Los empresarios y los alcahuetes por cuenta propia

Fernando Ravsberg

HAVANA TIMES — Cuenta un periódico europeo, que ha surgido en la Isla el oficio de “alcahuete autónomo que ofrece su servicio al empresario impaciente y primerizo”. Promete guiarle hasta donde se “aprueba o rechaza hoteles en los cayos, campos de golf en Trinidad, grúas en Matanzas, inodoros en La Habana y bobinas en Ciego de Ávila”.

Agrega que “La generosidad o tacañería del empresario apresurado, manifestada en la calidad y cuantía de las comilonas y propinas anticipadas al charlatán, determina su facundia”. Para terminar reconociendo que ese “es el floreciente timo del facilitador cubano”.

Y hay que reconocer que esos estafadores son muy buenos en su oficio, juegan en grandes ligas, timando a experimentados empresarios. Algunos pasan más de un año “chupando la teta” antes de que el capitalista extranjero se dé cuenta de lo que ocurre.

En general, son personas que en algún momento estuvieron metidos en el sector político, en la Seguridad del Estado o incluso en el Poder Popular. Esos cargos les permitieron conocer de primera mano o por comentarios a importantes personajes del país.

Las relaciones son una herramienta que bien utilizada puede dar mucho dinero. Los informes confidenciales “estuve con el hijo de XXX y me comentó que estudian abrir inversiones en tu sector y que puede garantizar que tu nombre esté al comienzo de la lista”.

Claro que “el hijo de XXX pide un dinero a cambio y no puede ser poco, porque debe compartirlo con el ministro de XXX, que es el que firma”. Los empresarios se resisten a dar nada antes del contrato, pero si no lo hacen “tu competencia se comerá el cake”.

En ocasiones el hijo de XXX ni siquiera sabe que utilizan su nombre o el de su padre, pero no pocas veces también forman parte de la estafa. Su relación familiar con hombres y mujeres poderosos les permite desarrollar un rentable y creciente negocio de “venta de influencias”.

Los alcahuetes de los empresarios recorren con ellos los restaurantes de moda, “ordeñando” a su víctima todo lo que pueden.
Los alcahuetes de los empresarios recorren con ellos los restaurantes de moda, “ordeñando” a su víctima todo lo que pueden.

Es difícil saber si actúan como intermediario de sus padres para aumentar los ingresos familiares o si lo hacen “por cuenta propia”, pero lo cierto es que hay más “hijos de papá” involucrados con empresarios extranjeros de lo que sería recomendable para prevenir la corrupción.

Nadie habla claramente, se comunican sin dar nombres, con frases cortadas y señas, dando la impresión al extranjero de que hay que ser cuidadosos, porque preguntar demasiado sería peligroso para todos, “¿tú sabes la cantidad de explotes que ha habido?”.

Muchos de los “alcahuetes” son contemporáneos de los hijos de los dirigentes cubanos, incluso de los nietos. Han estudiado juntos en el preuniversitario Lenin o en las escuelas militares y conocen realmente a muchos de ellos, lo cual les permite saludarlos en público.

Los hijos de papá se mueven en los mismos “circuitos” que los empresarios extranjeros, por lo que es fácil topar con ellos. Nada tranquiliza más a la víctima que ver en el restaurante de moda, como su “intermediario” se para y saluda al hijo de XXX que cena en otra mesa.

Puede que realmente sean ambos socios en la venta de influencias, pero aunque solo se hayan saludado, el alcahuete volverá con la noticia de que “el hijo de XXX aceptó canalizar tu oferta, pero no puede haber contacto directo, por razones obvias”.

La falta de transparencia de la economía hace difícil saber cuáles son los procedimientos normales, quiénes son los que aprueban los contratos y proyectos o por qué se pierde una licitación. Ni siquiera tienen que informar al empresario la razón por la que se le retira el permiso para comerciar en Cuba.

Las reglas para que los empresarios extranjeros inviertan o comercien con Cuba son muy complejas y enredadas.
Las reglas para que los empresarios extranjeros inviertan o comercien con Cuba son muy complejas y enredadas.

Para empeorar las cosas, a las empresas extranjeras se les prohíbe hablar directamente con el cliente cubano. Todos los contactos son a través de una empresa importadora que actúa como intermediaria, aunque nunca hayan oído hablar del producto que se negocia.

Conocer funcionarios que trabajen en esas importadoras vale oro, literalmente hablando. Ese es otro terreno fértil para el “alcahuete” que se quedará siempre con una parte de los sobornos, aunque el negocio no se cierre porque “al jefe de mi socio otra empresa le dio más dinero”.

De esa forma dejan el terreno abierto para que la próxima vez el soborno sea aun mayor, porque “hay que salpicar también al jefe”. Algunos empresarios desisten a la primera, otros vuelven a apostar y siguen perdiendo su dinero.

El que siempre gana es el “alcahuete”, aunque eso implique a la economía cubana la pérdida de buenos negocios, multiplique la corrupción y, lo que es peor, genere la falsa percepción de que Cuba es una especie de “República Bananera”.


22 thoughts on “Los empresarios y los alcahuetes por cuenta propia

  • el 18 enero, 2016 a las 5:56 am
    Permalink

    le estan haciendo la competencia…desleal..jajajaj

  • el 15 enero, 2016 a las 6:39 am
    Permalink

    Brasil es una democracia y existe separacion de poderes y meten preso a MALANGA ,a Lula le estan pisando los talons e hizo mucho por Brasil

  • el 15 enero, 2016 a las 12:07 am
    Permalink

    Muy buen comentario, totalmente de acuerdo … y que me dice de comprar termoelectricas a dedo a los rusos con tecnologia de la segunda guerra mundial…

  • el 15 enero, 2016 a las 12:05 am
    Permalink

    100% de acuerdo con usted y cobraba mas caro por ser “yuma” periodista que se la sabia todo … segun el… ya que al final es un cubanofilo …. esos extranjeros que viven en cuba un tiempo en sus urnas de cristal y se creen que saben mas de cuba que los cubanos

  • el 14 enero, 2016 a las 8:25 pm
    Permalink

    Buenísimo punto Marlene. Hasta en Bananalandia abrir una empresa es cuestion de días, la maýoría de los trámites se hacen online y todo lo que no esté expresamente prohibido está permitido. Hay regulaciones en actividades de salud, alime tos, educacion… pero la mayoría de las actividades económicas son libres.

  • el 14 enero, 2016 a las 5:56 pm
    Permalink

    Yo tenia internet todos los dia [pr las noches, la vendia un hijito de papa, cobraba en alquel momento (6 anos atras) 20 cuc al mes, si tenia 15 clientes eran 300.00 cuc mensuales sin hacer nada, decia que no hacia nada illegal porque su papa lo sabia. Vive en Miramar, donde yo trabajaba.

  • el 14 enero, 2016 a las 4:32 pm
    Permalink

    Eduardo la jabita no te la ganas este mes.
    El protocolo de negocios, son los días que le toma a un empresario abrir un negocio, la cantidad de gestiones que debe hacer y el costo de hacer todo eso, luego el número de días para cerrar un contrato , el número de gestiones que implica y el costo, luego el número de días para cerrar una empresa, el número de gestiones para cerrarla y el costo que eso implica.Con esos parámetros que miden las facilidades de inversiones para todos los países del planeta, Cuba anda gracias a su incapaz gobierno en los niveles de Uganda. Averigua cómo hacen los inversores en Uganda y verás que estamos a ese nivel.

  • el 14 enero, 2016 a las 4:27 pm
    Permalink

    Yo me acuerdo. Esa licitación fue un ejemplo para el mundo entero.

    Lo que pasa es que la mafia cubanoamericana, la gusanefa, y los yanquis tomaron represalias contra Norberto, tan buena gente que es, el pobre.

  • el 14 enero, 2016 a las 4:15 pm
    Permalink

    Yo diría que inocentes.

    Un gallo juga’o como Odebretch jamás le soltaría un kilo a ningún pelafustán.

  • el 14 enero, 2016 a las 4:15 pm
    Permalink

    Triste verdad de mi tiempo y mi entorno. Resulta que ahora las victimas son los culpables. Los carretilleros surgen producto de la escacez y ahora tal parece que son los culpables de esta. Siémbrense las tierras perdidas y quiténse las trabas de comercialización a los productores y los carretilleros solos irán a casa y se alinearán a alguna actividad más productiva.

  • el 14 enero, 2016 a las 2:27 pm
    Permalink

    Gracioso como Fernando afirma que en Cuba los contratos del sector público se les hace licitaciones. Ahora recuerdo lo reñida que estuvo la licitación de la obra del Puerto del Mariel. Hubo ofertas muy interesantes que le ahorraban millones de dólares al estado y finalmente ganó Odebrecht el amigo de Lula. Se acuerdan de esa importante licitación en la web de compras públicas del gobierno cubano?

    Todos los problemas de la Cuba socialista que describe Fernando en sus post, terminan siendo responsabilidad de funcionarios inescrupulosos o de los “carretilleros”, pero jamás se mete con el sistema implantado por una elite corrupta que gobierna y que esta vendiéndo la isla en pedazos al mejor postor siempre que no sea cubano.

  • el 14 enero, 2016 a las 1:34 pm
    Permalink

    Fernando, tengo que reconocer que estas mejorando tu desempeño con este artículo de opinión a diferencia del ultimo que leí de tu autoría sobre la última sección de la Asamblea Nacional, por cierto me llegan noticias de Cuba que los mercados agropecuarios prácticamente están cerrados por falta de viandas, vegetales y de vergüenza de los que detentan el poder en Cuba y de sus burocracias periféricas.

  • el 14 enero, 2016 a las 1:09 pm
    Permalink

    Fernando, parece mentiras que tú te salgas con esta bobada cuando tú mejor que nadie sabes cómo funciona la cosa en Cuba, o es que piensas que tú no estás en la lista de esos guatacones?, Bah..

  • el 14 enero, 2016 a las 1:01 pm
    Permalink

    El unico camino para luchar contra la corrupcion es: transparencia y separacion de poderes.En Cuba no hay nada de eso y al parecer no es prioridad de nadie,salvo disidentes y gobierno de EEUU .Por lo tanto,considere el autor que lo que se sabe solo es la punta del Iceberg !!!Pero siguen con los conceptos acunados y pasados a verdades absolutas :
    -La dignidad del pueblo cubano rescatada.
    -El apoyo masivo del pueblo al regimen.
    -Los logros del socialism.
    -La etica proletaria.
    -Las criticas al Sistema de cabildeo en EEUU.
    -La pureza y elevacion de los Buenos.
    Sigan asi y con los cuentos de “Tio” Luis Toledo sande que este engendro tiene cura,ja,ja

  • el 14 enero, 2016 a las 12:52 pm
    Permalink

    EDUARDO aquí nadie es tonto, cuando se vive bajo un régimen dictatorial y corrupto se espera que todo ésto pase. Igual tiene culpa “el que mata a la vaca como el que le aguanta la pata”, el gobierno sabe bien lo que está pasando, o para que entiendas mejor hay que recordarte el caso Ochoa?. Nadie en su sano juicio cree que el gobierno no sabía lo que Ochoa hacía.

  • el 14 enero, 2016 a las 11:52 am
    Permalink

    Atanasio, yo pienso que si lo saben todo. Lo que ocurre es que ya es parte del mismo sistema. Es como el sistema obliga a esos que se corrompen a apoyarlos.

  • el 14 enero, 2016 a las 11:26 am
    Permalink

    La seguridad del Estado cubana monitorea de manera individual a cada opositor o disidente del país.Las purebas son las redadas o los apagones telefónicos que ocurren cuando nos visitan papas(3) o hay un cumbre de la CELAC en la Habana.
    Estos hijitos de papá o sus amigotes tienen la puerta libre a toda “mordida” precisamente porque tienen la anuencia de sus padres.O el problema de que los hijitos de papá sean “intocables” los coloca en el mejor escenario para delinquir.Esa es la “democracia del embudo” en Cuba.

  • el 14 enero, 2016 a las 11:13 am
    Permalink

    …..el empresario “serio” que acepta dar dinero para asegurar o apresurar su negocio es igual de corrupto que ese estafador que se menciona y no puede reclamar nada…muy poco confiable es una empresa o empresario que acepta tan facilmente el “aceitar” con regalos el camino de su negocio asi que no todo es culpa de la falta de transparencia segun el autor….como mismo hay estafadores de un lado los hay del otro…

  • el 14 enero, 2016 a las 10:45 am
    Permalink

    Un poco mas de respeto a las republicas bananeras, que al menos producen bananos y si en ellas hay corrupcion, al menos aplican aquelo de “Tiburon se baña pero salpica”. En serio, lo que es vergonsozo es que en un pais donde todo lo controla el estado no sepan quien esta detras de estos fraudes y mas si estan involucrados hasta sus mismos parientes y amistades.

  • el 14 enero, 2016 a las 10:39 am
    Permalink

    jejeje por Menos que eso en Brazil estan metiendo preso a malanga ;) , lo comico no es eso, lo comico es que igual por cosas como estas pero a menos escala han metido presa a mucha gente en Holguin jejeje pregunta camina la Habana ..

  • el 14 enero, 2016 a las 9:26 am
    Permalink

    No entiendo como después de admitir que todo esto ocurre en Cuba Fernando pueda decir al final que genera la falsa impresión de ser una republica bananera. Si se admite lo anterior entonces simplemente lo es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *