La ciudad bañada de luz y lluvia

Fotorreportaje por Ernesto González Díaz

HAVANA TIMES – Mágica y eclética se nos muestra La Habana, bañada de luz y lluvia, cubierta de un cielo plomizo. Se mezclan en el paisaje la esbeltez del Someillan con el racionalismo del Focsa y la belleza del Hotel Nacional. Los primeros construidos en el Vedado en la primera mitad del siglo XX.

El Someillan fue un proyecto del arquitecto cubano Fernando De Castro Cárdenas y del también arquitecto e ingeniero estructural José A. Vila Espinosa. Este último también dirigió el equipo que calculó la estructura del Habana Libre. El Someillan está situado en la calle O entre Línea y 17.

Junto al Focsa, el Hotel Nacional y el Habana Libre dan forma al característico “skyline” habanero.

Por su parte, el Focsa también es un proyecto cubano, considerado una de las siete maravillas de la ingeniería civil cubana. Fue proyectado por el grupo de arquitectos constituido por Martín Domínguez Esteban, Ernesto Gómez Samper y Bartolomé Bestard. La ejecución estuvo a cargo del ingeniero Luis Sáenz Duplaces.

El edificio Focsa tiene 36 pisos y se basa en las ideas del reconocido arquitecto francés Le Corbusier, de una estructura autónoma dentro de una ciudad. Está compuesto por 373 apartamentos, garajes, una escuela, un supermercado, tiendas y restaurantes.

Muy cerca, a solo unos minutos en auto, está el origen de la ciudad, el llamado casco histórico. Aquí resalta la Plaza San Francisco de Asís, construida en 1559, con un convento y basílica que destacan por la majestuosidad de su barroco. 

El Capitolio y el Gran Teatro son imprescindibles en el paisaje citadino. El capitolio fue un proyecto de Eugenio Raynieri Piedra. Situado en el centro de la capital del país, entre las calles Prado, Dragones, Industria y San José, es el origen kilométrico de la red de carreteras cubanas.

Según plantean algunos expertos, es uno de los seis palacios más relevantes a nivel mundial. Ambos muestran toda la grandeza de una arquitectura que a pesar de haberse desarrollado a imagen y semejanza de lo que se hacía en Europa y Estados Unidos, no deja de ser genuina, autóctona y orgullo de todos los cubanos.

Vea más galerías de fotos en Havana Times.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *