Los Pinos, una barriada de Arroyo Naranjo

Fotorreportaje por: Luis Enrique Gonzalez Muñoz y Ernesto Gonzalez Diaz

HAVANA TIMES — Los Pinos es una pequeña localidad situada en el periférico municipio de Arroyo Naranjo,  colinda con otras del mismo municipio como Vieja Linda y Miraflores y la línea de ferrocarril que la atraviesa la divide del municipio de Boyeros.

Es una localidad que se hace a veces un poco inaccesible desde el punto de vista del transporte, pues no es atravesada por ninguna vía principal como la calzada de Managua o la de Bejucal, por donde circulan mas ómnibus y taxis.

Los Pinos es también una barriada de gente humilde, trabajadora y “luchadora”. Uno de los atributos fundamentales del lugar es la llamada Avenida de los Apóstoles, y justo en ese lugar estábamos haciendo las fotos de este reportaje cuando unos niños de alrededor de 7 u 8 años, que jugaban animadamente en la calle, nos vieron y les llamaron la atención nuestras cámaras.

Uno de ellos dijo “mira dos fotógrafos de verdad”, (como si hubiesen fotógrafos de mentiritas), y  otro que tenía un mazo de mamoncillos en la manos, que no lo soltaba ni para jugar futbol, nos pidió que le hiciéramos una foto. Yo le hice la foto y le pregunte ¿Están ricos los mamoncillos?, y él respondió que sí y nos ofreció uno a cada uno de nosotros. Con frecuencia las personas más humildes son las más generosas.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


3 thoughts on “Los Pinos, una barriada de Arroyo Naranjo

  • el 18 julio, 2018 a las 2:00 pm
    Permalink

    Allí nació mi padre Josè Martín Vargas Pérez el 09 de julio de 1926. Era hijo de un chofer de la empresa Crusellas y Cia.
    Antes vivió en calle Durege.

  • el 26 agosto, 2013 a las 8:01 am
    Permalink

    Gracias a ti por tu comentario,,, la laguna que mencionas no la vimos, pero puede existir

  • el 25 agosto, 2013 a las 4:41 am
    Permalink

    Gracias, Luis Enrique y Ernesto, por refrescarnos la memoria. Cuando era un fiñe, como esos de los mamoncillos, a cada rato me iba del Vedado a Vieja Linda, a casa de un primo que vivía allí. En la zona había (supongo que ahí se mantiene), una extensa laguna donde se podían pescar unas buenas carpas. En eso pasé más de un domingo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *