Reformas en Cuba: el círculo virtuoso

Fernando Ravsberg

Una gran parte de las cafeterías estatales están vacías y carecen de ofertas para el público.
Una gran parte de las cafeterías estatales están vacías y carecen de ofertas para el público.

HAVANA TIMES — La lentitud en el avance de las reformas en Cuba se justifica con el argumento de que no se quieren cometer errores. Cada escalón que se sube viene precedido de un periodo piloto en el que se evalúa las consecuencias del cambio.

Sin duda se trata de un nuevo estilo de hacer las cosas, en el que se apuesta más por la práctica que por la inspiración. Sin embargo, muchos cubanos se impacientan porque a veces los tiempos se prolongan más de lo que consideran necesario.

El caso de la hostelería es un buen ejemplo. Está claro para todos los cubanos que las cafeterías y restaurantes del Estado funcionan, en general, de forma desastrosa y que en la actualidad es el sector privado el que brinda los mejores servicios.

Pero el traslado de ese sector a manos cooperativas o particulares avanza a paso de tortuga a pesar de que cualquiera que pase por una cafetería estatal puede comprobar la mala calidad de las ofertas, en el caso de que ofrezcan algo más que cigarrillos y ron.

En mi barrio hay una cafetería que le dicen desde hace años “el palacio de las moscas”, por la cantidad de estos animalitos que la habitan. Curiosamente los inspectores que con tanto ahínco vigilan a los particulares nunca se han apersonado por allí.

Los particulares han logrado dar un mejor servicio en el sector de la hostelería.
Los particulares han logrado dar un mejor servicio en el sector de la hostelería.

Tengo un buen amigo que creó una cafetería muy exitosa en medio de Guanabacoa y lleva años esperando la posibilidad de contratar con el Estado una de las más ruinosas instalaciones de la zona para convertirla en un negocio próspero.

Claro que mucha de la prosperidad de estos negocios privados se debe a que compran sus insumos a bajo precio en el mercado negro, el cual se abastece de los almacenes del Estado, los mismos que deberían servir a las cafeterías estatales.

Es la pescadilla que se muerde la cola. Y esto ocurre, en parte, porque el gobierno no se decide a abrir mercados mayoristas con precios preferenciales para los trabajadores por cuenta propia y los cooperativistas, como existen en todas partes del mundo.

Según algunos economistas cubanos estos mercados, además de dar ventajas a los trabajadores autónomos, le facilitaría al Estado ser más efectivo en el cobro de los impuestos dado que tener el control de los insumos le permite calcular las ganancias de un negocio.

Lo cierto es que la lentitud e indecisión en la aplicación de estas políticas mantiene estancado el número de trabajadores por cuenta propia, lo cual impide al Estado continuar con los despidos del personal excedente de sus instituciones y ministerios.

Si el plan económico de futuro es que la mitad o más de la población cubana va a trabajar de forma autónoma, entre privados, cooperativistas y campesinos, el gobierno tendría que actuar de forma más decidida, coherente y global.

El aumento de los salarios de los maestros depende en gran medida del crecimiento del sector no estatal de la economía
El aumento de los salarios de los maestros depende en gran medida del crecimiento del sector no estatal de la economía

Lo lógico sería que si se detecta un estancamiento, las autoridades den mayores facilidades para atraer nuevos trabajadores al sector no estatal. Mercados mayoristas, disminución impositiva, créditos bancarios, variedad de insumos y acceso a maquinaria y herramientas.

También se necesita un cambio de mentalidad, dejar atrás el estalinismo económico de la URSS, que condenaba a toda iniciativa privada, y avanzar hacia una diversidad de formas de propiedad que hasta Marx y Lenin aceptaban para el socialismo.

Aun hoy en los medios de prensa y en los discursos de algunos dirigentes cada vez que se habla de corrupción se menciona algún ejemplo del sector privado, mientras se ocultan los constantes explotes de dirigentes venales en las “empresas estatales socialistas”.

Lo cierto es que el crecimiento del trabajo por cuenta propia y las cooperativas mejoraría los ingresos de muchos más cubanos, a la vez que reduciría las plantillas del Estado y enriquecería las arcas nacionales con un aumento de las contribuciones impositivas.

Este círculo virtuoso le puede aportar al gobierno el excedente financiero necesario para aumentar los salarios de los sectores que le son imprescindibles como la educación, que están aún muy por debajo del valor de la canasta básica nacional.

Fotos: Raquel Pérez


27 thoughts on “Reformas en Cuba: el círculo virtuoso

  • el 30 septiembre, 2014 a las 1:38 pm
    Permalink

    Perfeito.
    O povo cubano está há tantos anos sob este sistema de domínio e condicionamento mental dos Castro que não consegue imaginar outra coisa. A grande maioria nasceu sob esse sistema e nunca viveu nada diferente. Parece com o filme de Jim Carrey ( O show de Truman ) onde o personagem foi nascido e criado em uma cidade cenográfica (que ele desconhecia) e estava 24 horas por dia sendo exibido por canal de TV para o público. Como uma novela real com inserções de merchandising o tempo todo. Um dia ele se dá conta, se rebela e foge do estúdio.

  • el 22 septiembre, 2014 a las 8:28 am
    Permalink

    Toyo, asumir que una empresa como las sociedades anónimas, monopolios, trusts, etc, que son regenteados por una junta de accionistas, es una cooperativa, es como pensar que el obrero al cobrar su salario, no es explotado siempre que ese salario le alcance para vivir con cierta dignidad y decoro y en ese caso, el sacrosanto capitalismo y en particular, el monopolista que es el actual, entonces es la sociedad más perfecta y justa de la historia y como tal se debe quedar.
    Esa fue la fórmula del Fordismo cuando voceaba que los obreros podían ser accionistas y por tanto, una especie de cooperativa. Eso es tan falso como decir que como la ley de gravitación universal hace que los cuerpos se atraigan en funcion de su masa, entonces la atracción de la Tierra sobre un cuerpo, tiene el mismo impacto que la atracción del cuerpo sobre la Tierra y por tanto, yo no soy el que caigo sobre la Tierra y me desplomo, sino la Tierra es la que cae hacia mí y se desploma!! Será en realidad así y no nos hemos dado cuenta?

  • el 22 septiembre, 2014 a las 8:20 am
    Permalink

    Tampoco Messi es un asalariado en el sentido “lato” de la palabra, como no lo fue Beethoven en la corte…
    Cuantos Messi hay en el mundo? Todos los asalariados son como Messi? El se vende como mercancia, pero no es fuerza de trabajo, es una “marca” que cobra. En el capitalismo, es tan capitalista el burgués propietario como el asalariado porque ambos llevan su mercancia al mercado (en el caso del asalariado, sólo vende lo que tiene: su fuerza de trabajo).
    Por otro lado, la Mondragón es una cooperativa capitalista, en modo alguno socialista y de ahí que participe de la explotacion de los asalariados que emplea y los dividendos de aquellos cooperativistas o sus herederos que simplemente pasan a ser accionistas como los pueden ser los de la Coca-Cola, la General-Electric o Microsoft. Si bien se pone como ejemplo es en lo relativo a que no necesariamente una organización empresarial tiene por qué ser necesariamente privada personal y puede ser igualmente eficiente, pero las reglas de juego en una cooperativa verdaderamente socialista, son otras…

  • el 20 septiembre, 2014 a las 12:37 pm
    Permalink

    Ya las cooperativas existen en todos los paises que tiene bolsa de valores.Millones de estadounidencias tiene acciones en miles de empresas y obtienen ganacias de acuerdo a su participacion.El dinero de mi retiro en la empresa para la que trabajo, esta dispersos en decenas de companias que me garantizan un retorno de un 2% anual sin riegos del dinero que me descuentan para ese fondo.No es eso una cooperativa?

  • el 20 septiembre, 2014 a las 6:24 am
    Permalink

    En fin una forma de propiedad capitalista, que al final debe generar ganancia para demasiados propietarios. Porque el proposito es obtener ganancia, o me equivoco?.

  • el 19 septiembre, 2014 a las 4:09 pm
    Permalink

    No acabo de ver a Messi como un esclavo del Barcelona. Aunque si veo a los médicos cubanos en Venezuela como esclavos.

  • el 19 septiembre, 2014 a las 4:07 pm
    Permalink

    Pedro,

    Que el trabajador asalariado debe estar protegido por las leyes para evitar la explotación es algo tan obvio que no vale la pena discutirlo. Por otra parte como trabajador asalariado que soy y como fundador de empresas que también soy, te puedo decir que las cooperativas tienden a entrar en una dinámica que conduce a la desaparición de las cooperativas. Te lo voy a explicar con el ejemplo de la cooperativa Mondragón. Es la décima empresa española y la mayor cooperativa del mundo. Tiene unos 80.000 trabajadores y está diversificada en mas de cien empresas. Todo un éxito desde que la fundó el sacerdote católico José María Arizmendiarrieta en 1941 al comienzo del Franquismo.

    La teoría es sencilla: las acciones de la compañía las poseen todos los trabajadores de la compañía, de modo que cuando la empresa genera beneficios estos se reparten entre sus trabajadores. A partir de entonces vienen los problemas. ¿Qué sucede cuando tienen que contratar a un trabajador nuevo?¿Le obligan a comprar acciones de la compañía para poder disfrutar de los repartos de dividendos?

    La respuesta es no. En Mondragón hay dos tipos de trabajadores: los que tienen acciones y disfrutan de dividendos y los que no tienen acciones. Es decir, tenemos trabajadores-capitalistas por un lado y trabajadores asalariados puros por otro lado. ¿Qué pasa cuando se jubila un trabajador?¿Pierde las acciones?

    Naturalmente que no. El trabajador jubilado sigue disfrutando de los repartos de dividendos aunque no trabaje para la compañía. Es decir, se convierte en un capitalista puro. ¿Qué pasa cuando el trabajador jubilado se muere?¿Puede dejarle las acciones en herencia a sus hijos?

    Naturalmente que sí, con lo que sus hijos, si deciden no trabajar en Mondragón, se convierten en capitalistas puros que incluso podría llegar a vivir solo de las rentas de capital.

    Te resumo la situación Pedro: Mondragón a lo largo de los años se terminará por convertir en una empresa capitalista pura donde los “explotadores” serán los hijos de los trabajadores originales, y los “explotados” serán los trabajadores contratados que carecen de acciones. Esa dinámica solo se podría evitar obligando a que todo nuevo trabajador compre acciones de la compañía, con lo cual uno terminaría comprando su puesto de trabajo.

    Con todo me parece que las cooperativas son una magnífica idea para fundar una empresa, aunque su destino inevitable consista en que dejen de ser cooperativas.

  • el 19 septiembre, 2014 a las 3:27 pm
    Permalink

    Yo no se porque no se les acaba de meter en sus cabezas.

  • el 19 septiembre, 2014 a las 10:03 am
    Permalink

    Señores entiendan de una vez que Cuba es la finca de la familia Castro y los cubanos somos sus peones. Ellos la administran como les viene en ganas. Por favor dejen de buscar solucion a los problemas, que los propietarios no lo han solicitado. Si queremos mejorar Cuba hay que quitarles la propiedad y regresarsela al pueblo cubano.

  • el 19 septiembre, 2014 a las 9:58 am
    Permalink

    Usted se va detras de las palabras como pez detras de la carnada, no quiere que le digan socialismo a lo que hay en Cuba, pero oye la palabra coperativas y sale corriendo a enarbolarla, eso que usted llama coperativas, solo es unaforma de propiedad capitalista, solo se aplica en sectores de la economia que los hace mas competitivos , pero su objetivo es la ganacia y las grandes coperativas contratan miles de asalariados e incluso con peor paga que la clasica empresa capitalista. Ya dije en otro post, creer ingenuamente que todo se queda estancado en cuentapropismo y coperativismo es de ilusos. El grado de desarrollo de la conciencia social actual, hace tender cualquier proceso economico al capitalismo, no sean tan marxistas.

  • el 19 septiembre, 2014 a las 6:34 am
    Permalink

    Estimado Luis XVI, ya que usted tiene Internet, puede evacuar sus interrogantes con el buscador de Google, buscando la cooperativa española “Mondragón” (y no es precisamente socialista) o las cooperativas que surgieron en Chicago y Boston en las fábricas de vehículos automotor cuando la Gran Recesión y que luego, en la competencia monopólica en los EEUU fueron ahogadas -a pesar de las lejes antimonopolios existentes en los EEUU desde 1880 y que jamás fue cumplida, sino violada….
    Tambien si quiere puede averiguar como surgieron cooperativas espontáneamente en Argentina cuando el “Corralito” y que despues el gran Néstor Kirchner entregó la titularidad de la propiedad a los colectivos de trabajadores que mantuvieron esas fábricas y talleres funcionando cuando sus dueños, con cuentas bancarias en EEUU y Suiza, abandonaron Argentina por la crisis…
    Lea usted, ilustrado Luis XVIII…

  • el 19 septiembre, 2014 a las 6:27 am
    Permalink

    Gabriel, es cierto lo que usted afirma de que el trabajo asalariado es una opcion para cualquier persona, como tambien puede serlo convertirse en esclavo de algún amo. Ya lo dice la cancion de Buena Fe “Psicologia al día”: “…a fin de cuentas, ser esclavo, no es tan malo…” y le sugiriero a usted que si tiene vocación de esclavo, convoque por Internet algún amo que se quiera hacer dueño de usted…

    Muchas gracias por su ofrecimiento!

  • el 19 septiembre, 2014 a las 5:55 am
    Permalink

    Sr. Luis V, su enfoque del trabajo libre asociado es tribial y le pido que haga un esfuerzo por entender. Desde luego que 15 obreros no pueden comprar un barco de 15 millones, y que por medio hay muchas otras personas, asalariadas tambien encargadas de todas esas labores que ud senala. Y los préstamos, los créditos del gobierno y de los bancos que ademas pueden facilmente convertirse en cooperativos (o no sabe Ud que el dinero en los bancos no es de un individuo sino de muchos individuos, solo que un grupito es el que lo administra y cuando la administración se socialice cambia el sentido de la administracion del banco aunque unos tengan mas dinero que otros) ?no cuentan en su análisis? ?Sabe Ud que sí hay cooperativas que manejan millones y que hay bancos cooperativos milonarios y que muchos importantes bancos de EEUU son cooperativas? Si tiene dudas ponga en Google Bancos cooperativos en EU y se va a horrorizar, son miles y en estos momentos estan creciendo vertiginosamente. Pro todos esoso trabajadores asalariados se ponen de acuerdo con un banco cooperativo que los finacie y no necesitan del capitalista dueno que lo unico que hace es recortar su cupón de ganancias. A Usted en el fondo le paso lo mismo que a los estalinistas, están en contra del trabajo libre. Usted es partidario de la esclavitud asalariada, solo que está molesto con el estado cubano porque este se cogio el capitalismo para él solito, Usted quiere se parte de los esclavistas modernos, porque dudo quiera ser esclavo.

  • el 19 septiembre, 2014 a las 5:37 am
    Permalink

    Estoy de acuerdo con Ud Gabriel en eso de que debe haber libertad para el trabajador que desee ser asalariado. Solo que debe haber unas normas y garantías para evitar la superexplotación y el despido. Pero igual debe haber plena libertad para el trabajador individual libre y para el trabajo libre asociado (cooperativas de todo tipo, producción, servicios, créditos, etc). Cuando el estado todo-poseedor es el único empleador que además es el que pone las normas y condiciones para el trabajador asalariado (salarios fijos, no libertad sindical para defender sus derechos, no pago de horas extras, no participación en ganancias, etc) entonces el trabajo asalariado, que de por sí una forma de esclavitud, se convierte en una de las peores formas de esclavismo. (Ver Martí La futura esclavitud, referida precisamente a ese “socialismo estatal). Los socialistas marxistas estamos por la abolición del trabajo asalariado, pero como vemos la historia y la sociedad como un proceso lógico y natural de carácter material, real existente, vivo, no podemos pretender curar la enfermedad matando al enfermo (la sociedad predominantemente asalariada, sea de capitalismo privado o de estado)), sino aplicando fórmulas (medicamentos) que generen un saneamiento de la sociedad, que la haga más democrática, más vivible, más humana, más sensata, como el facilitar por todas las vías posible el trabajo libre (asociado o no) cuya generalización por voluntad de los trabajadores y de toda la sociedad será la solución a las contradicciones insalvables entre el capital y el trabajo, entre el ánimo de lucro y la naturaleza, entre el ser humano y el medio ambiente.. Al capitalismo no hay que proponerse acabarlo, él mismo está generando en su interior los mecanismos de su destrucción, sólo hay que facilitar el desarrollo de tales mecanismos: el progreso de la Ciencia y la Técnica, el libre intercambio de mercancías, la socialización del conocimiento con Internet, el crecimiento constante de los trabajadores cansados de la explotación que se convierten en libres y ponen sus propios negocios individuales y se asocian en formas cooperativas, la entrega de acciones de las empresas a los trabajadores y otras que obligan cada vez más al capitalista a reducir sus cuotas de ganancias y plusvalía como el costo creciente de los medios de producción y las materias primas que van escaseando. Los comunistas de corte estalinista del Siglo XX oyeron campana, pero nunca encontraron la iglesia y se lanzaron a “acabar” con el capitalismo privado por medio de la violencia y las estatizaciones, para terminar creando formas de capitalismo de estado más explotadoras y serviles que las del capitalismo clásico. Fue la “venganza” de Marx contra quienes distorsionaron su pensamiento. Un cuasi desconocido profesor cubano de Economía, Radulfo Páez, llamo a eso “ley de la sujeción al trabajo asalariado”.

  • el 18 septiembre, 2014 a las 9:05 pm
    Permalink

    ….no se preocupen tanto por eso…los problemas de cuba se arreglaran pronto…al comunismo le quedan dias por no decir horas….en miami se acaba de firmar un acuerdo entre la asamblea de la resistencia cubana??? y un principe irani???,descendiente del sha de iran ,para luchar??? por la democracia y los derechos humanos en cuba y en iran….ahora si van a “defecar” blandito en la habana….regocijense cubanos…

  • el 18 septiembre, 2014 a las 2:18 pm
    Permalink

    Pero ademas, ?podran 25 marineros comprar en 25 millones de dolares el barco que van a tripular?, ?Podran tener la suficiente maestria para , no solo dominar la marineria , sino tambien , marketing, economia , finanzas, estadistica , intuicion para implementar la politica economica adecuada ?. Cuando oigo hablar aqui ingenuamente de esa asociacion libre, me doy cuenta que esas personas no tienen ni la mas remota idea de la economia real, de cuanto ha evolucionado. El trabajo asalariado por si solo, no crea toda la economia capitalista, si asi fuera , no existiera capitalismo. Y en cuanto al ser y la conciencia , es como el huevo y la gallina, mientras el primero condiciona la conciencia , la conciencia transforma al primero, solo la conciencia humana es capaz de captar las contradicciones de la realidad y darle solucion, a menor o mayor escala, solo la conciencia humana puede explicar que exista evolucion social, solo la conciencia humana puede perfeccionar innovar, evolucionar o revolucionar la sociedad, de no ser asi , entonces habria que aceptar un ente sujetivo que nos hace ir en una direccion determinada, lo cual es totalmente falso , puesto que la sociedad humana lo mismo puede evolucionar, involucionar o no ir en direccion alguna, que las posibilidades de transformar la sociedad de un solo golpe conduce generalmente al fracaso , no significa que la conciencia no este detras de cada pasito que demos.

  • el 18 septiembre, 2014 a las 12:26 pm
    Permalink

    No creo que lo que está pasando le funciona muy bien a la alta burocracia. Ellos están preocupados porque no han logrado levantar la economia y el nivel de insatisaccion popular es creciente y no son bobos para no darse cuenta que esa situación puede deriar en una explosión social de incalcualbes consecuenias.
    Por demas me parece buneo este articulo en este momento del debate nacional donde todo el mundo está ganando conciencia de que la actualización es insuficiente y hay que hacer más.

  • el 18 septiembre, 2014 a las 12:17 pm
    Permalink

    Las comas que han tenido que hacer ha sido para entretener al pueblo, como siempre lo han mareado, y ellos (los dueños del país, para que entiendan) ganar tiempo e ir posicionando al siguiente, que no va a ser nadie “capaz”, sino un heredero legítimo, de sangre directa, y ahí vemos al hijito de Raúl, que hasta con cara de dictador ya viene desde que estaba en el vientre.

    Señores reconozcan que estamos bajo una dictadura militar. Esta es la exacta versión de los Duvaliers. Vergüenza de pueblo que se lo aguantan.

  • el 18 septiembre, 2014 a las 11:31 am
    Permalink

    La pregunta que ellos -lógicamente- se hacen es: ¿Por qué cambiar algo que les funciona tan bien?
    Hay que entender que los Castro no miden el éxito de su gestión por el bienestar de los cubanos, pero por el poder que el gorilato detenta por más de medio siglo, por los millardos que roban a Cuba; entonces -y desde su perspectiva: ¿cambios para qué?

  • el 18 septiembre, 2014 a las 11:27 am
    Permalink

    Es la voluntad política lo que ralentiza las reformas; Raúl Castro dijo y reitera en cada ocación serán “sin prisa, pero sin pausas”, y más claro no puede ser en que él mismo está frenando el proceso, buscando un precario equilibrio -también reconoció estar “al borde del abismo, que le permitirá a la junta militar y a sus familias conservar el poder, sus privilegios y riquezas aflojando poco a poco la soga que ataron al cuello de los cubanos para evitar una rebelión que los expulse de palacio.
    Los Castro no buscan una mejor vida para los cubanos, buscan mantener sus privilegios; entonces el ritmo de las reformas se acelerará o no dependiendo del grado de conformidad de la población; porque en definitiva, si por los Castro fuese, ellos no cambiarían una coma del sistema que les permitió eternizarse en el poder.

  • el 18 septiembre, 2014 a las 10:55 am
    Permalink

    El trabajo asalariado es un derecho del trabajador; tanto como el trabajo autónomo, porque nadie le puede obligar a un trabajador a instalar su propia empresa para disponer de un trabajo.

    Además las fronteras entre un trabajador asalariado y un trabajador autónomo son difusas. Supongamos que Lady Gaga actúa en una sala de fiestas. ¿Es Lady Gaga una trabajadora asalariada pagada por la sala de fiestas?¿O es la sala de fiestas un servicio contratado por Lady Gaga que actúa como trabajadora autónoma? La única forma de distinguirlo sería recurriendo a la letra pequeña del contrato entre Lady Gaga y la sala de fiestas.

  • el 18 septiembre, 2014 a las 10:46 am
    Permalink

    Es interesante que apliquen ahora los cambios con tanta cautela. Lo digo porque en la “ofensiva revolucionaria” de 1968 nacionalizaron a toda velocidad hasta a los limpiabotas, sin pararse mucho a pensar en las consecuencias; unas consecuencias que todavía persisten.

    ¿Por qué tendrán tanta cautela si ya les queda poco de vida?¿Tendrán miedo de ser capaces de contemplar como se descuajeringa todo?¡Pero si los hijos y los nietos ya los tienen colocados!

  • el 18 septiembre, 2014 a las 8:00 am
    Permalink

    Y jamas van a reconocer las meteduras de patas, pues son los mismos de ayer los que hoy tratan de experimentar de nuevo. No creo que nada cambie hasta que a la direccion del pais entre sangre fresca

  • el 18 septiembre, 2014 a las 7:32 am
    Permalink

    Fernando:

    El 13 de marzo de 1968, en el mejor estilo de la Revolución Cultural china, el Estado cubano condenó al paredón a toda la actividad privada que aún entonces – con altas y bajas- florecía en casi toda la Isla. En el término de menos de un año desaparecieron todos aquellos personajes de un sector que hasta entonces nos habían hecho la vida un poco más llevadera. Para 1969 ya había señales de una escasez desastrosa, que sólo se palió parcialmente varios años después, gracias a la avalancha de asistencia procedente del CAME y la URSS .

    Hoy hay que volver sobre los pasos, pero dar marcha atrás está tomando demasiado tiempo. No se acaba de admitir que sin mercado no vamos a ninguna parte, y lo “mejor” del caso es que no se reconoce la soberana metedura de pata de aquel entonces.

  • el 18 septiembre, 2014 a las 6:45 am
    Permalink

    Estimado Ravsberg:
    Aprecio una pequeña inexactitud en su afirmacion de que “una diversidad de formas de propiedad que hasta Marx y Lenin aceptaban para el socialismo” y se refiere a las otras (secundarias, no fundamentales), además de la estatal. Bueno, por los escritos de Marx, básicamente, se definía al Socialismo como la asociacion libre de los trabajadores para el proceso productivo (no se trata de definir única, ni principalmente las relaciones de distribución, que son secundarias, sino las de producción propiamente dichas a partir de las relaciones de propiedad) y no era le mera aceptación, sino presuponía a ésta como la forma principal de propiedad y las demas admitidas como circunstanciales en tanto fuera el período de tránsito.
    Esto tiene importancia capital, porque se continúa pensando que la propiedad y gestión estatal (bajo el falso supuesto de que es la propiedad de todo el pueblo), es la forma de propiedad fundamental y ha quedado demostrado elocuentemente por la Historia, además de sus anotaciones en este artículo, de que Marx tenía absolutamente toda la razón y esa desaparición es la única que puede impedir la reversibilidad de los cambios sociales (paulatina, gradual, por supuesto) del trabajo asalariado (ya fuera para un propietario privado, pequeño, mediano o grande, o en su defecto, el estado, aún en el “socialismo estalinista”) sólo conduce a la reversibillidad de los cambios sociales y la vuelta al capitalismo, porque el trabajo asalariado crea no sólo al obrero, sino tambien a su clase contraparte, la burguesía, aún con ropaje de funcionarismo estatal…

  • el 18 septiembre, 2014 a las 6:23 am
    Permalink

    El blog Cartasdesdecuba se encuentra temporalmente fuera del aire. Esperan tenerlo de regreso en poco tiempo.

  • el 18 septiembre, 2014 a las 6:16 am
    Permalink

    Fernando, qué pasa con tu blog?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *