Memorias de Regla (Fotorreportaje)

El viejo terminal de Regla con La Habana Vieja en el fondo.

Por Irina Pino

HAVANA TIMES – Para ir al Municipio Regla se debe tomar la lanchita en la Avenida del puerto, el viaje dura apenas diez minutos. Podemos tener la fantasía de que atravesamos el mar para dirigimos a una isla maravillosa. A veces he sentido miedo de que la lancha se hunda o se quede varada en las aguas. Al tocar tierra, se me pasa la sensación.

Uno de sus lugares emblemáticos es la iglesia, donde hay un altar para la virgen negra. La primera vez que visité el templo, fui con una amiga a pagar una promesa de salud. El acto fue solemne y muy conmovedor.

De importancia tiene la Refinería de petróleo Ñico López, y la empresa alimenticia Prodal, la que provee de croquetas y hamburguesas a la cadena de tiendas. Productos que mi entender no tienen la calidad que representan.

No muy lejos está la vieja terminal de las lanchas, que aún sobrevive.

Sus calles son empinadas, la arquitectura es una mezcla loca, porque coexisten casas coloniales y otras modernas que son realmente espantosas y desafían al urbanismo con sus construcciones chapuceras.

También se ven inmuebles abandonados y otros que no cumplen su objetivo, como el Teatro Céspedes.

La Colina Lenin, obra creada por la fallecida escultora y escritora Thelvia Marín es un espacio interesante. Cuando subes, se convierte en un imponente mirador, se divisan las casitas de Regla como si fueran parte de una maqueta.

Allá arriba hubo un círculo infantil, devenido luego en un sitio para encuentros sexuales. En sus paredes pululan los mensajes con palabras soeces.

En Regla la vida puede ser aburrida, un único cine, el museo, la biblioteca, el liceo, donde de vez en cuando toca un grupo musical, y el estadio.

Sin embargo, me encantan las callejuelas, cercanas al embarcadero, y sus antiguas casonas me trasladan a siglos anteriores.

Aquí les van estas fotografías, por si alguna vez se les ocurre pasar por Regla. Les animo a que caminen por sus calles, reflexionen sentados en el malecón. Si les coge la noche, pueden ver las luces de La Habana Vieja desde la distancia.

Ah, otro dato curioso: su nombre aborigen fue Güaicanamar.

Vea más galerias de fotos aquí en Havana Times.


3 thoughts on “Memorias de Regla (Fotorreportaje)

  • el 15 enero, 2022 a las 7:12 am
    Permalink

    lindas fotos, agradable recuento. Solo una breve corrección: el lugar abandonado para tomar las lanchas siempre ha sido conocido como “el emboque”.

  • el 13 enero, 2022 a las 3:45 pm
    Permalink

    Pobres pueblos de cuba

  • el 8 enero, 2022 a las 1:19 am
    Permalink

    Altar-de-la-Virgen-de-Regla
    Un Santuario sul mare e la Madonna Nera: le leggende dietro la devozione a Tindari.
    La Virgen Negra de Tindari.
    La leyenda cuenta que la mujer se da cuenta que la hija habia caido en mar desesperada se da cuenta que las olas se retiraban dejando un espacio a la arena, hasta que tendio la mano y recupero a su hija. Era femina y negra, la hija.
    Vista desde del alto la arena tiene la forma de una madre con en el regazo su hijo.
    Se puede ser ateo sin perder la dulzura.
    https://www.balarm.it/news/un-santuario-sul-mare-e-la-madonna-nera-le-leggende-dietro-la-devozione-a-tindari-109531

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *