Normalidad y progreso en Cuba

Conversatorio

Fernando Ravsberg*

HAVANA TIMES — El domingo me invitaron a formar parte de un panel del Circulo de la Confianza en la Fábrica de Arte de Cuba. El tema se centraba en el progreso, que significa el concepto, si Cuba progresa con las reformas y que se debería hacer para tener un futuro de progreso.

A pesar de lo denso del asunto, la sala estaba repleta de cubanos de todas las edades y se mantuvo así hasta el final. Muchos expresaron criterios muy sólidos pero el más aplaudido fue el concepto de que no puede haber progreso sin participación ciudadana.

Volví a escuchar el deseo de que Cuba se convierta en “un país normal” y me sorprendió que a continuación expresaran que eso implicaba dar acceso a todos a internet, tener un salario que les permita a todos vivir dignamente y viajar a otras partes del mundo.

Excepto en Cuba, el trabajo infantil es “normal” en casi toda Latinoamérica.
Excepto en Cuba, el trabajo infantil es “normal” en casi toda Latinoamérica.

Me parece muy bien que los cubanos aspiren a un progreso que los incluya a todos y no solo a una minoría pero si lo lograsen no serían “un país normal” sino una excepción dentro de una región que ostenta el triste privilegio de tener la mayor desigualdad del mundo.

En nuestro continente conviven algunas de las mayores fortunas del orbe con niveles de miseria y marginación terribles. Un termómetro es Brasil, la gran potencia regional, donde Lula y Dilma acaban de sacar de la extrema pobreza a 40 millones de personas y aún les queda mucho por hacer.

Quienes hablan de que Cuba se convierta en un “país normal” no pueden estar pensando en la normalidad de Holanda, Suecia o Canadá. Sería un total desvarío pretender que una nación subdesarrollada y de muy escasos recursos naturales alcance esos niveles de bienestar.

La única “normalidad” que Cuba podría alcanzar a corto o mediano plazo es la de su región, la de Latinoamérica, donde no todos participan del progreso, muchos reciben salarios que no llegan a fin de mes y solo una minoría tiene acceso a internet o a viajar a otros países.

maras
Los niveles de violencia de Cuba distan mucho de los de la región

Las sociedades latinoamericanas toleran el trabajo infantil y los niños de la calle, sin un techo donde cobijarse, sin escuelas ni atención de salud. Es la normalidad que millones de personas vivan en las villas miseria, las callampas, las favelas o los cantegriles.

En mi viaje a Perú estuve en el desierto de Ica, en un oasis donde había una conexión a internet que, viniendo de Cuba, me dejó asombrado por su velocidad. Y entre las dunas de ese mismo desierto, en medio de la nada, nos encontramos con una villa miseria.

La normalidad de nuestro continente es la de la violencia extrema, hasta en el pacífico Uruguay la seguridad se ha convertido en tema de campaña electoral. Los ejemplos de México, Colombia, Venezuela, Brasil o El Salvador los conocemos todos sobradamente.

Yo sé que no me corresponde a mi como extranjero decir a los cubanos hacia donde caminar pero si puedo expresar el deseo de que Cuba no se convierta en un “país normal” sino en una anomalía en la que el progreso abarque a todos los ciudadanos.

En el desierto peruano de Ica hay mejor Internet que en Cuba y una villa miseria en medio de la nada.
En el desierto peruano de Ica hay mejor Internet que en Cuba y una villa miseria en medio de la nada.

Deseo que todos los cubanos accedan a internet, puedan viajar y sobre todo tengan un salario digno que les permita vivir honradamente. Pero también deseo que en el altar del “progreso” no se sacrifiquen la salud, la educación, la atención a la niñez o la seguridad ciudadana.

Progresar todos juntos y sin perder lo alcanzado hasta hoy es el gran reto que enfrenta la sociedad cubana, pero eso solo se logrará si se plantean construir “un país diferente”, diferente a los de su región y diferente a lo que fue Cuba hasta el día de hoy.

Es además un progreso que, como expresó el público en el debate, debe contar con la participación de todos en la toma de decisiones. Ni siquiera eso garantiza el rumbo correcto pero siempre es más difícil errar cuando el camino se decide entre todos.
—–
(*) Visita el blog de Fernando Ravsberg.


26 thoughts on “Normalidad y progreso en Cuba

  • el 4 noviembre, 2014 a las 12:13 pm
    Permalink

    Me acuerdo como Lucia Newman describía el “extasis” de cuando la CNN le dio la Gran oportunidad de irse a “reportar” desde Cuba y de que sus hijos vivieran en ese paraíso de sistema. Un sistema donde a sus hijos les dio todo “lo normal” de los paises “anormales”. La estancia de sus hijos en Cuba fue la de la normalidad de tener mucha leche y comida en el el refrigerador, zapatos, ropa y juguetes y jamás los hubiese mandado al campo a los 11años a recoger tomates. Si Rasverg crió a sus hijos sin leche después de los 7años y con la misma normalidad y progreso que la revolución le ha impuesto al resto de los demás niños cubanos, entonces se le pudiese aceptar lo que ha escrito por ser coherente a sus ideales.

  • el 3 noviembre, 2014 a las 5:27 am
    Permalink

    Este colectivo de Fabrica Arte Cuba a mi modo de ver pertenecen al no castrismo que junto al castrismo, anticastrismo (disidencia\oposición) que, a mi modo ver también, son los tres actores en conflicto serán los encargados de conducir un proceso ordenado a la democracia en Cuba, talmente parece que Fernando no fue capaz de convencer con sus argumentos a esta variante del no castrismo en el debate directo y ahora quiere convencer en este foro a una gama actores en conflicto através del desaliento de sus puntos de vistas derrotistas y reaccionarios .

  • el 3 noviembre, 2014 a las 3:38 am
    Permalink

    Fernando acostumbro decir que el problema de Cuba no es entre capitalismo y socialismo sino de democracia y como cubano y brasilero que conozco mucho más que tú la problemática de ambos países sigo afirmando categóricamente que Cuba debe convertirse en un país normal o sea en una democracia multipartidista, que no tiene que ser económicamente una semejanza de los países nórdicos pero tampoco la semejanza de los países de América Latina a que te has referido, talmente parece que tú te la quiere dar de experto en lo que Cuba debe o dejar de hacer sin tener en cuenta que existen once millones de cubanos en Cuba y algunos millones por todo el mundo que saben también lo que Cuba precisa para además de ser un país próspero para todos los cubanos sea un país democrático con un estado de derecho con sus poderes independientes que sustituya al estado totalitario de represión y control social castrista, a otro con ese cuentecito Fernandito.

  • el 2 noviembre, 2014 a las 11:08 am
    Permalink

    Gracias a Jorge Alejandro y Javier.

  • el 2 noviembre, 2014 a las 9:01 am
    Permalink

    Luis, creo que parte de la culpa la tienen los padres jesuitas y los métodos de educación con que cuidaron de los hermanos Castro en esa época se practicaba la educación con zanahoria y golpes de palo tengo entendido y así mismo nos han querido modelar a todos nosotros a nivel de sociedad. Por eso cuando alguien dice “NO” enseguida le caen las masas que tienen preparadas (“el palo”) y tienen zanahorias para aquellos que les siguen aunque con la economía que tienen no hay muchas zanahorias que dar o repartir. Era más facil cuando se la podían arrebatar a otros. Como Robin Hood. Ahora solo le pueden robar a los pobres y no tienen impedimento ninguno en hacerlo y lo hacen.

  • el 2 noviembre, 2014 a las 7:07 am
    Permalink

    Julio, de las estupideces que decian los profesores, recuerdo una profesora de marxismo que era un verdadero taliban, para ella todo lo que escribieron todos los pensadores desde la antiguedad hasta la fecha fue para divirtuar a un joven revolucionario cubano, solo marx y engels dijeron la verdad. Lo que vivio Cuba en los 60 y 70s fue extremismo puro, los que bajaron de la sierra trajeron tras de si todos los prejuicios de las clases mas atrasadas, hubo que esperar a que se acomodaran y se depravaran para que el extremismo aflojara.

  • el 2 noviembre, 2014 a las 4:23 am
    Permalink

    Marlene, tienes mucha razon en lo que expones. Desgraciadamente, por muchisimos años la economia ha estada supeditada a decisiones politicas. Y aquellos polvos trajeron estos lodos. En un pais normal, los gobernantes tienene que rendir cuentas por sus gestion y si el pueblo no la aprueba, pierden su trabajo en las proximas elecciones. Aunque siendo honestos, se ha visto que un Nuevo gobierno no necesariamente significa que su gestion sea mejor. Pero, eso es una decision y una responsabilidad que tiene cada pueblo al elegirlos. Es asi como se ejerce verdaderamente la democracia. Que funcione imperfectamente en otras latitudes, de acuerdo, pero aun asi, los cubanos deberiamos tener la libertad de escoger directamente nuestros gobernantes con nuestro humilde voto.

  • el 1 noviembre, 2014 a las 11:28 am
    Permalink

    Es increible que Fernando se haga el de la vista gorda con eso.
    Hasta hace muy poco los niños cubanos tenían que ir obligatoriamente a la escuela al campo. Eso para los que no conocen es trabajo forzado en el campo. Si no lo haces te expulsan de la escuela. No se si todavia los niños de tan temprana edad como 11 anos tienen que trabajar en el campo. Algunos de los trabajos por su peligro y la irresponsabilidad de los que se supone nos cuidaban produjeron víctimas.
    En mi escuela un muchacho se ahogó. Recuerdo estaba en 7mo o 8 vo grado cuando paso. Otro muchacho vecino de la cuadra fue atropellado por un tractor que le pasó por arriba y falleció. Esos son dos ejemplos que conozco personalmente. El problema es que nada de esto era publicado ni se publica nunca en la prensa lacaya que Cuba tiene. Y el señor Fernando se mantiene totalmente ignorante a sabiendas que todas estas cosas realmente pasan y pasaron. Honestamente da repugnancia este comportamiento.

    Luis V, ellos experimentaban con nosotros lo que sería el comunismo. Más tarde después de analizar un poco me di cuenta que comunismo no es más que esclavismo con un nombre diferente. No es posible satisfacer todos los deseos de todas las personas en el mundo ni siquiera es posible el igualitarismo. Aún mucho peor es un sistema que te prohíbe trabajar por tus sueños. El comunismo es un sistema donde solo la clase elite puede soñar.

    Gusa, de cierta forma las escuelas en el campo y todos los que estuvimos becados que fue casi el 90 porciento o más de todos los cubanos de hoy fuimos separados de nuestros padres para ellos podernos adoctrinar y decirnos que A no era A sino B. Los muchachos son más fáciles de manipular que adultos. No saben cuanto recuerdo las estupideces de los profesores de historia, de filosofía comunista etc. Me los comería vivos ahora.
    Pensar que tantos niños en cuba siguen siendo adoctrinados y los padres no tienen otra opción. Por eso no quieren escuelas privadas. Quieren aprovechar todas las oportunidades posibles para meterles la pastilla de adoctrinación posibles.

    La verdad no entiendo a personas como Fernando. El sabe que todo esto pasa y pasó en Cuba con los niños. Por que calla? por que no cuenta la verdad y aun peor por que dice mentiras tan obvias?

  • el 1 noviembre, 2014 a las 10:25 am
    Permalink

    “Si el gobierno cubano no puede eliminar la dualidad monetaria y las múltiples tasas de cambio, si no puede revisar su política fiscal, su política crediticia, si no puede crear empleos, si no puede legislar para disminuir drásticamente el riesgo de la inversión extranjera, si no puede controlar la inflación sencillamente eliminando el monopolio del comercio exterior e interior, si no puede hacer que sus empresas estatales, el 80% de la economía nacional, sean eficientes, puedo seguir enumerando políticas económicas y jurídicas públicas, si no puede hacer ninguna de estas cosas y restringe las capacidades económicas de los cubanos…”

    Doctora:

    Aquí solo cabe una palabra como respuesta al condicional:

    SOBRA

  • el 1 noviembre, 2014 a las 8:20 am
    Permalink

    Javier, me gustó mucho tu comentario, y acepto personalmente tu reto.
    Si el gobierno cubano no puede eliminar la dualidad monetaria y las múltiples tasas de cambio, si no puede revisar su política fiscal, su política crediticia, si no puede crear empleos, si no puede legislar para disminuir drásticamente el riesgo de la inversión extranjera, si no puede controlar la inflación sencillamente eliminando el monopolio del comercio exterior e interior, si no puede hacer que sus empresas estatales, el 80% de la economía nacional, sean eficientes, puedo seguir enumerando políticas económicas y jurídicas públicas, si no puede hacer ninguna de estas cosas y restringe las capacidades económicas de los cubanos( dime en cual país del universo, perdón Corea puede tener lo mismo y ese dato no lo conozco de China tampoco, no son trasparentes en su gestión pública) dime en cuál país del mundo los profesionales son cautivos del estado y no pueden trabajar y contratarse por la libre, dime en cual país la pirámide de ingresos para los profesionales está invertida? Dime en cual país las empresas estatales no compiten con las privadas pequeñas, medianas y grandes. Puedo seguir con las aberraciones cubanas… el asunto es que si las políticas que has reseñado no son posibles hacer por el gobierno cubano, ¿que hacen esos políticos en el poder? Las políticas que mencionas se pueden hacer y en varios meses. Lo que se constata en la dirección del país es la falta de voluntad política para hacerlo Y/O también la incapacidad para dirigir el país. Te podría decir que todas las que planteas y muchas más, están sobre la mesa desde la segunda mitad de los años 80, planteadas por los economistas cubanos, y dicho por ellos mismos.El problema es que los políticos cubanos hacen oidos sordos, no sólo a sus economistas sino también a otras simples demandas factibles de sus ciudadanos. Pareciera que la población y sus profesionales son mucho más capaces de discernir lo necesario que sus dirigentes. Ese es el pollo del arroz con pollo: la incapacidad del régimen y su falta de voluntad para implementar las políticas públicas necesarias.

  • el 1 noviembre, 2014 a las 6:20 am
    Permalink

    Julio, fuimos usados para destruir el trabajo jornalero en el campo, devaluamos tanto ese trabajo , que muchos se fueron a la ciudad ; hoy dia , el campo esta vacio y no hay quien quiera trabajar la tierra. En una economia monetaria, todo lo que se hace de gratis causa mas daño que beneficio, la razon es sencilla, la economia no es objeto de si misma, es el hombre su objetivo. Todo ese trabajo voluntario, trabajo en el campo gratuito, lo único que produce es devaluacion del trabajo, al final, nadie lo quiere hacer. ¿Qué solucion tendrá esto en una sociedad que ha demonizado la tenencia de dinero?

  • el 1 noviembre, 2014 a las 6:08 am
    Permalink

    Julio, súmale a eso que lo “normal” es ser mayor de edad a los 18 o 21, pero en Cuba es a los 16.
    Así que lo que en un país normal sería trabajo infantil o prostitución infantil en Cuba no lo es.
    Sin ir más lejos, citaron a Cuba a rendir cuentas de por qué los. niños son entrenados en cosas militares. Porque todavía hay que dar PMI

    Por otra parte, hay una diferencia abismal entre el chinito que tiene que ocuparse de la tienda del padre después de regresar de la escuela privada, y los cubanitos que tuvimos que irnos 45 días lejos de la casa a recoger papa y sembrar caña sin que nos dieran un kilo y sin opción de cambio de escuela.

  • el 31 octubre, 2014 a las 6:35 pm
    Permalink

    Solo voy a comentar esto que aparece al pie de una foto y que no puedo creer que se ha publicado aquí.

    “Excepto en Cuba, el trabajo infantil es “normal” en casi toda Latinoamérica.”

    Esta oración es una mentira burda. En Cuba los niños son forzados a trabajar como fuente de obra esclava por el gobierno revolucionario. Todos los que nos educamos en las escuelas al campo, las vocacionales etc etc somos testigos de ello. Yo trabaje todo el tiempo que estube en la vocacional. En aquella época decían que el trabajo forma al hombre… También cabe señalar que era trabajo no pagado. Y después se llenaban la Boca para hablar de educación gratuita y de salud libre!
    Con 11 años comencé a trabajar primero en el campo atendiendo plantas de cítricos cerca de la coloma. Después trabaje en la brigada de mantenimiento que era la encargada de atender los comedores en la escuela sirviendo y atendiendo mas de 2000 alumnos y profesores. Nunca recibí una peseta por todo ese trabajo. Por lo cual puedo francamente decir que fui un esclavo del sistema comunista de los hermanos Castro.
    Es inmoral Fernando publicar estas mentiras. Te restan cualquier credibilidad que pudieras tener. Estos pillos mafiosos han usado a niños como esclavos.

  • el 31 octubre, 2014 a las 6:15 pm
    Permalink

    Me parece algo simplista considerar solamente que Cuba no es un pais normal porque ” me sorprendió que a continuación expresaran que eso implicaba dar acceso a todos a internet, tener un salario que les permita a todos vivir dignamente y viajar a otras partes del mundo” .
    El viajar a otras partes del mundo, como todos sabemos (y eso aplica a la Cuba de hoy y a muchos otros paises) 1) Capacidad financiera (entiendase fondos disponibles para cubrir gastos de pasaje, hospedaje, etc, etc y ademas, convencer al pais de destino de su intencion de retornar a su pais de origen) 2) Visa (asociado con la ultima parte del punto anterior) 3) Pasaporte ( aparte del costo, asequible para la mayoria de los ciudadanos). Ahora Cuba esta en el mismo plano que cualquier pais Tercer Mundista, con la agravante de que no tienen capacidad financiera y por ende, doblemente dificil convencer al pais de destino que no son emigrantes potenciales. Pero… eso tambien aplica a otros nacionales de la region.
    Salario digno = mejores oportunidades = mejor future, etc, etc : El pollo del arroz con pollo. La razon clave por la que muchos emigran (y no solo de Cuba). La respuesta? Complicada. Pon en una balanza dualidad monetaria, inflacion (CPI = Consumer Price Index), creacion de empleos, revision de la politica salarial, crecimiento economico sostenible, DFI (Direct Foreign Investment), politica fiscal, Creditos, Riesgo-pais, Foreign Trade Balance, etc, etc, etc. Reto a alguien que salga con la receta perfecta que sirva para remediar el arroz con mango que hay alli. Por lo menos, no a corto plazo.
    Acceso a internet: Sin comentarios. Servicio restringido, lento y caro.
    Viendo los hechos , en los ultimos años ha habido cambios que ponen a Cuba un poco mas alineada al resto del mundo (venta de autos, casas, posibilidad de abriri un pequeño negocio, fin de las odiosas restricciones para viajar, etc). De acuerdo que esas restricciones nunca debieron haber existido.
    La otra parte de la moneda es ( y es real): Transacciones financieras que involucren USD no se pueden a hacer a Cuba cortesia de la US Federal Reserve. Tarjetas de creditos emitidas por bancos norteamericanos ( os sus sucursales), incluyendo AMEX, etc no funcionan en Cuba, de Nuevo, cortesia de US Government. Empresarios que osen invertir en Cuba se arriesgan a ser proscritos de por vida en hacer negocios en USA e incluso de poner un pie alli (applicable para sus familares). Preguntenle a Sherrit.
    Y en cuanto a comparaciones “defasadas” en tiempo. Argentina en los años 40 – 50 estaba mas avanzada que Australia. Miren quien es quien en este momento (y no me vengan a echarle la culpa solamnete a Kristina, porque eso viene desde hace rato).

  • el 31 octubre, 2014 a las 8:33 am
    Permalink

    Señor Rasvberg, sinceramente, este escrito me parece una monserga vergonzante.
    1- En ese encuentro público nadie se planteó otras demandas que salario digno para vivir, conexión a internet y viajar. Ya esas serían un paso adelante increíble con relación al país actual.Lo que me llama la atención es que no se considere el nivel de mordaza que existe en el ámbito público cubano, como para creer que estas demandas minimalistas son las demandas reales de la población.
    2-Su determinismo geográfico del siglo XIX, no pueden ser el fundamento de lo posible.Estamos en el siglo XXI y otros comentaristas ya le han señalado países con altos indices de servicios y bienestar que no corresponderían con su simplismo de “recursos naturales”. Vea a Venezuela con las mayores reservas petroleras y el nivel de vida de su población. ¿Se debe a los recursos o a las políticas?¿Se debe al imperialismo o a sus políticos corruptos nacionales?
    3-No conozco un programa opositor de izquierda centro o derecha cubano que no plantee mantener los derechos de salud y educación alcanzados aunque, se proponga un sistema mixto público y privado.
    4-Su comparación de la “normalidad” con los peores aspectos de la violencia y la desigualdad en Latinoamérica, no es más que la manipulación ideológica que ha tenido el discurso oficial, para siempre compararnos con los peores y no con los mejores,(recuerdo el filme cubano “Adorables mentiras” QUE MEJOR RETRATA LA SOCIEDAD CUBANA ACTUAL. La comparacióncon los peores aspectos de latinoamérica es una manipulación porque así se desestimula las inventivas sociales y políticas, las demandas posibles y las críticas al régimen. Contribuye usted como el discurso oficial a dejar en la “infancia eterna” a la ciudadanía que ” no sabría las complejidades del problema”.Eterno slogan del poder cubano para discriminar a su población. ¿Y si nos planteáramos las políticas públicas, el sistema de seguridad social, el sistema político, las políticas de transparencia pública, entre otras bondades de los nórdicos? o ¿es que tenemos que seguir siendo una república bananera por el determinismo geográfico?
    5-Este tipo de comparación lo único que estimula es al éxodo masivo y a la desesperanza en las capacidades de los cubanos con alto nivel de instrucción, y seguir dejando un cheque en blanco al gobierno cubano que muestra su incapacidad y sus oídos sordos a los reclamos populares y de sus profesionales.
    Ese es el problema de enjuiciar a los que plantean demandas mínimas y agregarle los estereotipos del discurso oficial.
    El mono Sr Rasvberg, el mono, y no la cadena es de lo que le sugiero escribir. Y el mono porque demandas reales y factibles hay un montón y no son escuchadas. Le sugiero otro post con todas las demandas factibles de la ciudadanía que no son escuchadas. y entenderá finalmente qué es para los cubanos una sociedad “normal”, fuera de sus lentes ahumados por el discurso oficial.

  • el 31 octubre, 2014 a las 7:37 am
    Permalink

    Amigo jorgealejandro: no sabemos, por razones más que obvias, cómo habría sido Cuba sin Fidel Castro. Lo único que sabemos es que sería distinta a como es, lógicamente, con sus cosas buenas y sus cosas malas, como cualquier país. Incluso puedo entender que alguien crea que la Cuba actual, sin haber existido Fidel, sería mejor sin duda alguna. Pero mi tesis es que eso no nos sirve de nada, repito: DE NADA. Fidel existió, la Cuba actual es como es, descuajeringada como está, y de ahí hay que partir. Por eso considero realista la visión de Ravsberg. La experiencia histórica demuestra que el socialismo, al final, lleva a un capitalismo por lo menos parcialmente peor que el anteriormente existente. Y en un país como Cuba eso me lo imagino peor todavía. Y esa es una de las razones por las que en Cuba no pasa nada, la gente prefiere huir; es que intuye eso que estoy diciendo, de ahí la desesperanza existente en el país, la sensación de ausencia de alternativa real. ¿Qué valor político-práctico tiene conocer que Cuba, antes de 1959, estaba mejor que este y aquel país?

  • el 31 octubre, 2014 a las 6:13 am
    Permalink

    estas ideas acerca del progreso y de lo que es un pais normal de este senor,son las mismas de toda la izquierda-populista (no marxista) latinoamericana.Lo que se quiere decir con un pais normal,para un cubano de a pie,es sencillamente,tener un pais con pobres,ricos,gente ladrona,prostitutas,criaditas,gente buena,dadivosa,gente mala,egoista,ricos buenos,pobres malos,homosexuales,etc,etc…todo en una sociedad civil,donde los ciudadanos puedan progresar con esfuerzos,exista una via para protestar,una logia donde militar,un partido donde apoyar sus ideas y en fin,se pueda participar en el destino del pais,de mi pais.Si la sociedad puede o no puede hacerlo exitosamente,eso es parte de la normaalidad,todo np tiene que salir bien.La normalidad es el apego a la realidad.Este senor predica los milagros,lula regalendo dinero a los pobres,fidel desapareciendo a las prostitutas,reglamentando lo que se come,como se vive,etc,etc.De eso senor es de lo que esta cansado el pueblo de cuba,,,,,aterrice en la vida real.Lo otro es vivir con miedo,con opresion,esperando un destino fabricado por dirigentes que no tienen la menos idea de como se vive la verdadera vida,para terminar en la miseria y mediocridad,parias,limosneros,sin principios eticos,etc,etc

  • el 30 octubre, 2014 a las 10:03 pm
    Permalink

    Orestes:

    Si sigo tú lógica, decir que sin Fidel Castro estaría peor también sería ” aparte de pura especulación, un punto de vista ahistórico por completo, un callejón sin salida en cuanto a política práctica.”

    Lo que se te olvida es que Cuba, en la década del 50, estaba económicamnente hablando, muchísimo mejor que ahora.

    Y esto sí no es especulación.

  • el 30 octubre, 2014 a las 5:27 pm
    Permalink

    Siempre nos quieren meter miedo con las muertes en Honduras, México, países con historial de violencia anterior a Colón.
    Con el trabajo infantil en Perú, plenamente justificado culturalmente desde los incas como algo formativo.

    Por qué no nos habla Rasverg de la salud, la educación públicas y gratuitas y de calidad en Costa Rica y Panamá. Donde además hay internet, celulares, la gente viaja, se jubilan, etc.

  • el 30 octubre, 2014 a las 4:13 pm
    Permalink

    Si, me voy un poco por esa linea. Cuba nunca fue un pais “normal”, fue muy diferente al resto de otros paises de America Latina. Era un pais con mucha influencia Española, Africana y Norteamericana. Era una sintensis muy peculiar. No tenemos porque sentirnos como “los condenados de la tierra”. No tenemos que minimizarnos tanto. Ni por nuestro tamaño ni por nuestros escasos recursos. Otras paises en la historia, mucho mas pequeño que Cuba, (Holanda, Dinamarca, etc) llegaron a tener una influencia mundial y tienen hoy un alto nivel de vida. La misma Holanda amplio su territorio robandoselo al mar. El mejor ejemplo de pocos recursos y alto nivel de vida es Islandia, aquello siempre fue una roca. Basados en la pesca y en su tremendo ingenio, (utilizacion de las fuentes volcanicas para calentamiento, etc) estuvieron en las posiciones mas alta en per capital por habitantes hasta la crisis financiera. Citaria tambien a israel. es cierto que recibe mucha ayuda de afuera, pero tambien es cierto que crearon sistemas extraordinarios de como sembrar en el desierto hasta cinco tipos de cultivos en un mismo sembrado.

    El mismo termino de “pais subdesarrolado”, es minimilista. Pueden tener una economia subdesarrolada, pero no necesariamente su gente son subdesarrolados. Esto hasta se penso en algun momento. UN PAIS ES SU GENTE. Un termino mas exacto hoy en dia es el de paises con economias emergentes o “developing countries”.
    El fracaso principal de la economia cubana radica en que se ha castrado EL ACTIVO principal que tiene los cubanos; Su iniciativa, su capacidad emprendedora, su ingenio e inventiva, su capacidad empresarial y por que no decirlo, su inteligencia. Si, somos diferente.

  • el 30 octubre, 2014 a las 1:50 pm
    Permalink

    Ravsberg ni es derrotista ni hay que dar las gracias por vivir como vivimos. Está describiendo hechos y teniendo en cuenta escenarios probables. A mí me parece muy realista su visión, bien anclada en la perspectiva histórica, a diferencia de otros planteamientos. Creer firmemente que una Cuba sin “revolución”, es decir, donde nunca hubiera existido Fidel Castro, estaría hoy mejor que Costa Rica, Singapur, Corea del Sur o Hong Kong, porque así era en 1959, es, aparte de pura especulación, un punto de vista ahistórico por completo, un callejón sin salida en cuanto a política práctica. Hoy por hoy hay que partir de los hechos que existen en la vida real, nos gusten o no. Por eso considero realista y balanceado el análisis de Ravsberg.

  • el 30 octubre, 2014 a las 1:30 pm
    Permalink

    Para empezar: Este señor es un ignorante de la historia de Cuba. Que, aunque sea por primera vez en su vida, haga una investigación seria de cómo estaba Cuba en la década del 50, en comparación con LA. y que después la haga con la Cuba actual.

    No se pueden tomar en serio estos panfletos, de verdad que no.

  • el 30 octubre, 2014 a las 12:36 pm
    Permalink

    Derrotista este Rasberg:

    “Quienes hablan de que Cuba se convierta en un “país normal” no pueden estar pensando en la normalidad de Holanda, Suecia o Canadá. Sería un total desvarío pretender que una nación subdesarrollada y de muy escasos recursos naturales alcance esos niveles de bienestar.”.

    ¿Podríamos pensar entonces en Costa Rica, Singapur, Corea del Sur o Hong Kong todos los cuales estaban peor que Cuba en 1959? y todos ellos están ahora mejor que Cuba.

  • el 30 octubre, 2014 a las 11:32 am
    Permalink

    Esta comparação é tendenciosa. A comparação deveria ser com os 10 países com melhor IDH no mundo. Seja quanto a bens e serviços quanto a politicamente.

  • el 30 octubre, 2014 a las 10:20 am
    Permalink

    Asi es la vida, antes podiamos compararnos con paises como Espana e Italia. Ahora debemos dar las gracias por tratar de ser normal como Haiti o Honduras como si tantos anos de educacion para todos no estimulara la batalla por acercarnos a los mejores. Con amigos como este personaje el pueblo no necesita enemigos

  • el 30 octubre, 2014 a las 9:23 am
    Permalink

    ¿O sea, compañero Ravsberg, que debemos dar “gracias” por vivir como vivimos?, ¿O es que de verdad usted cree que estamos “muy bien” y el resto del mundo está “muy jodido” como dice el Granma y el NTV?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *