La Habana de noche

Fotorreportaje por Ernesto González Díaz

HAVANA TIMES — La Habana, no es una ciudad que se caracterice por grandes luces, ni anuncios lumínicos publicitarios de gran tamaño. La crisis energética por la que atravesó el país en los años 90, redujo el alumbrado público a la mínima expresión. Pero paulatinamente se ha ido recuperando algo de la belleza que aportan, al paisaje nocturno de la ciudad, las luces de los grandes avenidas y las calles principales.

Aquí mostramos un conjunto de imágenes tomadas en la ciudad, en muchos de los lugares más emblemáticos y conocidos de la misma, como el Malecón, el hotel Nacional, la Fortaleza de la Cabaña, el Morro, que todos los días a las 9 de la noche, se ilumina con el tradicional cañonazo, el paseo del Prado, la Plaza Vieja en el centro histórico de La Habana, la calle Infanta, la escalinata de la Universidad  de La Habana  y el Parque Central entre otros sitios.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


13 thoughts on “La Habana de noche

  • el 1 marzo, 2014 a las 8:57 pm
    Permalink

    Te puedo asegurar, man, que tu selección de fotos es la más comentada que ha publicado H.T. ¡Esa toma en el Parque Central muy buena!

  • el 1 marzo, 2014 a las 2:10 pm
    Permalink

    Las fotos no estarian malas si no fuera porque precisamente las tomaron en lugares ESCOGIDOS. Lugares que , segun el articulo, muestran una recuperacion de las luces de la ciudad.

    Se imaginan sin la tal recuperacion? Es mas, no hay que imaginarselo. El que quiera ver que camine la habana toda.

    Esas fotos no son de la habana. Son de una minuscula parte de ella.

    Lamentablemente hay mucha gente facil de manipular con cualquier mejora aparente. Esas personas no se dan cuenta (o no quieren darse cuenta) que esas “mejoras” no son mas que un regreso a lo que ya desde mucho ANTES habia.

  • el 28 febrero, 2014 a las 7:11 pm
    Permalink

    Isbel no te caigo a galletas porque estoy muy lejos y ademas por lo vieja y destartada que estoy. Estoy peor que La Habana. Esas fotos son horribles y la culpa no es del fotografo.

  • el 28 febrero, 2014 a las 4:35 pm
    Permalink

    Bellas fotos!
    Felicidades al fotógrafo

  • el 28 febrero, 2014 a las 3:43 pm
    Permalink

    Qué desastre, parece una película de Frankestein.

  • el 28 febrero, 2014 a las 3:03 pm
    Permalink

    Lapón.

    Exactamente lo mismo me pasó a mí la última vez que fui: Coppelia era una boca de lobo a las 10 de la noche, La Rampa toda apagada; el Habana Libre, muerto en vida, y, agárrense, ¡Era la última semana de diciembre!

  • el 28 febrero, 2014 a las 2:29 pm
    Permalink

    Cuatro faroles encendidos, en los tres o cuatro lugares emblemáticos reservados a los turistas, no se vale que La Habana paulatinamente ha ido recuperando su iluminación. Hoy La Habana dista mucho del esplendor cosmopolita de la ciudad que siempre fue, hoy es una ciudad descuidada, triste y obscura, reflejo de un gobierno que no la ha amado.

  • el 28 febrero, 2014 a las 1:50 pm
    Permalink

    Yo estuve en en mes de julio en La Habana y en plena Rampa, -digamos que el -supuesto- corazón de la ciudad, me sentía que me iba a salir por cualquier boca calle, un delincuente y robarme o quién sabe a qué por la oscuridad que había por todo 23 y eran sólo las 10 de la noche. Yo trabajé en el mismísimo ICRT, por más de 20 años, y ni en las madrugadas había visto semejante oscuridad y sentido de abandono.

  • el 28 febrero, 2014 a las 1:45 pm
    Permalink

    Me perdonas, Ernesto. La Habana es innengable que es preciosa, pero no me hables de sus -supuestas- luces nocturnas. El día que salgas de Cuba vas a ver, de verdad, lo que es una ciudad iluminada. Y no te hablo ya de París, New York, Londres, Buenos Aires, Lima, Ciudad México, Sidney o Madrid. Te hablo de pueblitos pequeños de simples pescadores o campesinos. Esos son lucesitas de arbolito de Navidad después de la fecha bíblica. No es ni la chancleta de lo que fue La Habana.

  • el 28 febrero, 2014 a las 12:15 pm
    Permalink

    La Habana es una ciudad oscura.

    A eso súmale, que es una ciudad con pocos semáforos, con muchas calles doble vía, con escasísimos centros nocturnos; vaya, como un pueblo de campo donde hay que acostarse a las 9:00 pm. Es un ejemplo vivo de una ciudad que vive un proceso de ruralización.

    Si ya entramos en el tema de la depauperación es como ver “La Tierra sin humanos”.

    A esas fotos solo le falta una tomada desde el aire. He llegado de noche a La Habana y se siente como llegar a un lugar deshabitado. No parece que llegas a una ciudad de dos millones de habitantes, sino a algún pueblecito.

  • el 28 febrero, 2014 a las 11:17 am
    Permalink

    Yo la sigo viendo bastante oscura y es mejor que sea asi hasta que se pueda reparar un poco mas. Como dice el refran de noche todos los gatos son pardos y la oscuridad es lo mas conveniente para tapar el churre, la falta de pintura, los derrumbes y apuntalamientos, los urinarios a cielo abierto y el sexo casual

  • el 28 febrero, 2014 a las 10:50 am
    Permalink

    Coño, parece que en el Focsa y edificios aledaños no vive nadie. Hasta el Nacional se ve lúgubre y solitario.

  • el 28 febrero, 2014 a las 8:37 am
    Permalink

    Coño, casi necesito prender la luz para ver las fotos. La Habana es lo más triste que uno pueda imaginar. No sé cómo pretenden aumentar el turismo asi…. y esa es La Habana!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *