La Habana de las estatuas vivientes

Fotorreportaje por Grisel García Risco

HAVANA TIMES — En muchas ciudades del mundo las «estatuas vivientes» o «estatuas humanas» se han convertido en un fenómeno socio-cultural. En La Habana comenzaron a hacerse populares hace algún tiempo, principalmente en las zonas del casco histórico con más afluencia de público.

Uno de los principales méritos de estos actores, es permanecer inmóviles durante largos períodos de tiempo. Esta quietud solo se ve interrumpida durante algunos instantes, cuando algún espectador le ofrece una moneda para disfrutar de su performance o compartir una fotografía.

Verdaderos artistas del maquillaje y la interpretación se dan cita cada día en el boulevard de Obispo. Obreros plateados, hadas, arlequines, un hombre de barro y hasta un corsario, son algunos de los personajes que concurren en esta calle.

Si nos desviamos, siguiendo la calle Mercaderes hasta Amargura, encontraremos a Pepe Rivera (El Santiaguero), una de las estatuas vivientes más famosas de La Habana. Mientras, no muy lejos, un negrísimo señor le disputa admiradores al carismático santiaguero.

A unas cuadras de allí, en los alrededores del convento de San Francisco de Asís posa, junto a su propia estatua de bronce, el legendario Caballero de Paris; pionero de esta manifestación artística en Cuba y máximo exponente de la riqueza expresiva de este arte callejero. Ocasionalmente lo acompañan un chelista muy bien caracterizado y una mujer toda vestida de blanco quien, con poemas y jazmines, también atrae la atención de los curiosos.

Sin lugar a dudas, las calles de la Habana Vieja no tendrían el mismo encanto sin la magia de sus estatuas vivientes.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

31 thoughts on “La Habana de las estatuas vivientes

  • Excelentes fotos sobre las estatuas vivientes de nuestra ciudad, me gusto mucho “Hombro con hombro”, besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *