El tivolí santiaguero

Fotoreportaje por Janis Hernández

Escalinata de Padre Pico

HAVANA TIMES, 8 oct.  – Nadie sabe exactamente de dónde proviene el vocablo, los que ya peinan canas se contradicen.  Unos hablan de un asentamiento de comerciantes franceses, que fundaron la barriada por allá por siglos pasados; otros dicen que fueron un grupo de mercantes italianos.

Lo cierto es que la isla de Cuba fue durante mucho tiempo puerto de arribo de emigrantes de infinitas latitudes, buscando hacer fortuna en la América próspera.  La excelente situación geográfica de nuestro archipiélago en medio del mar Caribe y Santiago con su puerto, donde atracaban barcos de todo el mundo, era ideal para el comercio.

En una zona de lomeríos muy cercana a la bahía, varios extranjeros mayormente europeos y árabes, fueron construyendo esta barriada con casas al estilo colonial, que desde entonces y hasta hoy se conoce como el Tivolí.

Si de transmisión de conocimientos, costumbres, creencias y obras artísticas, conservados de unas generaciones a otras se trata, es decir, de tradiciones, tanto locales como foráneos en suelo santiaguero irán sin duda a visitar esta parte indispensable de la ciudad, que tanto de historia cultural atesora.

Vista desde La Loma de los Desamparados.

Aquí radicó el primer foco de Tumba Francesa (cabildo de negros libertos e hijos de ex-esclavos).  Fue una gran área de mercados y ferias.

También aquí se fundó unos de los primeros colegios de monjas, Hermanas de la Caridad, conocido como Colegio de Belén.  Una bella iglesia que se denomina de los Desamparados, levantada en una empinada pendiente.

Tabaquerías, imprentas, tintorerías, fondas y mucha vida nocturna animaba este lugar, donde se deleitaban los vecinos y visitantes con danzas y teatro callejero.

En este barrio vivó Fidel Castro algunos años de su niñez y del ha dicho, se deleitaba con mirar desde su patio los tejados y suburbios cuyo perímetro era el mar.

Acciones importantes en el período de las luchas revolucionarias, como la toma de la Estación de Policías el 30 de noviembre de 1957, en la famosa Loma del Intendente, hoy Museo de la Clandestinidad.

La Loma del Intendente

La conforman pequeñas callejuelas escalonadas y grandes escalinatas como la de Padre Pico.  Las tradiciones carnavaleras hicieron que a una de sus arterias urbanas se le apodará la “calle de los recuerdos.”

Actualmente se celebra en sus calles el Festival de Pregón todos los años y no hay un turista que visite Santiago que no quiera conocer la Casa de las Tradiciones, donde podrán disfrutar de excelente comida criolla: puerco asado, hayacas y congrí oriental hecho en el Fogón de Ño Pompa (Legendario personaje del teatro popular santiaguero), beber saoco, canchánchara o cañambril (bebidas típicas de la región oriental). Y bailar al ritmo de un son, un changüí o una conga.

Todo esto y ver a creyentes depositar ofrendas a los pies de la frondosa ceiba (árbol sagrado de los orichas, santos de la religión afrocubana) solo se encuentra en el Tivolí santiaguero.

Click on the thumbnails below to view all the photos in this gallery

3 thoughts on “El tivolí santiaguero

  • Gracias, Ramiro. Seguire compartiendo recorridos del oriente cubano.

    Hubert, no se me hubiera ocurrido que un aleman ubicara una de sus novelas en el Tivoli!!!!

  • Felicidades por este recorrido visual que nos compartes!

  • Hace mas o menos cinco años la novela aleman ‘El Señor de los Cuernos’ fue publicado. La novela esta ubicada en Tivoli. En la novela aparecen La Casona (casa de las tradiciones), una casa particular santiaguera que existe realmente, santeros, paleros y mucho mas. No pienso que hay una traduccion del aleman. Pero en Youtube hay una introduccion del autor en ingles. Para buscar en Youtube escriben Mathias Politycki introduces Herr der Hoerner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *