Una sonrisa puede cambiarnos la vida

Fotoreportaje por Luis Rondón Paz

Specialized attention for children.
Specialized attention for children.

HAVANA TIMES — La sección infantil del Hospital Ortopédico Julito Díaz, del reparto Fontanar en el municipio Boyeros, de La Habana, tiene un clima diferente; allí reina la inocencia, el amor y la dedicación de los trabajadores, valores elementales del ser humano que al final marcan la diferencia en la vida de niñas y niños cubanos con discapacidades, personas que, en su mayoría, desde que nacen están obligadas a vivir aisladas de la sociedad.

“El Julito Díaz en la actualidad es uno de los pocos centros médicos del país que cuenta con cuatro salas para infantes con discapacidad, en las cuales hay espacio para 70 pacientes”, relató a Havana Times Eduardo Dunn, quien actualmente ocupa el cargo de jefe de Servicio de Rehabilitación pediátrica del hospital. Agregó que la institución garantiza a las madres estadía y comida, ya que esto proporciona a las niñas y niños un clima familiar e inclusivo que incide de forma positiva en su recuperación.

Physical therapist with a child.
Physical therapist with a child.

Eduardo comentó, además, de la existencia de una escuelita primaria de educación especial para pacientes de ingreso permanente, quienes, debido a su discapacidad, no pueden integrarse a la sociedad como lo hacen la mayoría de esa edad.

Pese a la escasez de recursos de la unidad médica, eventualmente esta recibe visitas de otras instituciones que permiten a la sociedad acercarse a la vida de esos pequeños con limitantes físico-motoras e intelectuales.

“Estas iniciativas comunitarias, culturales y de entretenimiento, permiten que las habilidades cognoscitivas y motoras de las niñas y los niños aumente exponencialmente. Lograr que estas personitas nos regalen una sonrisa, le cambia la vida a cada padre, madre, y personal médico comprometido con su recuperación”, concluyó Eduardo.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

Luis Rondón

Luis Rondón Paz: Activista, Queer, informático, actor, fotógrafo, estudiante y aprendiz de periodista. Original de Santiago de Cuba. Creo que las personas somos proyectos de vida en constante transformación. Soy consecuente y responsable de mis actos. Comprometido con las causas justas y amante de las buenas acciones. Hoy escribo sobre Cuba en el exilio, libre de la tortura psicológica y persecución de la dictadura cubana.


One thought on “Una sonrisa puede cambiarnos la vida

  • el 24 octubre, 2015 a las 8:59 am
    Permalink

    Nada tan doloroso como ver una persona discapacitada, doblemente doloroso cuando de niños se trata. Digna de admiración la labor de los trabajadores del hospital, de los maestros de estos niños, Dios les bendiga. Yo especialmente recuerdo en los durísimos años 90, que practicamente no existía transporte, cerca de mi casa todos los días por la tarde circulaba una guaguita Girón repartiendo a niños deficientes visuales que regresaban de la escuela, nunca lo olvido y agradezco que, en medio de tantas vicisitudes, se les mantuvo su transporte y escuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *