Muere el Bloqueo, sobrevive el Embargo

Fernando Ravsberg*

bloqueo-desistalado1HAVANA TIMES — La negociación entre Cuba y los EEUU va dejando claro que el Embargo Económico contra la isla era también un Bloqueo que limitaba las relaciones de La Habana con el resto de los países del mundo y con los organismos internacionales.

La avalancha de ofertas de negocios, créditos, inversiones, asociaciones y las visitas de políticos y empresarios después del 17D, demuestran que eran muchos los que no se acercaban a Cuba por temor a las represalias de Washington.

Y no era para menos, en 1992 aprueban la Ley Torricelli para impedir a las subsidiarias de empresas de EEUU en terceros países vender a la isla. 4 años después aparecen con al Ley Helms-Burton, que permite demandar a quienes negocien con propiedades nacionalizadas en Cuba.

Nadie en su sano juicio puede dejar de valorar ahora los efectos colaterales que ese bloqueo debe haber tenido en la economía de la isla. Cuantas puertas cerró el miedo?, cuanto de sobreprecio se pagó por el riesgo? y cuanto se retrocedió tecnológicamente?.

El temor a entablar negocios con Cuba se podría calcular en base al interés demostrado, después del 17D, por inversores británicos, franceses, españoles, mexicanos, coreanos del sur, canadienses, japoneses y por el cambio de actitud del Club de Paris o el de Londres.

La reacción mundial ha sido de tal magnitud que algunos colegas despistados dan por hecho que se terminó el Embargo. Quienes no se equivocan son los empresarios estadounidenses, los únicos invitados a la fiesta que no tienen derecho a probar la torta.

presidente-Francois-Hollande-Cuba2
El Presidente francés le tendió la mano a los cubanos y se pronunció contra el Embargo.

Por supuesto que no todos los problemas económicos de la isla dependen del Bloqueo, no obstante, desconocer sus efectos sería un cinismo, comparable al de quienes afirman que no afecta a la economía cubana pero reclaman que se mantenga vigente.

Según documentos oficiales del Departamento de Estado, el Embargo nació para provocar hambre, miseria, bajos salarios y desesperación entre quienes apoyaban al gobierno cubano, empujándolos a alzarse y derrocar la revolución.

Al leer estos documentos no se puede aceptar el discurso de que ese cerco pretende únicamente afectar al gobierno. Son los propios funcionarios estadounidenses los que revelan que, desde el inicio, esta medida estuvo dirigida a presionar a la gente común.

Durante 4 décadas Washington prohibió las ventas de alimentos y medicinas a Cuba. Una acción que solo podía buscar dañar la salud de la población, sobre todo en medio de algunos momentos críticos, como la crisis económica de los años 90.

Devastador fue el salto atrás que obligó a suplantar la tecnología estadounidense por la soviética. Se perdió calidad y eficiencia, aumentaron los costos y el consumo de combustible. En ocasiones se producía con precios superiores al valor internacional.

Foto: Raquel Pérez Díaz
Foto: Raquel Pérez Díaz

La férrea prohibición de utilizar el dólar como moneda para sus transacciones comerciales le impuso a Cuba un costo cambiario muy alto. Cuando intentó violar el Bloqueo de Washington los bancos terminaron sancionados con multas de hasta U$D 8 mil millones.

Obama tiene el record de ser el presidente que más multas ha impuesto a instituciones bancarias por hacer transacciones con La Habana. Sembró tal pánico que ningún banco aceptaba abrir una cuenta a la delegación diplomática de Cuba en Washington.

Antes de ser electo, el primer presidente afroamericano de los EEUU creía que el Embargo contra Cuba sería una “palanca” para obligar a La Habana a moverse en la dirección que Washington había establecido. Su gran mérito fue reconocer que se equivocaba.

Hoy el Embargo es rechazado por todos los gobiernos del mundo, expresado en la Asamblea General de la ONU, por la mayoría de los estadounidenses y los cubanoamericanos, según las encuestas, y también por el propio Presidente de los EEUU.

Paradójicamente, todo ese rechazo no logra terminar con un Embargo Económico, que sigue vigente por obra y gracia del Congreso de EEUU. Como los antiguos senadores romanos se sienten con poder suficiente para oponerse a la voluntad del mundo entero.

Obama fue el presidente que más multas puso a los bancos que comercian con Cuba. Como ningún otro convirtió el Embargo en bloqueo, antes de aceptar que era un fracaso.
Obama fue el presidente que más multas puso a los bancos que comercian con Cuba. Como ningún otro convirtió el Embargo en bloqueo, antes de aceptar que era un fracaso.

Pero el cambio de política de Obama significó un golpe crucial al “Bloqueo”, ahora las empresas de otras naciones no temen tanto a las represalias. Es un paso para desmontar el cerco internacional que Washington había construido con leyes, amenazas, sanciones y multas.

De todas formas el “Embargo” económico se mantiene en pie y pensar que caerá por sí solo es una ilusión. Un senador cubanoamericano acaba de presentar un proyecto de ley que condiciona cualquier flexibilización al pago por Cuba de las propiedades nacionalizadas.

Otros pretenden reformar la Ley de Ajuste intentando obligar a los cubanos a hacer oposición para permitirles emigrar. La resistencia del anticastrismo al fin del Embargo podría ser prolongada, enmarañada y feroz, una reacción lógica cuando lo que está en juego es su propia existencia.
—–
(*) Visita la página de Fernando Ravsberg.


84 thoughts on “Muere el Bloqueo, sobrevive el Embargo

  • el 26 mayo, 2015 a las 9:48 pm
    Permalink

    Oiga, que acabo de decir que SI, claro que comercian, pero con las mila trabas que implica tropezar con cada medida que aplica el Tesoro de EEUU alrededor del mundo…

  • el 26 mayo, 2015 a las 9:46 pm
    Permalink

    Sr. Darío:

    Ante todo, admito que puedo equivocarme, pero mentir a sabiendas no: Lea aquí (supongo que tenga ud. buen inglés, tomado del blog de la Fundación Nixon):

    In this NPR commentary, Daniel Schorr (a distinguished reporter and commentator and regular participant in Nixon Center programs in Washington) argues that 50 years of misguided U.S. policy toward Cuba began when Vice President Nixon, after meeting Fidel Castro, said he was “incredibly naive about communism.” Schorr implies that every misstep in U.S. Cuba policy, from the Bay of Pigs invasion to the Kennedy Administration’s assassination schemes, grew from RN’s observation. That’s hard to believe based on Mr. Nixon’s complete analysis, contained in a long memo he sent President Eisenhower after meeting alone with Castro for three hours in April 1959: – See more at: http://blog.nixonfoundation.org/tag/fidel-castro/#sthash.LpsDNReS.dpuf

  • el 25 mayo, 2015 a las 5:57 pm
    Permalink

    Pero entonces…pueden comerciar o no pueden comerciar?? En que quedamos?

  • el 25 mayo, 2015 a las 8:00 am
    Permalink

    … desvastador el salto atras que significo cambiar la tecnologia rusa por la norteamericana”, a mediados del año 1960, creo por agosto y participando yo en los primeros seminarios para la futura campaña de alfabetizacion, tuve el “honor” de ser “invitado” a la concentracion en el estadium del cerro, donde desde una tribuna improvisada por el center field, y despues de escuchar a un alegre trovador peruano, que rimaba un pegajoso estribillo “si las cosas de Fidel son cosas de comunista, que me pongan en la lista que estoy de acuerdo con el” “cuba si, cuba si, cuba si, yanquis no”, algo de lo que dijo en unas 4 horas, incluyendo la lectura de la lista de todas las empresas confiscadas, “si no quieren vivir a 90 millas de un pais socialista, mudense” “no los necesitamos” “la cuota de azucar Rusia no las compra y a mejores precios” “Rusia nos garantiza el petroleo, las materias primas” ojo Rasberg: “Rusia nos garantiza los medios de transporte, las piezas” ” esta revolucion es por los humildes, de los humildes y para los humildes” todavia cuando aquello en la 5ta. avenida vivian las mayoria de los burgueses, no habia empezado ” el quitate tu, que llegue yo” verguenza debe darles y no les da, vivir como han vivido tantos años, dejando de ser el ejemplo de lo que tanto pregonaban, alrededor de 30,000 millones le costo a Cuba la guerra en Angola, (no me pidan fuentes, que Fidel no da ninguna, hay que estimar los datos), 1,5 millones de cubanos en Miami envian anualmente 17 000 millones, (no me pidan fuentes que este dato solo lo saben Fidel y Raul y no se lo dan a nadie) si los salvadoreños envian 9,000, y este dato si es oficial, es facil calcular “conservadoramente” el otro numero, y para que seguir Rasberg, te pregunto, has visitado los bateyes de los centrales desmantelados, las comunidades rurales y de montaña, las provincias orientales, tu crees de verdad que si 47,000 millones se hubieran invertido en su desarrollo estarian en las condiciones que estan, te pregunto yo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *