Viendo a Brasil con ojos cubanos

La tristeza no tiene fin – Chico Buarque

Isbel Díaz Torres

Copacabana
Copacabana

HAVANA TIMES – La playa de Ipanema irrumpe ante mis ojos. La música de Antonio Carlos Jobim resuena en mi cabeza, y tarareo los versos de Vinícius de Moraes. Pero el encantamiento dura muy poco: un vendedor de agua, exhausto, descansa por un segundo a la sombra.

La imagen de Regina Duarte, que en cierta telenovela se hizo rica vendiendo tamales en esta playa, ahora no parece tan creíble. Y ese ha sido el común denominador de mi reciente experiencia en Brasil: tras cada postal turística, un brochazo bien crudo me devuelve a la tristeza de esta nación-continente.

Las renombradas favelas de Río de Janeiro emergen tras los suntuosos edificios. La periferia está en el centro, arriba, abajo, mezclada con el glamour; y una extraña armonía parece mantener ¿hasta cuándo? ese orden de cosas.

Por su parte, la Avenida Paulista, la más rica y refinada de Sao Paulo, decora la base de sus limpias vidrieras con hombres y mujeres pobres, sin casa. Moradores da rua, les llaman allí, y me parece un título extrañamente poético para tan terrible destino.

IsbelConociéndome como me conoce, mi mamá me recomendó hacer solo fotos de las cosas “lindas” de Brasil; y las hice, por supuesto. El próximo fotorreportaje serán esas. Pero sin este ¿dónde quedaría la realidad de la gente bella de Jardim Pantanal, en las afueras de Sao Paulo?

Las construcciones para el mundial de futbol han impactado a esa comunidad, pero en Cuba el diario Granma solo habla de fiesta del deporte brasileño.

Como si caminara por Marianao, se me muestran las casas derruidas, sin sistema de desagüe, paredes sin repellar, apuntaladas. Niños descalzos empinan papalotes. Me siento como en casa.

Tengo fotos de personas muy humildes en La Habana que también viven en las calles. En Brasil, sin embargo, esa realidad se impone a cada segundo, en cada esquina, en cada entrada del metro. No puedo apartar mis ojos de esas personas, de esos cartones que son sus únicas camas, de esos harapos que lavan en las fuentes públicas y tienden en las cercas junto a lujosos autos. Y son cientos, miles.

IsbelUna noche, en un bar, con unas mesitas dispuestas en la acera, mientras bebía una cerveza con unos amigos, un hombre se acercó, y sin pudor alguno me pidió las croquetas que había en mi plato. Un nudo en mi garganta me impidió responderle.

En un gesto resuelto aquel hombre tomó con sus manos sucias el contenido de mi plato, sin dejar ni una miga. Quizás fue efecto de la cerveza, pero una lágrima corrió por mi mejilla. El hambre y el desamparo ajeno, que no me son desconocidos, me dieron un garrotazo allí.

Pero hay otras fotos que también mostraré: en Sao Paulo y Río, los trabajadores, los estudiantes, los moradores da rua, no se quedan en silencio. Luchan por la felicidad que les han quitado quienes están en el poder.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

13 thoughts on “Viendo a Brasil con ojos cubanos

  • el 27 marzo, 2014 a las 11:46 pm
    Permalink

    MIranda, este niño Isbel, y le digo niño, porque es mucho menor que yo, …yo ya no sé, si está con Dios o con el Diablo, …una cosa es cierta, el día que Cuba sea libre, va a sufrir, porque como le ha calado el castrismo( lo que él llama izquierda), si viera la de fotos de derrumbes y mendicidad, prostitución y habaneros, comiendo de latones de basura, que tengo atesoradas…Ipanema, es Contry Club….ja ja ja…ni modo, esta clase de cubanos (quiero decir Isbel) también es …cubano.

  • el 27 marzo, 2014 a las 2:18 pm
    Permalink

    Oiga deje el cuento. Esos profesionales que Vd se inventa que piensan que el infierno está allí, ¿por qué no regresan a Cuba? la verdad es que los cubanos salen por patas hasta para Africa. Y no sea ignorante, infórmese un poco y verá que antes que llegara el Cagastro en Jefe el PIB percápita cubano triplicaba el de cualquiera de esos países que menciona y Cuba exportaba lo mismo que México, un país con 10 veces más población y territorio. Ahora los médicos cubanos se van de esclavos para poder comprar un aire acondicionado.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 27 marzo, 2014 a las 1:56 pm
    Permalink

    otra cosita.
    has tocado el tema que para nada los medios de derecha analizan. para ellos esos millones de gente son vagos o perdedores en un sistema de “muchas posibilidades” Esos son los mayores inmorales.
    Agrega a tu post si puedes fotos de los ninos descanzos en los semaforos de las grandes ciudades pidiendo limosnas entre los lujosos autos. gracias

  • el 27 marzo, 2014 a las 1:49 pm
    Permalink

    Isbel.
    Y eso que esta visitando la octava economia del mundo, la locomotora americana sin crisis economica ni embargo norteamericano. Es incomparable el PIB brasileiro percapita con el de Cuba pues este es inmenzamente mas elevado. Sin embargo Cuba hace mas por su gente y no se ven las injusticias y miserias humanas que alli se ven.
    Yo vivi en Brasil algo mas de 6 mese, conoci Brasilia donde vive la clase media y las ciudades perifericas llamadas satelites donde malviven los trabajadores pobres y el hermoso San Pablo donde es peor la situacion tambien en los barrios pobres.
    En Brasilia conoci y comparti con unos 15 cubanos que se reunen en un terreno de beisbol de esa famosa ciudad donde celebran un torneo con las embajadas de los paises con tradicion en ese deporte.
    Son medicos, ingenieros, deportistas, profesores que han decidido probar suerte fuera de su patria. Son todos profesionales graduados en Cuba y que lograron quedar trabajando en las respectivas esferas de sus profesiones. Por tanto te hablo de personas que no estan mal economicamente.
    Sin embargo todos coincidieron en un punto cuando afirmaron ” pensabamos que Cuba era el infierno pero ahora nos hemos dado cuenta que el infierno esta aqui “.
    Colombia y Mexico los cuales tambien visite son paises al igual con muchisimas mas riquesas que el nuestro y la miseria da pena. Gracias

  • el 27 marzo, 2014 a las 11:55 am
    Permalink

    Que tonto reportaje el de este cubano cree que llego a brasil de la tierra de donde no hay miseria no se habra dado cuenta que la economia de cuba es tan miserable que tienen que dejarles ir a paises de latinoamerica asi como de africa para poder lograr tener algo decente en sus casas de cuba ya que sin ello estarian mas jodidos de lo que estan este tipo creo que nunca salio a las calles de la habana y nunca vio a sus propios mendigos que ignorante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *