El parque “El Curita” de La Habana, historia y actualidad

Fotorreportaje por Ernesto González Díaz

HAVANA TIMES – Situado en la manzana enmarcada por las calles Galeano, Reina, Águila y Dragones, en la barriada de San Leopoldo, es uno de los parques más transitados y conocidos de la ciudad. Difícil encontrar algún habanero que no lo conozca o visitante que no haya, al menos, pasado en alguna ocasión por este parque.

El nombre “El Curita” se lo debe a Sergio González, un joven asesinado en 1958 por la dictadura batistiana, que en el lugar en que está hoy el parque tenía una pequeña imprenta fruto de la herencia de un pequeño negocio familiar. En múltiples ocasiones la utilizó para imprimir proclamas y panfletos arengando a la lucha contra la dictadura del sanguinario Fulgencio Batista y de apoyo al movimiento 26 de Julio.

Sergio había pasado nueve años en un seminario católico con la idea de convertirse en cura y aunque después desistió de ese empeño, el sobrenombre “el curita” se le quedó. Al triunfo de la Revolución en enero de 1959, el edificio donde se encontraba la imprenta estaba en una situación constructiva deplorable por lo que se decide demolerlo y construir el parque.

En los alrededores del parque existen varios comercios y negocios gastronómicos tanto estatales como privados, un banco, negocios de impresión, de confecciones y pululan bicitaxis y vendedores ambulantes de todo tipo. También en el parque tiene su origen la ruta de ómnibus P-12, que cubre el trayecto entre Centro Habana y Santiago de las Vegas al sur de la ciudad.

En la esquina de Águila y Dragones, se encuentra el edificio donde estuvo la primera central telefónica del país, propiedad de la Cuban Telephone Company, que de cubana no tenía nada pues era una compañía estadounidense, que fue la primera en brindar el servicio de telefonía en la isla. Este edificio, construido en 1909, pertenece hoy a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba y alberga además el Museo Nacional de las Telecomunicaciones.

Vea más fotorreportajes aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share