Santiago de Las Vegas: una ciudad olvidada, pero no perdida

Fachada de la que fue la estación de trenes de Santiago de las Vegas, actualmente es una vivienda.

 

Fotoreportaje por Luis Rondón Paz

HAVANA TIMES — Santiago de Las Vegas fue una de las ciudades de mayor movimiento comercial y social del país, destacada por la extraordinaria limpieza de sus calles asfaltadas y en perfecto estado a mediados del siglo XX, gracias a la gestión del alcalde Benjamín Rodríguez Camero o Mino, como popularmente le decían.

Para mantener las calles impecables, el Departamento de Salubridad de La Habana tenía un inspector que realizaba su trabajo a cabalidad, asegurándose de que las calles fueran barridas a diario por un personal encargado de esa faena.

En cuanto a la higiene en las calles de Santiago las leyes eran muy estrictas; era ilegal echar desperdicios o papeles en las calles, y quien lo hacía se arriesgaba a ser llevado ante los tribunales y pagar una multa; se advertía también que de reincidir, recibiría una pena de cárcel de hasta 30 días.

La Farmacia de Fina al costado del Ayntamiento.

 

Mayormente, lo que los trabajadores de sanidad recogían en las calles era el estiércol de los caballos de los campesinos, que venían diariamente al pueblo a traer leche y otro tipo de productos a comercios y personas que eran clientes habituales.

Como dato interesante, entre las funciones del mismo inspector de sanidad que se ocupaba de que se mantuvieran las calles limpias, estaba también la de inspeccionar la leche que traían los campesinos para velar que esta no fuera adulterada “aumentándola” con agua.

El campesino que se sorprendiera con leche adulterada era llevado ante los tribunales y multado. También ese mismo inspector recorría las calles para evitar que la gente del pueblo echara agua a la calle, ya que eso traería como consecuencia criaderos de mosquitos y el consiguiente mal olor. Quien lo hacía recibía una advertencia y, en caso de reincidir, recibía como sanción una multa. Solamente se permitía echar agua a la calle los sábados, ya que era el día que se conocía como de “baldeo” de la casa y de la acera del frente de esta por sus residentes.

La sociedad veguera contaba con sociedades como la “Aliados Chinos, el Casino Español,La Gloria, el Club Atlético Santiago y el Centro de Instrucción y Recreo”. Según los registros tomados del proyecto de digitalización del patrimonio pictórico de Santiago de las Vegas, dos de las sociedades cobraban a sus asociados $0.60 centavos al mes, con ese impuesto se podía disfrutar de amplios salones de recreación habilitados con todos los juegos de salón permitidos por las leyes, tales como dominó, tute, tresillo, mahjong, ping-pong, ajedrez, damas, entre otros.

En Santiago existía una alta cultura literaria, la población podía acceder a todos los periódicos que se publicaban en la capital diariamente, Impresos Excélsior, El Mundo, El Diario de la Marina, Información, El Crisol, Prensa Libre, El País, Avance y las revistas semanales Bohemia y Carteles. Además de los periódicos municipales como El Heraldo Santiaguero, Antorcha, Géminis, y otros.

Otro dato importante, en Santiago de Las Vegas fue donde por primera vez fue celebrado de forma oficial y masiva el día de Las Madres.

En contraste con la actualidad

Monumento de Las Madres

 

El pasado siglo, Santiago de Las Vegas mantenía su status de provincia, y lo perdió, según residentes del poblado, por una inadecuada gestión política en los años 60. En la actualidad, la mayoría de los sitios donde había una amplia vida cultural y comercial se perdió casi por completo, a excepción de la actividad por el Día de las Madres, gestionada por la iglesia de Santiago con el movimiento de Masones en la localidad. Según testimonio de quienes han vivido toda su vida en el vecindario veguero, relatan con dolor la pérdida de la tradición cultural y la indolencia frente al deterioro del patrimonio cultural.

Las fotos que se muestran dan testimonio del estado del patrimonio arquitectónico y cultural del poblado santiaguero que una vez fue municipio. Y las antiguas son tomadas del portal www.santiagodelasvegas.org, los registros de la Iglesia de Santiago de Las Vegas, la Biblioteca Nacional y la desinteresada colaboración del profesor de Historia del Arte Ruddy Fernández Martínez.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


15 thoughts on “Santiago de Las Vegas: una ciudad olvidada, pero no perdida

  • el 26 noviembre, 2017 a las 2:55 pm
    Permalink

    lo que le queda a mi pueblo Santiago de las vegas.pobre pueblo.asen 38 years no veo y hoy se ve peor que cuando yo vivia alla.

  • el 2 febrero, 2016 a las 4:53 pm
    Permalink

    Plenamente de acuerdo con su opinión.

  • el 8 octubre, 2015 a las 6:20 am
    Permalink

    Campo Luna, puedes explicarnos a los cubanos y habaneros que comentamos, por que no crees que sea verdad lo que decimos?

  • el 3 octubre, 2015 a las 10:35 pm
    Permalink

    No creo que sea verdad de lo que se quejan estas personas con respecto de Santiago de las Vegas pero a pesar de todo lo que dicen prefiero esa situación y no la que vivimos no solo aquí en mi municipio sino sino en todo mi país (Colombia); da tristeza, desesperación, rabia de ver tanta miseria, injusticia, represión para defender los privilegios de unos pocos poderosos que gozan de privilegios amparados en el terrorismo y la confusión que generan los medios de comunicación para dominar a la población. Si alguno de ustedes conoce a Colombia y no ha mirado esto seguramente es porque a lo mejor hace parte de los círculos que tienen el privilegio de hacer turismo por los lugares vedados a nosotros los colombianos y por la misma razón no le ha quedado tiempo o no le han permitido hacer presencia en lugares a los que nos toca frecuentar a los colombianos de a pié para constatar la triste realidad de nuestra población. Se arguye que por razones de seguridad no es aconsejable visitar determinados lugares; tal es el temor de los ricos que no se sienten tampoco seguros en su propio país. ¿Entonces para qué la seguridad democrática que tanto cacarean los ricos de mi país? Pura mentira, puro engaño. Aquí no hay sino miseria, engaño y terrorismo de los ricos contra los pobres. ¿Por qué nos dejamos engañar?

  • el 3 octubre, 2015 a las 4:40 pm
    Permalink

    Con lo cerca que esta de La Habana y el potencial agrícola de sus tierras, este municipio debería ser rico y sus habitantes teniendo un elevado nivel de vida. Creó que allí esta un historico instituto de investigaciones de la agricultura. Pobre Cuba.

  • el 28 septiembre, 2015 a las 2:24 pm
    Permalink

    Es cíclico el tema de la basura, hay semanas en las que está impecablemente limpia, pero hay otras que es un asco por problemas de supongo inadecuada planificación de las recogidas, el tema del agua, Santiago sigue a golpe de pipas, hay casas a las que entra agua y otras que no. a mí desde enero hasta hoy el agua por tuberías ha llegado 5 veces. por lo que te puedes imaginar como está el asunto, amén de que no tengo acometida independiente la cual solicité hace meses y aún estoy en espera.A pesar de que el director de Acueducto de Aguas del sur haberse comprometido y luego a través de una tercera persona retractarse, supuestamente porque hubo un mal entendido en la comunicación , bla bla bla.
    ahora estoy a través del Gobierno para que presionen a la dirección de Aguas del Sur y acaben de ponerme la acometida directo a mi casa.
    El problema de Santiago de Las Vegas es además de la cantidad de salideros, la presión del agua. sumado a esto la sequía.
    Regresando a Stgo de Las Vegas,
    Lo que es hoy el municipio Boyeros es lo que fue Santiago de Las Vegas.
    cuando hice la investigación, en platica que tuve con un historiador retirado, es para echarse a llorar. pero bueno, el patrimonio cultural no se va a perder, este trabajo ayudará a abrir los ojos de mucha gente que quizá se anime a rescatar las tradiciones culturales.
    En el poblado hay disposición, pero no hay plata ni recursos para echar adelante los proyectos culturales.
    Lamentablemente uno de los grandes impedimentos es la burocracia que frena muchas iniciativas que pueden posicionar la población veguera.

  • el 26 septiembre, 2015 a las 1:18 pm
    Permalink

    tambien pueden hacer negocio con el resto del mundo, no solo con el vecino de el norte, cuanto dinero se gasto haciendo guerritas y ayudando a otros paises para lucir bien.

  • el 26 septiembre, 2015 a las 1:15 pm
    Permalink

    y la piquera de las guaguas?

  • el 26 septiembre, 2015 a las 11:45 am
    Permalink

    Luis, en una de las fotos veo una calle llena de basura en la acera, lo que hace pensar que ademas del deterioro arquitectónico también hay serios problemas con los servicios básicos. Ya se resolvió el problema del servicio de agua?

  • el 26 septiembre, 2015 a las 11:29 am
    Permalink

    Parece una ciudad después de una guerra. Todo esta hecho talco. Y esta ciudad esta a escasos kms de la capital de Cuba, entonces imaginen como estarán los centros urbanos de las zonas rurales. No hay dudas que el régimen castrista ha destruido el pais, aunque algunos se empecinen en negarlo y justificarlos.

  • el 26 septiembre, 2015 a las 8:19 am
    Permalink

    isabel Cristina:

    También con todo respeto permítame rectificarla “lo que hace el descuido, la indolencia, la burocracia”, y un mal gobierno que prioriza solo lo necesario para mantenerse en el trono, y no las necesidades reales, las aspiraciones y los sueños de su pueblo al que ve como un medio, y no como un fin. Un gobierno, en fin, que ha dejado destruida a la nación como ningún otro; que hace y deshace a su antojo, que lo ha hecho por más de medio siglo legislando lo que le ha dado la gana sin contraparte alguna; y que no siente ninguna obligación de rendirle cuentas a nadie. Y, lo peor de todo: que aspira a perpetuarse así, gústele al que le guste, y pésele al que le pese.

  • el 25 septiembre, 2015 a las 5:48 pm
    Permalink

    He leído con ‘interés lo que hablan de Santiago de las vegas, y resulta interesante, y con gran respeto, me pregunto: si después del triunfo de la revolución cubana, no se hicieron escuelas, círculos infantiles, policlínicos, hospitales en Santiago de las vegas. Si todas las personas sabían leer y escribir, si todos podían llegar a estudiar en la universidad. Sin dudas, sabemos lo que hace el descuido, la indolencia, la burocracia y un bloqueo de más de 50 años de tan poderoso vecino del norte.
    Quisiera todo lo mejor para ese lugar y para todos los lugares de cuba que han experimentado el deterioro por las causas mencionadas. Por ello me sumo a la preocupación de todos y hago mi comentario con nombre y apellidos.

  • el 25 septiembre, 2015 a las 1:49 pm
    Permalink

    Muy buen reportage escrito e ilustrado de una de las ciudades mas movidas de los alrededores de la ciudad de la habana

  • el 25 septiembre, 2015 a las 1:34 pm
    Permalink

    Así mismo ha pasado con toda Cuba a partir de 1959, y no debido a ningún “bloqueo” externo, sino debido a la desidia, el abandono, la incapacidad, el robo de un gobierno que no le ha interesado para nada el bienestar de su pueblo, sino sólo el mantener el poder político y el dinero en sus bolsillos.

  • el 25 septiembre, 2015 a las 10:57 am
    Permalink

    Gracias al autor, por el texto y por las fotos, testimonio preciso de como era antes y después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *