Persiste el Art Déco en La Habana

Fotorreportaje por Elio Delgado Valdés

HAVANA TIMES — El XII Congreso Mundial de Art Decó concluye hoy en La Habana con la asistencia de 15 países. Uno de los objetivos del congreso ha sido  ilustrar acerca de la necesidad de preservar estas joyas de nuestro pasado. El estilo Art Déco tuvo su auge en la primera mitad del siglo XX, durante las cuales se construyeron en La Habana numerosas edificaciones con esas características.

Tanto las edificaciones del estilo Art Déco como las de otros estilos que constituyen joyas de la arquitectura, han recibido la mayor atención por parte de la oficina del historiador de La Habana, a pesar de las dificultades económicas propias de un país subdesarrollado, además sometido a un bloqueo económico que dura más de 50 años.

El edificio más representativo del Art Déco en La Habana es el Bacardí, que fue remozado hace poco tiempo. Actualmente, entre otras edificaciones, se trabaja en la reparación del inmueble que ocupa la antigua Escuela de Veterinaria.

En otras provincias, como Matanzas y Cienfuegos, los edificios patrimoniales de las distintas corrientes arquitectónicas de épocas pasadas, también reciben la mayor atención, de acuerdo con las posibilidades.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


2 thoughts on “Persiste el Art Déco en La Habana

  • el 24 marzo, 2013 a las 9:33 pm
    Permalink

    Muy buen trabajo, Elio, como siempre.Felicidades. Un saludodo, desde N.Y. Cari

  • el 21 marzo, 2013 a las 8:00 am
    Permalink

    Es con un sentimiento de tristeza que yo paseo por la Habana mirando esta ciudad y pensando en lo que una vez era. Infelizmente no puedo fijar me demasiado en los edificios por que es necesario mantener una mirada para bajo a no ser que uno quiere meter el pie en un hueco. Al mismo tiempo cuidado porque te puede caer un pedazo de un balcón en tu cabeza en cualquier momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *