Desheredados en La Habana

Fotorreportaje por Ernesto González Díaz

HAVANA TIMES — En La Habana, como en cualquier otra ciudad del mundo existen personas que, sobre todo al final de sus vidas, no han sido muy favorecidos y están sumidos en las más paupérrimas condiciones materiales y a duras penas logran subsistir día a día.

Algunos son víctimas del alcohol y otras drogas, y desde jóvenes ya andan convertidos en personas que prácticamente han perdido toda condición humana, otros son personas con discapacidades físicas y mentales que por los azares de la vida tienen que hacer malabares para la subsistencia, como la señora que desde su andador vende maní frente al lujoso y exclusivo Floridita.

Aquí, afortunadamente, no existen niños vendiendo periódicos, pero si muchos ancianos que después de tantos años de trabajo, tienen que madrugar a diario para enfrentar la faena de la subsistencia diaria mediante la venta de la prensa.

Aunque es justo reconocer cuanto se ha hecho en Cuba por las personas discapacitadas, los niños, los jóvenes y los ancianos, al parecer aun es insuficiente.

Creo que en una sociedad, que tiene una tendencia cada vez mayor al envejecimiento,  debemos de trabajar por tratar de garantizarles a las personas una vejez digna.

Igual para aquellos que por algún motivo se autodestruyen desde jóvenes, mediante el alcohol y las drogas o que son víctimas de enfermedades mentales, ofrecerles vías de tratamiento y de reinserción en una sociedad que aspiramos a que sea cada día más justa, con todos y por el bien de todos, como sentenciase nuestro héroe nacional José Martí.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

3 thoughts on “Desheredados en La Habana

  • el 25 julio, 2013 a las 7:21 am
    Permalink

    Estoy totalmente de acuerdo

  • el 25 julio, 2013 a las 5:58 am
    Permalink

    A mi sinceramente me apena mucho ver personas que por circunstancias de la vida, han llegado a su vejez en esas penosas situaciones. Tengo una amiga cuyo padre alcoholico casi le detruyo su vida y no le quedo mas remedio que separarse de el y dejarlo por su camino antes que le causara mas dano. Tambien estan los probres ancianos que no tienen familia y se ven en esta penosa situacion. Esto no es endemico de Cuba pero igual duele. Creo que todos merecemos una vejez digna, despues de habernos sacrificado y trabajado toda la vida para sacar la familia adelante y recojer los frutos del esfuerzo. Por desgracia, algunos tienen la vejez que tal vez no merecen y otros son victimas de los vicios que cultivaron desde jovenes.

  • el 23 julio, 2013 a las 12:07 pm
    Permalink

    La poblacion cubana envejese a pasos agigantados. Pobre pais si esas fotos son la muestra de lo que les espera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *