Rincón martiano, Fragua martiana

Fotoreportaje por Elio Delgado

HAVANA TIMES, 22 nov. — Fundidos en un solo lugar el Rincón martiano y Fragua martianarinden homenaje a  nuestro apóstol Jose Julián Marti y Pérez (1853 -1895).

Rincón martiano

El Doctor Federico Castañeda logró determinar, luego de una exhaustiva investigación -a la cual aportó mucho el plano de las canteras (copia) del presidio levantado por el Doctor Esteban T. Pichardo- , el lugar exacto en el que había cumplido la condena impuesta de trabajo forzado Jose Marti, con la idea de que el lugar fuera considerado como una verdadera reliquia histórica patriótica.

Años más tarde, Gonzalo de Quesada y Miranda, guiado por Castañeda, hace una visita al lugar acompañado del otrora Historiador de la ciudad, Manuel Isidro Menéndez  y Emilio Vasconcelos, jefe de urbanismo municipal, todos martianos.

Esta idea encontró cada vez más investigadores y estudiosos,  defensores de la idea de preservar aquel “lugar único en que quedan aún las huellas … donde trabajó y sufrió Jose Marti” (Tomado de Félix Lisaso en Carta al Presidente de la República).

El domingo 31 de octubre de 1943 se determinó que el lugar se convirtiera  en un rincón martiano.

Al destacado escultor Teodoro Ramos Blanco se le encargó la confección en bronce y mármol del monumento y a los arquitectos Dudefaix y Febles levantar el proyecto y el presupuesto de gastos.

El 11 de febrero de 1944 por decreto presidencial (270) se otorgó un crédito de 20 000 pesos para las obras del Rincón Martiano en las canteras y la creación de un Patronato, organismo asesor del Presidente de la República.

Poco después se iniciaron las obras bajo la dirección del arquitecto Enrique Gil. El 6 de abril de 1944, en acto solemne, quedó inaugurado el Rincón Martiano.

Se encuentra en el sitio que en el siglo XIX ocupaban las canteras de San Lázaro. Está ubicado en la calle Príncipe esquina a Hospital y el sector en el cual trabajó Marti se identificaba con La Criolla.

Lugar pequeño, tranquilo, acogedor en el que el amor y la paz tocan nuestros corazones.

Jose Marti, Adolescente condenado a trabajo forzado por ideas independentistas

Marti tenía 17 años cuando fue condenado a trabajos forzados en estas canteras (1871) por haber enjuiciado a un ex-condiscípulo suyo que se había integrado a las filas del Cuerpo de voluntarios, fuerza militar auxiliar al servicio del régimen colonial español.

Le cortaron  el cabello, lo vistieron  de presidiario, le fijaron  en el tobillo  de la  pierna derecha un grillete unido a la cadena que presionaba su cintura.

Su salud se resquebrajó notablemente y sus ojos se enfermaron por la cal.

Si bien estuvo condenado a 6 años, gracias a la gestión realizada por sus padres y un amigo de ellos  fue deportado a la finca El Abra en Isla de Pinos para luego ser desterrado a España.

Acerca de sus sufrimientos en este lugar escribió:

“¿Qué es aquello?

Nada.

Ser apaleado, ser pisoteado, ser arrastrado, ser abofeteado en la misma calle, junto a la misma casa, en la misma ventana donde un mes antes recibíamos la bendición  de nuestra madre.

¿Qué es?

Nada.

Pasar por allí con el agua a la cintura, con el pico en la mano, con el grillo en los pies, Lasheras que días atrás pasábamos en el seno del hogar, porque el sol molestaba nuestras pupilas y el calor alteraba nuestra salud. ¿Qué es?

Nada.  

Volver ciego, cojo, magullado, herido, al son del palo y la blasfemia, del golpe y del escarnio, por las calles aquellas que meses antes me habían visto pasar sereno, tranquilo, con la hermana de mI’mor en los brazos y la paz de la ventura en el corazón.

¿Qué es esto?

Nada también.

¡Horrorosa, terrible, desgarradora nada!…” (Tomado de: El  presidio político en Cuba).

Al dorso de su retrato de presidiario escribió Marti esta dedicatoria a su madre el 28 de agosto de 1870:

“Mírame, madre, y por tu amor, no llores.

Si esclavo de mi edad y mis doctrinas,

Tu mártir corazón llené de espinas

Piensa que nacen entre espinas flores.”

A pesar de tantísimo sufrimiento, fue un hombre que amó a su familia, la patria, la vida, la libertad, que le dio un lugar cimero a la amistad y la lealtad;  no hay en su ideario una sola palabra de odio, ni de venganza.  “Escasos, como los montes, son los hombres que saben mirar desde ellos, y sienten con entrañas de nación, o de humanidad” y Marti, lo mismo que para sus amigos, para sus detractores cultivó una rosa blanca.

Fragua martiana

Fue en las canteras de San Lázaro  donde se forjaron los ideales y la personalidad de este patriota cubano. Es por eso que  Gonzalo de Quesada y Miranda, fundador del Seminario Martiano de la Universidad de La Habana el 21 de noviembre de 1941 tuvo la iniciativa de hacer este lugar.

Su nombre hace referencia a las palabras pronunciadas por Marti en un trabajo sobre Guatemala: “Una escuela es una fragua de  espíritus: ¡ay de los pueblos sin escuelas! ¡Ay de los espíritus sin temple!” pero fue en medio del dolor del presidio, “el más rudo, el más devastador de los dolores,” donde se fraguó el espíritu invencible del organizador e ideólogo de la guerra de independencia de Cuba, del fundador del partido revolucionario cubano cuyos estatutos (manuscritos), podemos ver aquí.

Es uno de los museos de mayor valor histórico de La Habana. Fue construido durante la presidencia del Doctor Carlos Prío Socarrás. Se culminó  en el año 1951 y se inauguró oficialmente el 28 de enero de 1952.

Desde su creación, la Fragua Martiana ha estado directamente vinculada al quehacer martiano de la Universidad de La Habana. Desde el 24 de octubre de 1962 la Fragua y el Rincón Martiano pasaron a la custodia definitiva de este centro docente.

Al crearse el 15 de febrero de 1984 la Cátedra Martiana de la Universidad de La Habana, la Fragua se convirtió en su sede.

Entre las personas ilustres que han visitado la Fragua martiana está María Mantilla (enero de 1953).

La Fragua martiana está en la calle Vapor esquina a Hospital.

Su aporte más importante es la conservación y transmisión del ideario martiano. Es un lugar de encuentro con la historia y un símbolo.

Click on the thumbnails below to view all the photos in this gallery


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *