La cultura africana en Cuba a través de los tambores

Fotoreportaje por Elio Delgado 

Tambores Arará

HAVANA TIMES, 17 oct. — Los museos Casa de África y Nacional de la Música han organizado una exposición de instrumentos musicales y objetos rituales, vinculados a las diferentes culturas con antecedente Africano establecidas en Cuba con motivo de la conmemoración del aniversario 130 del natalicio de Don Fernando Ortiz Fernández.

Los bienes patrimoniales que se exhiben fueron estudiados por Don Fernando, sobre todo los instrumentos musicales, con los que tuvo un mayor vínculo cuando escribía su monumental obra “Los instrumentos de la música afrocubana” publicada  en cinco tomos entre 1952 y 1954.

Todo lo expuesto tiene un origen común, las colecciones creadas desde principios del siglo XX en los museos Luis Montané de la Universidad de La Habana y el Nacional.

A principios de la década de los 60, al crearse el Instituto de Etnología y Folclore se funden dichas colecciones que son enriquecidas  con nuevas piezas colectadas durante los trabajos de campo.

En 1985 se tomó la decisión de dividir la colección; los instrumentos musicales pasaron al Museo Nacional de la  Música y a la Casa de África, los objetos rituales.

Veinticinco años después tiene lugar esta exposición que constituye el primer paso de un proyecto mancomunado  entre ambas instituciones para profundizar en el estudio y divulgación  de tan importante legado cultural de la nación cubana.

El conjunto Biankomeko

Conjunto Biankomeko

Está vinculado a las ceremonias que se desarrollan en las sociedades abakuá, que surgieron en los cabildos de origen carabalí hacia la década de 1830 en áreas aledañas a las zonas portuarias de las provincias de La Habana y Matanzas. Dichas sociedades se han mantenido vigentes hasta el presente.

El Biankomeko está integrado por cuatro tambores, el de Mayor tamaño se llama Bonkó Enchemillá, los tres restantes Enkomos, identificados de forma particular: Obía- Apá, Kuchi  Yeremá y Biancomé, ellos forman parte del conjunto Un Ekón y Un Erikundi.

Los tambores constituyen un juego que fueron confiscados en 1902 por la policía y al año siguiente pasaron a formar parte del museo Montané de la Universidad de la Habana, poco después a la colección privada de Fernando Ortiz, quien  en la década de 1930 encargó a un artesano la restauración de los mismos para ilustrar una conferencia, Don Fernando Ortiz los dona en 1955 al Museo Nacional.

Conjunto de Güiro

Conjunto de güiro

Los conjuntos de güiro, AGBE o Chequeré están presentes desde el siglo XIX en los rituales de la santería acompañando cantos y bailes en las ceremonias mortuorias, de iniciación, ofrendas, limpiezas y conmemoraciones.

Originalmente aparecen en las regiones de La Habana y Matanzas; luego llegan al centro y oriente de la isla durante las primeras décadas del siglo XX. Este instrumento se ha mantenido vigente hasta el presente y ha  trascendido a la música popular.

Por mucho tiempo, el conjunto instrumental estuvo integrado por tres güiros  y la parte metálica de una guataca, hasta la década de 1930, cuando se le incorpora una tumbadora y años después otra. Poseen nombres propios como Caja el de mayor tamaño; Mula, el segundo; Dos golpes, el mediano; Cachimbo omelé, salidor  y Un golpe, el más pequeño.

Los tres instrumentos constituyen un juego; no hay referencias de su procedencia original; formaron  parte de la colección privada de Fernando Ortiz, quien los donó al Museo Nacional en 1954.

Click on the thumbnails below to view all the photos in this gallery




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *