Fotos para turistas despistados

por Maykel Paneque

2
Foto por Raul Canibano

 

HAVANA TIMES — Dentro de 50 años, esperemos que menos, cuando alguien quiera saber sobre la múltiple realidad cubana, esa que no aparece en la televisión ni en los periódicos ni en los libros, ya se sabe por qué, la fotografía contestataria habrá ocupado un lugar de resistencia, y desde ella podrá visualizarse un panorama desolador, como ha sido el nuestro.

En estos tiempos de incertidumbre total, donde la izquierda latinoamericana retrocede, o se tambalea si se quiere, empieza a cundir en Cuba el pánico a un regreso de los apagones de 18 horas que oscurecieron al país y con ellos el asomo de una pesadilla que aún dormita en el recuerdo: la carencia de todo. Y el sentimiento de asfixia, siempre presente, por respirar una realidad que nos ahoga.

Ahora que el proceso de Venezuela vive una encrucijada predecible, los envíos futuros de petróleo peligran con limitarse a números alarmantes. De ahí que el verano caluroso y feliz que anuncian los medios de difusión estatales empiece a verse amenazado por los recortes de electricidad que ya abundan. Se ha dicho que la población no va a ser afectada. Lo cierto es que, bajo la estrategia de “arreglos” del tendido eléctrico, al menos una vez por semana han quitado la corriente de 8 de la mañana a 6 de la tarde.

Esos apagones diurnos y nocturnos que hicieron época como la falta de comida y la desesperación, me lo han recordado la veintena de instantáneas del fotógrafo Raúl Cañibano (1961) en la galería Seis seis (Aguiar #74 e/ Peña Pobre y Cuarteles, Habana Vieja) que estará a disposición del público los meses de julio-septiembre.

 

7
Foto por Raul Canibano

 

La selección de fotos de cuatro series suyas (Tierra Guajira, Ciudad, Fe por San Lázaro y Ocaso) ofrece un registro de lo cotidiano y documentan la sobrevida, la tristeza y la desolación que marcaron, y aún marcan, la existencia de tantos cubanos que hemos visto ahogada la esperanza de vivir en una sociedad mejor. Un país donde sus gobernantes han hecho de la utopía revolucionaria un memorial del desencanto. Un territorio vigilado donde el control total que se pretende ejercer sobre el individuo no es delirio ni paranoia. Es algo tan real como la asfixia.

La anciana con una joroba en la espalda, que camina apoyada en un bastón sobre el pavimento mojado, ¿hacia dónde se dirige con la bolsa en la mano?  Soledad, angustia y cansancio se confabulan contra un ser que debe salir, “luchar” para alimentarse, ¿con la esperanza de ver antes de morir un mundo mejor? Frente a ella, distante, se avizora el Malecón. El anciano que oculta su rostro dentro de un abrigo, ¿de cuál realidad quiere escapar?, ¿qué prefiere no ver? La mujer que llora desesperada alrededor de una multitud, ¿qué la aflige?

Y el joven que arremete su cabeza contra el marco de una ventana, ¿qué lo atormenta? La anciana rodeada de gatos, y al fondo un televisor, por la pantalla se ve a Fidel, ¿hablando de la Revolución energética en Cuba?, ¿explicando las ventajas de usar la cocina eléctrica? La anciana se desentiende, mira hacia otra parte, ¿cansancio?, ¿falta de fe?, ¿lo mismo con lo mismo ayer, hoy y mañana?

Sagrada utopía, el hombre nuevo, Partido invencible, Revolución triunfante. Palabras triturantes cuyos ecos nombran otras realidades como desengaño, fracaso de la ilusión y desconfianza en un proyecto social que privilegia su imagen “inquebrantable”, no así la diversidad de criterios y las iniciativas  individuales. Más de medio siglo culpando al bloqueo estadounidense de la parálisis de un país, y con esa estrategia exonerar la incapacidad del Gobierno para encauzar una economía que respira entubada.

Hay un verso del poeta cubano Roberto Fernández Retamar que dice: “Nosotros los sobrevivientes a quién le debemos la sobrevida?” ¿Acaso no lo sabemos? He escuchado varias versiones del imaginario cubano a este verso. Me gusta mucho esa que dice: Nosotros los sobrevivientes, le debemos al Estado cubano la rebeldía.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

2 thoughts on “Fotos para turistas despistados

  • Excelente post y las fotos.Gracias.

  • Esta es la Cuba real!!! lo demás son cuentos de colores! la fortaleza de un grupo humano, siempre debe medirse por su integrante más débil, y qué son sino estas personas? La vulnerabilidad retratada! Esta es la dura y tristísima realidad! Felicito al autor del post y al artista fotógrafo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *