Navidad igual pero diferente

Fotoreportaje por Irina Echarry

HAVANA TIMES, 25 dic. — Se acaba el 2010, un año más se nos escapa como la arena entre los dedos.  Los cubanos y cubanas que vivimos en la isla intentamos sobrevivir el día a día sin perder la esperanza, aunque convencidos de que las soluciones para los problemas que tenemos deben salir de nuestras mentes y nuestras buenas intenciones.

En un rápido recorrido por las calles habaneras los diferentes timbiriches de venta de Cds, DVDs, comida ligera o artículos de plomería nos regalan un paisaje diferente.  Para creyentes o no creyentes la navidad se nos muestra en las dos monedas, las tiendas en divisas ofrecen un decorado con más calidad y los establecimientos en moneda nacional se adornan con menos colores y brillos, pero el kitsch reina en todas partes.

Mientras algunas personas comentan que no hay ambiente de Noche Buena o que este fin de año pasará inadvertido; otras sacrifican el infeliz cerdo que han engordado para la ocasión.  Lo cierto es que el 2010 ha sido un año duro y el próximo, hasta ahora, es incierto.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *