Antonio Moltó, con la que justifica el trabajo de los medios oficiales y defiende la relación Partido-prensa.

Otros sospechan de oscuras intenciones en un reportaje sobre los que viven en las calles de Miami por no poder pagar un alquiler. El potencial migratorio cubano hacia esa ciudad es razón más que suficiente para que lo consideremos un tema de interés.

Tras esas incomprensiones se encuentra el concepto de periodismo-propaganda, en el que solo se da difusión a los temas que convienen políticamente, mientras se presiona a los comunicadores para que no critiquen y dejen sin voz a quienes piensan diferente.

7.La política informativa de Cuba la decide un pequeño grupo de funcionarios tan poco conocedores de la comunicación que han llegado a elaborar la misma portada para todos los periódicos.
La política informativa de Cuba la decide un pequeño grupo de funcionarios tan poco conocedores de la comunicación que han llegado a elaborar la misma portada para todos los periódicos.

Acabo de ver un programa estelar de la TV cubana elogiando los logros de la zafra en una provincia, sin decir ni media palabra sobre el incumplimiento en el resto del país. Es como alabar la fortaleza de una cadena mencionando al único eslabón que no se rompió.

Mientras, una amiga llegada el fin de semana, tras pasarse 15 días en Miami, nos preguntaba muy asustada cómo está la situación en Cuba, porque los canales de esa ciudad hablan de hambre, de apagones y de inminentes sublevaciones populares.

El problema que enfrenta el periodismo cubano -en ambas orillas- va mucho más allá de la censura, se adentra en una concepción que convierte a la prensa en una herramienta para hacer política y a los periodistas en soldados ideológicos afiliados a uno u otro bando.

Tampoco es un problema exclusivamente cubano. Muchos medios de Latinoamérica y España son propiedad de poderosos grupos económicos y son utilizados para acrecentar sus negocios y demonizar a los políticos que los enfrentan.

En EE.UU. toda la prensa apoyó la guerra contra Irak sabiendo que no existían evidencias de armas de destrucción masiva. The New York Times tuvo la decencia de disculparse públicamente después, pero eso no redujo el número de civiles iraquíes muertos.

Sin embargo, el mal de muchos es el consuelo de los tontos. Además, Cuba tiene una posición única, cuenta con periodistas de gran talento, todos los medios están en manos del Estado y tanto la población como el gobierno reclaman un cambio en la prensa.

Quienes defienden el actual estado de cosas nos “asustan” diciendo que la alternativa son los medios privados, pero es una mentira para “ilegalizar” cualquier iniciativa. La Constitución permite crear medios públicos,incluso,cooperativas de periodistas.

8.Los jóvenes de Cuba no ven en los medios de comunicación reflejadas sus vidas, sueños y frustraciones. Foto: Raquel Pérez Díaz
8. Los jóvenes de Cuba no ven en los medios de comunicación reflejadas sus vidas, sueños y frustraciones. Foto: Raquel Pérez Díaz

Entonces, ¿por qué sigue discutiendo año tras año la Unión de Periodistas sin llegar a nada? ¿Por qué no se dan pasos prácticos? ¿Por qué no se crea una “experiencia piloto” con un medio en concreto? ¿Por qué no dejar que la gente lo financie?

Encontraríamos millones de cubanos dispuestos a aportar dinero del propio bolsillo para financiar un medio público que cubra sus necesidades informativas, con comunicadores que responda a los lectores y no a un grupito de opacos funcionarios.

En vez de eso, los censores provocan otra de sus guerritas prohibiendo escribir para El Toque, de Radio Nederland, porque “lo financia el enemigo”. Andan tan perdidos que ni siquiera saben que ese sitio desaparecerá en un par de meses por falta de fondos.

No se alcanza la verdad persiguiendo periodistas por el ciberespacio, sería más útil crear medios atractivos que ofrezcan libertad editorial y un salario digno, un lugar donde los jóvenes desarrollen un trabajo honrado, del cual puedan sentirse orgullosos.


9 thoughts on “¿El periodismo cubano en un callejón con o sin salida?

  • el 30 julio, 2016 a las 4:54 am
    Permalink

    no hay tal grupo de funcionarios controlando lo que se dice en la prensa, hay uno solo, siempre es el que este de turno como jefe del dpto ideologico del CC. antes le toco a Aldana, ahora le toca a Alfonsito, lo mas que puede hacer es consultar con Machado y bajar las “indicaciones” a sus subordinados en este caso los “directores” de Granma y JR, el resto, espera por estos dos ultimos para elaborar su parte.

  • el 29 julio, 2016 a las 2:02 pm
    Permalink

    Bueno pregúntenle a Iroel Sanchez, uno de los ¨intelectuales¨ y vigilantes del ciberespacio haber que opina sobre esto.

  • el 29 julio, 2016 a las 1:20 am
    Permalink

    Pero y todas éstas preguntas sin sentidos que se hace éste señor?, y en un tono como de insatisfacción y hasta reclamando una prensa justa que se deba a los lectores y no a un grupito de funcionarios, es consciente del periodismo-propaganda, (quién mejor que el para saberlo?), y para dejarnos lívidos analiza que necesitamos una prensa “donde no la conviertan en una herramienta para hacer política y a los periodistas en soldados ideológicos afiliados a uno u otro bando”. Pero acaso a Fernando no se le conoce como al uruguayo periodista ideológicamente afiliado al régimen de los Castro?. Qué prensa es la que reclama Fernando?, porque la oportunidad de trabajar para una prensa con esos requisitos la tuvo en BBC, y por comportarse exactamente de la manera que ahora critica lo botaron, igual, qué mejor que vivir en tu propio país y con una prensa libre? Sin embargo nunca lo ha hecho. Y viene Fernando Ravsberg a radicarse en el país más desfavorable, el peor de todos! para hacer periodismo, al país donde la única credencial que tuvo que presentar fue la de unirse “al bando” de los tiranos para desinformar o tergiversar la verdad.

  • el 28 julio, 2016 a las 7:49 pm
    Permalink

    La verdad que el Sr Fernando se está pasando de listo al creer que con sus artuculos que “creen que dicen” . Así que los medios en España y Latinoamericanas son iguales a los de Cuba , no señor Fernando no sea mentiroso y manipulador ni compare ningún país con a Cuba ud sabe que en Cuba hay una dictadura que controla todos los medios y existe una censura y persecusion de todos los periodistas que sin se salen de la raya (incluyendolo a ud ) los que son cubanos tendrán que vender granizados y ud recoger sus bártulos y jugársela haciendo periodismo de verdad en su país sino a vender granizados también

  • el 28 julio, 2016 a las 6:26 pm
    Permalink

    Como siempre Fernando haciendo el papel de tonto util. Como el reportaje de la zafra azucarera en este post tambien Fernando nos dora la pildora y solo muestra un eslabon de la cadena. Al final si no eres cubano no podras saber realmente por que la prensa en Cuba no se comporta como prensa. Bastaria con explicar que en las dictaduras los medios de comunicacion se convierten en medios de propaganda ideologica y desinformacion de lo que ocurre realmente en el pais. Por eso la mayoria de los cubanos no conoce a los lideres de la oposicion politica y sus programas alternativos al fracasado socialismo castrista. Por eso las palabras oposicion y derechos humanos son palabras tabu para el pueblo. Por eso una frase tan simple como “vaso de leche” esta prohibida escribirla en un medio de propaganda en Cuba, porque los guardianes de la fe no quieren que el pueblo se acuerde de la promesa incumplida de Raul Castro hace demasiados 26 de julios atras.

  • el 28 julio, 2016 a las 4:23 pm
    Permalink

    Buena la inclusión de diferentes temas por parte del Sr. Fernando en su blog ( incluso en los casos en que piensa diametralmente diferente), le sugiero hacer otro tanto con los comentarios. Saludos.

  • el 28 julio, 2016 a las 12:19 pm
    Permalink

    No existe periodismo neutral pues todos los periodistas tienen criterios propios sobre cualquier cosa y, aunque no quieran , lo reflejan en sus trabajos. Por eso es importante que haya diversidad de prensa para garantizar la diversidad de criterios. Es absurdo pensar que un organo oficialista vaya a auto criticarse de tal manera que ponga en peligro la propia existencia del gobierno. Por eso son tan importante los medios alternativos y por eso mismo el regimen los ataca sin piedad.

  • el 28 julio, 2016 a las 12:04 pm
    Permalink

    ¿por qué sigue discutiendo año tras año la Unión de Periodistas sin llegar a nada? ¿Por qué no se dan pasos prácticos? ¿Por qué no se crea una “experiencia piloto” con un medio en concreto? ¿Por qué no dejar que la gente lo financie?..Fernando UD podra ser todo menos ingenuo,Si lo complacieran entonces aquello seria una democracia y no una dictadura.Por cierto he pasado un buen rato buscando en la prensa mas anticastrista de Miami y en ningun lugar veo que diga que hay hambruna en Cuba..Y la que hablo de sublevacion popular u otro maleconazo en primer lugar no fue la prensa de Miami..En una reunión del pleno ampliado de la Unión de Periodistas de Cuba
    (UPEC), Karina Marrón dijo que en la isla se estaba “armando una
    tormenta tan perfecta…este fenómeno de la reducción del combustible,
    de la reducción de la energía, señores este país no aguanta otro 93,
    otro 94, si no queremos ver protestas en la calle”..Por mucho que lo intenta,no logra ser imparcial..lleva mucho sin serlo,ya lo olvido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *