El Complejo Militar Morro-Cabaña y el cañonazo de las 9

Fotorreportaje por Ernesto González Díaz

HAVANA TIMES — Las fortalezas de La Cabaña y el Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro, fueron construidos por la metrópolis española en el siglo XVII, para proteger a La Habana de los ataques de corsarios, piratas y de fuerzas de otras potencias de la época como Inglaterra y Francia.

Ambas fortalezas custodian la entrada a la bahía habanera y el Morro además sirve como faro para la navegación. Hoy en día constituyen un atractivo turístico tanto para nacionales como para extranjeros por la majestuosidad de sus instalaciones y por toda la historia que encierran sus muros y fortines.

En las instalaciones de La Cabaña, se realizan ferias como la del libro y la de artesanía, y espectáculos culturales y conciertos que siempre son muy bien acogidos por los habaneros y los que nos visitan. En sus pasajes se ofertan todo tipo de suvenir, artesanía típica cubana, pinturas y grabados alegóricos a La Habana y hasta prendas de vestir confeccionadas artesanalmente y en el interior de sus museos se pueden observar desde una catapulta romana hasta un hombre primitivo cazando.

Pero sin dudas uno de los mayores atractivos que tiene el parque es la ceremonia del cañonazo de las 9, donde un grupo de soldados, ataviados con la indumentaria de los militares españoles de los siglos XVII, XVIII y XIX, y empleando piezas de artillería de la época, recrean el aviso del cierre de las murallas que protegían la ciudad, y que se efectuaba a las 9 en punto de la noche con puntualidad germánica.

Según la enciclopedia colaborativa Ecured esta tradición nacida al calor de las murallas, inmenso cinturón de piedra, que ante el feroz ataque de corsarios y piratas, fueron construidas en la villa de San Cristóbal, durante casi toda una centuria desde1674, por orden de la corona española para defenderse de tan peligrosos visitantes.

Al sonido del cañonazo La Habana quedaba divida en dos la intramuros y La Habana de extramuros. Inicialmente al recinto amurallado se le abrieron dos puertas pero con el paso del tiempo y con el incremento de la afluencia de personas llegaron a ser hasta 9.

A las cuatro y media de la mañana se anunciaba la apertura de sus puertas con un cañonazo.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.