Explosión de Flamboyanes

Fotoreportaje por Caridad, texto: Irina Echarry

HAVANA TIMES, 27 mayo — Cielo despejado, el sol se empeña en derretirnos.  La tierra está seca, agrietada. Mayo tiene fama de lluvioso, pero cada vez se alejan más los días húmedos de esta temporada.

A pesar de la sequía, un gran colorido inunda la ciudad.  Se les ve en parques, carreteras, más altos o menos frondosos. A veces forman un grupo y otras aparecen solos en medio de algún terreno yermo.

Lentamente las ramas se fueron llenando de hojas verdes, las flores sorprendieron de un día para otro y hacen más bellos los atardeceres de La Habana, el suelo parece una alfombra naranja dibujada por algún pintor puntillista.

Los flamboyanes con sus sinuosas ramas están en cualquier sitio, brindando sombra al caminante sofocado y un gran alivio a las miradas de quienes disfrutamos la belleza natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *