El regreso del arte de Consuelo Castañeda a Cuba

Yanelys Núñez Leyva

Obra: "Dissolution of the self" junto a su autora Consuelo Castaneda
Obra: “Dissolution of the self” junto a su autora Consuelo Castaneda

 

HAVANA TIMES — Es una suerte que Consuelo Castañeda (La Habana, 1958) se encuentre en la capital cubana y que su visita no se trate solo de brindar una conferencia sobre su trabajo en algún estudio capitalino, donde unos pocos privilegiados pueden asistir[1], sino que más bien esté relacionada con una retrospectiva, en medio de La Habana Vieja, en un edificio recién remozado, el Gran Teatro García Lorca.

Y es una suerte, porque desde hacia treinta años Consuelo no exponía en ninguna galería nacional y, por demás, en los medios oficiales poco o nada se había podido observar acerca de lo que ha sido su trayectoria artística fuera de la Isla, como parte del estigma que carga el emigrante.

Castañeda integra ese grupo desarticulado, idealizado y polémico que fue la generación ochentiana, los sujetos del renacimiento del arte cubano, los que desafiaron a las instituciones recibiendo a cambio todo el peso de la censura.

Los que marcharon al exilio, algunos obteniendo con ello el completo olvido y otros, los menos, la reafirmación internacional.

Pero Consuelo ahora ha integrado, también, las filas de los que están reapareciendo por la ciudad, artistas de distintas generaciones, que quizás olfatean un cambio en la política cultural, una oportunidad para la inserción.

Consuelo Casteñeda y Red de alquiler (Net for Rent)
Consuelo Casteñeda y Red de alquiler (Net for Rent)

Y esto de alguna manera lo ratifica el propio perfil que ha asumido la galería Orígenes, lugar donde expone Consuelo, al iniciar desde 2015, momento de reapertura de la institución, un programa especializado en visibilizar lo que fue el colectivo de los 80. Y todo esto emerge, por supuesto, de la situación coyuntural existente entre Cuba y Estados Unidos, con la restauración de las relaciones diplomáticas. [2]

De este modo, la expo CCC 2016 se convierte en una muestra fidedigna de las “bondades” de lo que está aconteciendo dentro del escenario cubano.

Titulada de este manera por distintas razones[3], se organizó a partir de “cuatro núcleos centrales: el diseño, la historia, proyectos de arquitectura y un centro cultural cibernético”.[4] Pero, más allá de revisitar un proceso de laborioso trabajo, Consuelo ha pretendido con CCC intercambiar  información con todos los interesados. La muestra estará disponible hasta finales de Octubre.

Otra de las motivaciones es hallar obras de arte de su autoría escondidas en colecciones privadas y colectivas, para retocarlas, documentarlas y rescatarlas a través de un catálogo razonado.

Esta posibilidad de reencontrar a Consuelo, de acercarnos a lo que fueron y son sus aspiraciones e inquietudes artísticas, estéticas, vitales, ennoblecerá las relaciones con la historia pasada del arte cubano y ayudará a repensar la que se construye en el presente.

——-

[1] Hace solo unos pocos meses en el que era el estudio de los artistas Jorge & Larry y Yornel Martínez , en el Vedado, Consuelo Castañeda hizo una presentación de todo su trabajo.

[2] Entrevista con la directora Miriam Casanellas, de la galería Orígenes. Agosto de 2016.

[3] Por la obra La disolución del yo incluida en la muestra donde un sello de copyright que refleja sus iniciales (CCC) se va disipando. Por la representación  de su propio nombre – Consuelo Castañeda Castellanos -. Y por la construcción de un Centro Cultural Cibernético como parte del proyecto expositivo.

[4] Entrevista con la directora de la galería Orígenes Miriam Casanellas. Agosto de 2016.

 

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.

Yanelys Nuñez has 158 posts and counting. See all posts by Yanelys Nuñez

4 thoughts on “El regreso del arte de Consuelo Castañeda a Cuba

  • Nada, Consuelo de vuelta en Miami, antes de partir a Méjico . Dice estar feliz.

  • ¿Recibieron todo el peso de la censura, según se afirma en el artículo? Al contrario, todo ese grupo al que éste se refiere, fue apoyado y promovido nacional e internacionalmente por el Ministerio de Cultura de Cuba. Fue también un grupo con muy desiguales niveles de calidad artística.
    A partir de que surgió la generación de los 80- como bien se afirma en este artículo: “idealizado”; y yo agrego: “sobrevalorado”- los aportes de las anteriores generaciones de artistas cubanos dejaron de ser tomadas en cuenta por la histografía cubana de las artes plásticas de entonces, compuesta y dominada por un pequeño grupo de “críticos” y “especialistas” de arte del citado ministerio cubano. El propìo Ministerio de Cultura favoreció una innecesaria disputa generacional; ya que, en Arte, no debieron de producirse exclusiones promocionales por motivos de estilos o diferentes posiciones estéticas. Existe el buen arte y el malo, no importa su escuela o tendencia; incluso, hasta cuando no está “de moda”, y tampoco es etiquetado como “contemporáneo”.
    Lo contemporáneo es lo que siempre es valorado y reconocido como buen arte para todas las generaciones.

  • Grata nueva para la ciudad: ¡“Consue” is back! “Bebé” para sus allegados tempranos, la duende traviesa que a sus 15 años de edad nos alegraba la vida en el San Alejandro de los tumultuosos años setenta, tan multifacética en sus gustos y propuestas estéticas como transgresora en el arte y la vida. Epígono e ícono del nuevo lenguaje conceptual de la generación que alcanzó madurez creativa en los 80, y que encaró la contradicción de recibir todo el apoyo estatal para formarse como artistas, para luego dar un traspiés tras otro con la censura a la hora de expresarse. Hoy ella, y tantos de sus coetáneos, están fuera de Cuba, pero su huella creativa siempre será consustancial al arte cubano, sin fronteras. Magnífica la idea de allanarles el camino de vuelta a sus orígenes.

  • Muy buen post.Gracias Yanelys.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *