Aldeanos: El Concierto (II)

Regina Cano

Llegué al Cine-Teatro Acapulco, en el Vedado, a las 7:00 p.m., el cine del barrio de Aldo y el B. Sabía después de mucho insistir por días, que no tendría la acreditación prometida; ni entradas; pues se habían vendido todas las localidades, pero debía hacer lo posible por entrar o estar allí para ver los acontecimientos.  Allí encontré amigos solidarios en mi misma situación y que después nos rotamos una Credencial que nos permitió entrar y tener experiencias propias y ajenas para conocer la situación.

Pues gentes!, cómo contarles la desesperanza y debate que suscitaron gradualmente la ocurrencia de los hechos.

En primer lugar, en la zona exterior se encontraba una patrulla con cámara en el techo y dos policías con Laptop conectados a Internet.  Unos señores mayores al parecer del PCC, que uno interpeló a Mario para hablarle de Fidel y la Revolución Cubana, adultos y jóvenes de civil, que algunos fueron reconocidos por haber estado en la Marcha Contra la Violencia, más mucha policía y el comentario de que a unas cuadras estaba un camión de la Brigada Especial.

Asistieron menos gentes de lo que los presentes hubiéramos esperado, siendo un concierto de Aldeanos, lo cual tuvo mucho que ver con falta de promoción.  Imaginen, que como única promoción en la Sede Nacional de la Institución que los auspicia (AHS*), hubo volantes puestos en el baño, igual que se puede hacer en un cine, teatro o restaurante, como opción colateral. En la marquesina del Cine se leía la asistencia del grupo infantil La Colmenita y la proyección de una película de Sherlock Holmes.

Como podía esperarse en un gran concierto no faltó la prohibición del uso de cámaras de filmación y fotográfica, el cacheo y detector de metales. Aunque el público tiró mucha foto y filmó también.

Se corría la voz de que la AHS (Asociación Hermanos Saíz) había reservado muchas localidades, el ICRT (Instituto Cubano de Radio y Televisión) y la Policía, de la capacidad de un Cine que puede considerarse mediana; además de las acreditaciones de todo el que trabajó para lograr realizar el concierto en una semana, porque la negociación estaba hecha y el sí ya estaba dado; según me cuenta la productora “Raspadura” y que la promoción necesita 15 días mínimo para realizarse; que ellos hicieron un spot para la televisión y esta no lo aceptó por el poco tiempo para programarlo.

Hubo personas protestando porque le habían vendido entradas en taquilla que ahora en la puerta se consideraban falsas, se corría la voz que la habían vendido gentes autorizadas, pero podía no ser totalmente cierto, porque en los concierto subsiste paralelamente un mercado ilegal de revendedores, con los que la entrada valía 25 “pesos del salario” a las 7pm y después de las 9pm ya valían 5 CUC.

La apertura de Aldo al concierto, fue declarar que ellos no eran pagados y que pertenecían a la AHS y al Corazón del Pueblo Cubano y que este Concierto no era político, que el que esperaba un concierto así podía irse, que eso era cultura y por el pueblo cubano.

Pidieron un minuto de silencio por los cubanos ausentes, lo que el público respetó.

Los invitados fueron “26 Musas” y “Escuadrón Patriota,” que reúne a varios raperos: Silvito el Libre, El Enano, Soandry de Hermanos de Causa y otros.

Cercano al final, el público pedía la canción Cuba Libre y ellos respondieron que no podían, porque querían ir a Colombia.

Evidenciando así que la aceptación de las condiciones de la Institución les garantizará el viaje que hasta ahora no han logrado.  Será que comenzaron a pensar en ellos, cual humanos que ven pasar la tentación delante de ellos tantas veces y le hechan mano como a  tabla de salvación, dejando atrás los principios hasta ahora defendidos?; Como diría el pueblo cubano; con esa actitud que Aldo criticaba en el Documental:  “Qué más se puede a hacer, están luchando!”

Es como si la Institución estuviera confirmando con esto:  Nunca fuiste a vernos, si hubieras venido antes te hubiéramos dejado el camino libre y no hubiera habido ningún conflicto.

“Se lo hicimos,” gritaba Aldo corriendo detrás de las barandas metálicas puestas delante del Cine o te “Lo hicieron,” pensamos y nos dijimos varios del lado de acá de las mismas barandas.

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Atardecer sobre el Malecón habanero.  Por Tanya Koutsi (Grecia).  Cámera: Samsung S9 plus

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com