Estatuas humanas en la calle Obispo

Fotorreportaje por Ernesto Gonzalez Diaz

HAVANA TIMES — La calle Obispo es una de las más concurridas y representativa de La Habana. La historia de esta ciudad no se podrá escribir sin hablar de esta calle, que día a día y en cualquier época del año, desde al amanecer y hasta bien entrada la madrugada, es surcada por cientos de personas desde el mítico El Floridita, inmortalizado por Hemingway junto con su Daiquiri, hasta la Plaza de Armas y el Palacio de Los Capitanes Generales.

No hay turista que venga a visitar La Habana, que no camine por Obispo, ni nacional ni extranjero.  Otros la recorren visitando sus múltiples comercios en los que se podrá encontrar desde una bicicleta hasta un perrito pekinés, algunos buscando pasear cerca de sus palomas o buscando el espíritu del “Dios de Bronce de la literatura norteamericana” en el Hotel Ambos Mundos.

Pero desde hace un tiempo en la calle Obispo ha aparecido otro elemento en el paisaje: las estatuas humanas, hombres y mujeres jóvenes, que han encontrado una forma bien compleja de ganarse la vida, que embellece el entorno y todos, tanto los nativos de la villa, como turistas agradecemos.

Aquí se podrán encontrar desde payasos, hasta  jardineros que obsequian flores, pasando por encantadores de serpientes y caballeros medievales entre otros personajes, que asombran a los niños y despiertan admiración en los adultos.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *