Templos y santuarios

Fotoreportaje por Janis Hernández

Iglesia Católica Santa Teresa

HAVANA TIMES, Oct. 14 — Todas las grandes y pequeñas ciudades del mundo poseen en su entorno arquitectónico, tanto austeros como monumentales edificios destinados al culto religioso y que en la actualidad forman parte del patrimonio cultural de cada lugar.

La historia de las religiones ha quedado eternizada a través de la obras de construcción, y de esto Gilles Ivain, en su libro “Formulario para un nuevo urbanismo”, 1958, dijo:

La arquitectura es la forma más sencilla de articular el tiempo y el espacio, de modular la realidad, (…) No sólo una modulación plástica, que son la expresión de una belleza pasajera, sino también una modulación influencial, que se inscribe en la curva eterna de los deseos humanos y de los progresos en la materialización de dichos deseos.”

Es así que hoy contamos con todo tipo de estilos, conformando un panorama eclético que va desde el bizantino, arábico, gótico, y viaja por el renacentismo, el barroco, el neoclacismo hasta el art nouveau o el art deco, como vestigio de las religiones, ese conjunto de creencias y prácticas rituales que individuos o grupos han mantenido hacia lo que consideran divino o sagrado.

Iglesia Pentecostal El Calvario

A lo largo de toda la historia de la humanidad las personas han construido sitios con este fin específico.  Así fue que aparecieron las muchas formas de nombrarlas: santuarios, templos, ermitas, sinagogas, capillas, iglesias, basílicas, abadías, etc.  En las que se veneran imágenes o reliquias de uno o varios santos (iglesias católicas fundamentalmente), o las que tan solo son sitios de oratorios y predica (iglesias protestantes y de otras religiones)

Mi ciudad Santiago de Cuba y sus cercanías, poseen también estas evidencias de la relación de la humanidad con su fe.  Diferentes y atractivas convenciones arquitectónicas están ahí erigidas, desafiando al tiempo y contando por sí misma una historia.

Santiago tiene un mayor número de iglesias católicas que de otro tipo y creo es algo común para toda la isla, le sigue en cifras los templos de las congregaciones protestante y después una pequeña representación de sinagogas.

En céntricas calles, en barriadas periféricas, en una colina en el medio de un cayo, en un poblado de las afueras, no importa, cualquier sitio fue siempre propicio para que los creyentes levantaran sus templos y santuarios.

Click on the thumbnails below to view all the photos in this gallery

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *