La carismática vida pública de La Habana

Mejor que el individualismo consumista de ciudades estadounidenses

Fotorreportaje de BRANSON QUENZER, lector de HT

HAVANA TIMES — No hay nada nuevo en saber que los ritmos de la música cubana son distintos y fantásticos. Ellos son escuchados todas las noches por los turistas, pero lo que no logran conocer muchos de los visitantes son los sonidos locales de los barrios, y es en las calles donde se puede encontrar el pulso real de La Habana.

La música es libre para los entusiastas residentes de los “barrios” habaneros, y el canto y la danza se difunden por las calles, haciendo partícipe al vecindario de un coro de actividad vespertino.

Los días de música pública en los Estados Unidos han desaparecido prácticamente. Las bocinas han sido sustituidas por los auriculares; las puertas y las ventanas se mantienen cerradas y aseguradas, porque las personas sienten desconfianza de los extraños, y las regulaciones relacionadas con los ruidos locales han eliminado todo tipo de evento espontáneo.

El resultado es un ciudadano introvertido que carga su día solo, posiblemente con música, pero sin saber cómo y ni siquiera ver cómo esta se crea.

En los días más calurosos, cuando el aire de La Habana apenas ofrece alguna brisa, los vecinos, con frecuencia, se limitan a dejar que la explosión de los tonos estéreos musicales salga de los balcones con las persianas abiertas, mientras se relajan y suplican que llegue algo de viento proveniente del Caribe para refrescar el ambiente.

Los sentimientos de los cubanos reverberan entre los edificios y los muchachos del barrio, con más resistencia para el sofocante verano, se reúnen y juegan a las bolas o al béisbol, como si estuvieran en un video de música popular.

Estados Unidos se ha vuelto sordo y ha enmudecido a la cultura pública. Las ciudades estadounidenses están llenas de personas que trabajan hasta morir y se cierran al mundo que les rodea usando dispositivos de medios portátiles, ya sea para desconectar o para conectarse a un videojuego que adormece la mente por dos centavos.

Los mercados de La Habana son una orquesta de colores más vibrante visualmente, con sonidos un poco más caóticos. Todavía las frutas se pesan a mano y los precios cambian y fluctúan requiriendo que los compradores interactúen con el producto y el vendedor.

Hay una sensación de vitalidad en las áreas del mercado, donde se apilan, clasifican y muestran las frutas y las verduras… los vendedores de café expreso a un peso en moneda nacional echan raíces en la periferia del mercado, dando a clientes y vendedores por igual un sorbo de cafeína para mantener al mercado activo, incluso durante el caluroso verano.

Los ‘súper’ mercados han reemplazado a los mercados locales en todo los Estados Unidos. Ahora, hay incluso súper súper mercados que venden equipos electrodomésticos junto a fertilizantes para césped al aire libre, al lado de las frutas y los vegetales.

Estos masivos almacenes abarrotados tienen millones de nombres de marcas de bienes de consumo que realmente nadie necesita, pero, por alguna razón, la mayoría de las personas se ven obligadas a comprar. Cualquiera que trabaje allí estará apilando artículos en silencio y escaneando los códigos de barras en una tienda uniforme, que es exactamente igual a la de al lado.

Pero en La Habana, carros de granizado son empujados a lo largo de los mercados, mientras gotean hielo derretido bajo la sombra de un paraguas que proporciona aún más color y frescor al lugar. Y si usted está de humor para un aperitivo, puede comprar churros, maníes o palomitas de maíz que son envueltos en un papel de forma cónica, no solo para mantener los alimentos en la mente, sino en la barriga de los habaneros.

Eso sin mencionar las sonrisas, las bromas y las historias que los bulliciosos vendedores cuentan gozosamente para mantener a todo el mercado bien vivo y equipado no solo con producción, sino también con risa.

Por supuesto que están en su puesto de trabajo, pero desde cuándo trabajar significa que vivir la vida tiene que terminar. Por el contrario, los mercados habaneros son lugares para comerciar tanto los bienes, como las particularidades de la cultura cubana.

En una cultura que muestra la individualidad ideológica como lo hace Estados Unidos, el individuo, sin duda, se pierde en las paredes de la marca comercial. Los compradores sonríen torpemente unos a otros a medida que pasan empujando sus carritos de compras de gran tamaño. La tienda es impregnada por un aura de incómodo silencio, el cual los propietarios empresariales tratan de anular al poner en los parlantes a las 50 canciones más populares del momento. Esto no funciona, pues los estadounidenses gastan todo hasta endeudarse.

La mayoría de los laicos han tomado conciencia durante las últimas décadas de que la retórica hiperbólica brinda más entretenimiento que la realidad política. Esto es cada vez menos autorizado y, espero, menos tolerado. Y lo que viene del discurso en el cada vez más pequeño mundo en el cual vivimos es la constatación de que las personas comunes son más similares que diferentes. Esperemos que Estados Unidos no exporte más su cultura de consumo y comience a aprender de las calles carismáticas de La Habana.

www.bransonQ360.com

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.



26 comentarios sobre “La carismática vida pública de La Habana

  • Las fotpos son muy buenas. El texto, un tipico ejemplo de esa suerte de cretinismo gringo -divorcio con el “rudo mundo real”- mezclado con ramplonería culposa.

    Respuesta
    • Concuerdo contigo Haroldo pero por supuesto no es generalizable a todos los Gringos.
      Existen muchos americanos con muy buen entendimiento de la situación cubana actual.

      Respuesta
  • He visto mercados populares en Costa Rica, México y varios países de Europa. En nigún puesto de frutas, viandas o vegetales puestos en una plaza o en plena calle, he visto, hablando a lo criollo, “la cochiná” que hay en todos los mercados agropecuarios que haya visto en Cuba: para empezar, las viandas, frutas y vegetales no se han beneficiado en absoluto, y están llenas de tierra. Los vendedores con las manos mugrientas te agarran los productos; muchas veces ellos mismos con la ropa sucia; las tarimas y las pesas dan grima del tierrero. De la carne, ni hablar: Sin refrigeración, muchas veces con las moscas pululando o posadas encima: los dependientes la agarran con las manos desnudas llenas de sangre seca hasta en la uñas. creo que ningún país que se respete permitiría vender alimentos con la falta de higiene con que se venden en los mercados agropecuarios de Cuba.

    Respuesta
  • Buena viñeta para una guía de turismo, pero yo prefiero un barrio tranquilo donde pueda dormir sin ruidos, un mercado donde compre lo que me de la gana y escuchar lo que me guste a la hora que sea sin molestar a nadie. El autor debe ser de algún pueblo Amish de Pensilvania. Miami es ruidoso entre las bocinas de los autos con regeton a todo meter, las fiestas de santería, los BBQ de los sábados y todo lo demás. Suerte que en las fotos no salen las moscas alrededor de las carnes

    Respuesta
  • Si de lo que se trata es de carismático, exótico y alegre, los barrios de la Habana no superan otros lugares en el mundo. Aunque llame la atención y enamore esa espontaneidad popular de otros países, sobre todo cuando se campara con una sociedad individualista y consumista como USA, se cae en el error de extrapolar esa situación local a la sociedad en general o al pensamiento de la gente sobre la sociedad en que viven. La plaza de Jamaa el Fna con su musica, sus encantadores de serpientes, malabaristas, vendedores y fogatas nocturnas no pueden ser mas carismática y exótica, y hasta los niños pobres africanos son muy espontáneo y encantadores, ahora, pregúntele a esa gente que piensan de su realidad y de su país…… No lo ven nada “carismático”.

    No obstante me pareció interesante este articulo costumbrista escrito por un extranjero. Me gustan los escritos costumbristas. Me gusta hasta el costumbrismo de D’Annuncio con sus escenas de Napoli, su descripción de los vecindarios, las tendederas colgando en los barcones, las mujeres cantando canciones napolitanas y otras bellas pinceladas, pero nunca concluí que aquello era Italia, o por lo menos que debería haber otra Italia para los italianos. El fascismo. Por Amor a Italia, se prestaba a estar al lado del Duche en aquellos discursos hiper nacionalistas en la Plaza del Popolo. Aquello si era carismatico de verdad.

    Respuesta
  • Muy buenas las fotos. Tuve la curiosidad de visitar el webpage del autor y resulta q tiene muy buenas series de fotos, inclusive de EU, donde ha tomado fotos de lugares como farmers market, fried food fest, civil war battle, que reflejan exactamente lo q esta tratando de negar de EU. Practicamente lo q dice en este articulo lo niega con su trabajo en EU, vivir pa ver.

    Saludos, Luis

    Respuesta
  • Las fotos nada tienes que ver con el texto y sus comparaciones simplonas con los super de los USA. Yo he visto mercados en latinoamerica y son muy ordenados y limpios. Ademas de la venta de productos del agro ofertan deliciosas comidas criollas elaboradas alli mismo que es algo que nunca vi en Cuba. Pero bueno, parece que este gringo solo ha salido de los USA para ir a Cuba.

    En los USA ademas de los supermercados que son lugares limpios, bien iluminados, climatizados, con musica agradable y con los alimentos con todas las garantias higienicas, existen pequeños tiendecitas de barrio donde puedes comprar frutas y verduras todo el año. Muchas de produccion local e importadas de latinoamerica fundamentalmente. Entonces no te faltan los aguacates, limones y mangos mexicanos, las yucas y malangas dominicanas, los platanos fruta y machos de Ecuador, Colombia, Costa Rica. Ahora mismo hay un auge de los verduras hidroponicas y durante todo el año puedes comprar luchugas, tomates, etc frescos.

    Yo no le veo ningun romanticismo a los sucios, oscuros y calurosos agromercados cubanos. Sin contar los robos descarados en las pesas del siglo 18 que utilizan.

    Respuesta
    • Yo vivo en China… 我在中国过了十年了。¡gracias por leer!

      Respuesta
      • 你真的已经有10年的在中国到目前为止?你在北京吗?我在这里已近20年

        Respuesta
          • Asere por que están escribiendo en chino. Es una competencia para ver quien sabe más?

          • Jaja…sólo quería invitarlo a tomarse unas cervezas y comer pollo kongpao cuando pase por Pekín…

    • Para Los curiosos como yo de que es lo que hablan en chino.
      Isidro pregunta
      De verdad llevas 10 años en China yo llevo 20 años.
      Google translate is such a big help in this Tower of Babel that is the internet! :-)

      Respuesta
  • No hay peor cuña que la del mismo palo, amén

    Respuesta
    • ¿Qué, hablando frente al espejo?

      Respuesta
    • Átila me dejaste sin comprender la idea que has tratado de expresar.
      Cuando te refieres a cuña del mismo palo te refieres a los cubanos que aquí comentan o te refieres al americano que escribió el post? Por otra parte “amen” significa “que así sea” lo cual es un oximoron! Estas por un lado siendo negativo y por el otro afirmando que quieres que sea así? Es esa tu intención?
      La verdad no entiendo.

      Respuesta
  • ñoooooo, por lo veo el autor nunca ha venido a new york manhathan, Washington heights. porque mas ruidoso, autoctono y alegre que los dominicanos no hay. ademas aca hay mercados, como explica el, y mercados donde la musica es desagradable al oido. bodegas llenas de vida, ferias de productos organicos, vaya todo a gusto del consumidor. lo que si no he visto nunca es un mercado, como uno muy famoso en la habana vieja, que solo oferte vino seco “el mundo” y no se pueda firmar. y no lo digo yo, preguntele a conan o’brian el host del program late night show.

    Respuesta
  • Al articulista se le nota su admiración por “el buen salvaje cubano”. Si tuviera que comer y vivir como un cubano de a pie como los que retrata, saldría despavorido a refugiarse en los super climatizados de los EEUU. Parece ser un señor muy aburrido con su vida que viene a buscar”entretenimiento” en el Caribe. Haroldo lo dijo muy bien, un cretinismo gringo que se expande a todos los otros cretinos de otros lugares del mundo que se complacen con “el buen salvaje sonriente”, no tienen entendederas ni interés de enterarse de nada más.

    Respuesta
    • Ya Brandon aclaró que vive en China…y garantizo que aquí tiene bastante que ver para no aburrirse…

      Respuesta
      • Isidro, pues convídalo a que hable de su visión de los chinos, a ver si es menos ramplón en su visión.
        Porque de los cubanos no entendió nada.

        Respuesta
        • Marlén:

          Si te fijas en el comentario de Brandon, verás que ya le lancé mi pequeña “provocación”…

          Respuesta
  • No quisiera ponerme en los zapatos del americano… Si un día en la Habana se encuentra a alguno de los comentaristas de HT, pues, lo mínimo es que coja llorando una lancha y se vaya hasta el polo norte; adiós Cuba, adiós USA!

    Respuesta
    • A no ser que sean de los mismos que dan palos y actos de repudio a las Damas de Blanco y a UNPACU. Estamos acostumbrados a vivir en democracia, asi que escuchamos opinions diferentes y las respetamos, lo que no quiere decir que estemos de acuerdo. al menos yo pienso asi.

      Respuesta
  • Brandon, si algun dia viene por Miami, haga este recorrido que la obligacion de recoger a mi nieta y llevarla a la escuela me permite realizar diariamente: Partiendo de la 137 Av del SW y desde la calle 152 al sur, hasta la 216 aqui girando al este hasta la 87 Av. Tarimas o puestos o como le llamen de personas individuales, que me da la impresion que no tienen licencias, yo conté por curiosidad, 17, que venden: Aguacates (abocados) (la mayoria estan en los dos idiomas), verdes, maduros, pintones, a todos los precios que ud. quiera, pudiendo regatear si compra mas de uno, limones, (verdes y amarillos), mangos de todos los tamaños, guayabas de masa blanca y roja, melones y melones de Castilla, platanitos (Jhonson y manzanos), verdes, maduros, pintones, medios podridos por un lado, mameyes de todos los tamaños y precios, verdes, maduros, pintones, anones, chirimoyas, anoncillos (verdes) y una variedad roja que ni yo sabia que existia y que hay en Cuba por Pinar del Rio, si sigo con las frutas no termino, vamos a la viandas y vegetales, platanos machos y burros, vuelvo de nuevo, veerdes, pintones y maduros, boniatos (varios tipos) yuca, malanga, calabaza, maiz tierno criollo (igual que el de Cuba), lechugas, tomates (no sigo), con orden e higiene a pesar de estar al aire libre, coco de agua frio y guarapo de caña hay 3 lugares, una batidora (yo le llamo asi) con batidos de todas las frutas ya dichas, dos personas en lugares diferentes vendiendo tamales (el cartel dice: CUBANOS HECHOS EN CASA), un señor vendiendo “coquitos acaramelados”, ud. los conoce ?, dos pequeños trailer con: PIZZA CUBANA, y hot dog, dos señoras en lugares diferentes, con Girasoles y varios tipos de flores, dos pequeños Grocerys, un racho con esparcimiento para niños y mayores, (alquiler de Ponis) un pulguero enorme, este esta un poco mas al sur pero cerca, 3 estaciones de gasolina, a $ 2.33 hoy, gracias al fracking de USA, los viernes y sabados, tiendas de campaña con ventas de todo tipo de ropa, zapatos y un sin fin de productos, en este recorrido hay dos limosneros (aqui le dicen Homeles) mayores, tienen $733.00 dolares de ayuda mensual, $180 en cupones de comida, un Easy Pass que les permite montar en bus y trenes de gratis, un telefono con 250 minutos mensuales gratis, unos espejuelos por año, en la 152 y la 137 hay una (Shoping trapo) donde pueden comprar un pantalon Pitusa casi nuevo por $ 2.00 dolares, Medicare que le cubre toda su asistencia medica, extracciones dentales, limpieza y una protesis cada 5 años, transporte para llevarlo y traerlo a los turnos, un alberque donde pueden dormir y alimentarse, pero parece que les gusta estos focloricos lugares como ud. dice, niños en bicicletas, jovenes locos en motorcicletas de carreras sonando sus escapes, una enorme escuela por donde hay que pasar casi al paso de una persona a pie con el carro, pocilias custodiando el transito a la hora de salir los niños, 5 areas deportivas, dos tienen iluminacion y estan abarrotadas por las noches, una tiene piscina, las otras noches segun pude leer, un marido engañado mató a su esposa y al amante, vi la direccion yo paso por ahi pero ni huellas parece haber de lo que pasó, pues bueno que les parece esta cultura y las calles carismáticas de La Habana.

    Respuesta
  • Muy buenas fotos, cuando decidas regresar a Cuba te invito a las calles, ya conoces mi email.Saludos

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Atardecer, Cienfuegos, Cuba. Por Jeff Marot (Canadá). Cámera: Huawei P20

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com