Fernando Ravsberg*

Convocados para debatir los Lineamientos (las reformas) a los vecinos de Nuevo Vedado se les prohibió opinar a favor de profesionalizar el deporte
Convocados para debatir los Lineamientos (las reformas) a los vecinos de Nuevo Vedado se les prohibió opinar a favor de profesionalizar el deporte

HAVANA TIMES — El presidente Raúl Castro acaba de reconocer que ”no es perfecto lo que hacemos, a veces nos falta experiencia en algunos temas y cometemos errores, por eso cada asunto tiene que estar sometido constantemente a las observaciones críticas”.

Fustigó el centralismo ejercido durante décadas, asegurando que “nos hemos acostumbrado a que las indicaciones lleguen de arriba y eso debe cambiar. Los órganos de dirección, desde el municipio de Sandino hasta el de Maisí tienen que emitir opiniones”.

Pero luego aclaró que deben hacerlo “en el lugar adecuado, en el momento oportuno y de forma correcta”. Concepto que, desde hace años, es una de las armas más poderosas con que cuenta la burocracia para acallar las críticas de los ciudadanos.

Cualquiera que conozca la Cuba actual sabe que la gente opina cuando, donde y de la forma que le da la gana. Basta acercarse a una parada de bus por la mañana, a la cola de la bodega cuando llegan los alimentos o al banco el día de pago de las jubilaciones.

Eso en Cuba ya no lo controla ni Dios, pero la frase puede servir justamente para todo lo contrario. En manos de funcionarios venales o ineficientes esas 16 palabras impedirán que la gente hable en los lugares adecuados y en los momentos oportunos.

Ocurrió en los debates de los Lineamietnos en el barrio de Nuevo Vedado, donde los vecinos quisieron expresar sus criterios sobre el deporte profesional y les dijeron que de eso no se podía hablar, a pesar de que meses después el gobierno hizo justo lo que la gente proponía.

Por mucho que le pese a los directivos de la empresa pesquera PRODAL hacen falta reformas higiénicas en los procesos de producción.
Por mucho que le pese a los directivos de la empresa pesquera PRODAL hacen falta reformas higiénicas en los procesos de producción.

Recordé a una joven profesional a la que los directivos de su empresa le prohibieron expresar críticas en una asamblea de producción porque participaban dirigentes del ministerio de la pesca. “No es el lugar ni el momento adecuados”, le dijeron entonces.

La terquedad de la joven la hizo exponer de todas formas sus cuestionamientos a los procesos higiénicos y a partir de ese momento su vida laboral se complicó tanto que unos meses después dejaba de trabajar allí, para alegría de algunos directivos.

Rabindranath Tagore decía que “si cierras la puerta a todos los errores, dejarás afuera la verdad”. Si Raúl Castro pretende lograr una real participación popular en los debates le ayudaría marcar claramente el terreno y redefinir las reglas del juego.

Dejándolo en la nebulosa la burocracia lo utilizará a su conveniencia y según sus intereses. Martí, que escribió sobre todo lo humano y lo divino, decía que toda reforma origina un cambio, y todo cambio lastima intereses (y estos), se oponen siempre tenazmente a las reformas.

Podría ocurrir como con la prensa, mientras el gobierno convoca a hacer un periodismo sin secretismo, otros altos funcionarios recomiendan no publicar los casos de corrupción, protegiendo la ”reputación” de los estafadores y ladrones que vacían las arcas de la nación.

Las reformas y la unanimidad

Los cubanos no solo estaban acostumbrados a recibir las indicaciones de arriba como critica hoy el presidente, también se acostumbraron a una unanimidad en la cúpula política que daba la idea de una dirección absolutamente monolítica.

El pasado año por primera vez el parlamento aprueba una ley por mayoría, las reformas rompen así 4 décadas de unanimidad.
El pasado año por primera vez el parlamento aprueba una ley por mayoría, las reformas rompen así 4 décadas de unanimidad.

Durante décadas los debates parlamentarios en Cuba terminaban siempre con la apoyo unánime de los 600 diputados. Por primera vez el pasado año se aprobó una ley por mayoría, lo cual significó un magnífico salto desde el discurso hacia la vida real.

Muchos no entienden estas contradicciones, los menos creen aun en la unanimidad y piensan que se trata de un juego político, mientras la mayoría empieza a sospechar que existen diferencias sobre el rumbo que debe tomar la nación.

La verdad puede estar en ambos lados, los dirigentes cubanos son hábiles jugadores, sobrevivir a 50 años de hostilidad de EEUU lo demuestran.  Sin embargo, también hay diferencias y no comenzaron con la reformas, las hubo siempre.

Si no fuera así, como se explicaría la destitución de tantos dirigentes de primer nivel a lo largo de medio siglo, desde aquellos a los que no les gusto el sabor del socialismo tropical en los inicios de la revolución hasta los apicultores de los últimos años.

El reto de la nación no está en volver a aquella falsa imagen de unanimidad sino en generar los espacios para promover el cambio con la participación popular porque, como explicaba José Martí, “las reformas solo son fecundas cuando penetran en el espíritu de los pueblos”.
—–
(*) Publicado originalmente por BBC Mundo.

7 thoughts on ““Las reformas solo son fecundas…”

  • Va a costarle mucho trabajo a los cubanos ser criticos del sistema y poder torcer el rumbo oficial , incluso aunque les den las garantias de hacerlo sin que implique problema alguno. Estan enfrentandose a personas que se han tomado para si todo el credito de lo bueno que se a hecho y descargando la responsabilidad de lo mal hecho en los demas durante 55 anos, que los a divinizados ante la mirada popular . Sin una desmistificacion abierta de estos personajes , va a ser muy dificil dialogar en el mismo plano. Es como si Mahoma fuera parlamentario turco , quien le va a contradecir. No estoy hablando en el enfrentamiento personal ; sino de personas contra fieles que te atacan o temerosos que huyen de ti. No la tienen facil si hay un control personal de los aparatos represivos del estado. No la tienen facil en un marco de doble moral, donde todo el mundo calcula como caer parado. Si todos no se sientan como iguales dentro de la asamblea popular , si nadie dentro de esta no monopoliza el discurso , ni los aparatos represivos del gobierno, si no eliminan poderes superiores o paralelos a la asamblea , si la asamblea no tiene todos los poderes del estado; entonces olvidense de democracia , dialogo o cambio real. Hablo de esa misma asamblea que existe ahora , para bien o para mal.

  • Isidro, por lo menos el músico se aprovecho de la tribuna publica. No le paso nada. La misma manifestación en Holguin termino con tres personas arrestadas que soltaron horas mas tardes. Algo así en otros tiempos te metían 20 años por contra-revolucionario. También los espacios se ganan.

  • Mientras la posibilidad de hablar alto y claro se siga disimulando con el barrido de la inmundicia bajo la alfombra, seguiremos en las mismas. Si un músico – o cualquier otro ciudadano – se tiene que aprovechar de su acceso a una tribuna publica para expresar su sentir con un estribillo de canción, es que algo anda mal en las plataformas donde debería ser escuchado. Andas claro, Fernando, porque en los recintos donde se supone que sea “correcto y adecuado” hablar, nunca falta un emisario de la prudencia dispuesto a asordinar pensamientos desbocados, y así seguir dilatando la melcocha.

  • Que va a pasar entonces Sr. Pedro?, Usted que nos acaba de decir el otro dia, que como ellos estan ahi, tenemos que contar con ellos, porque existen, Usted cree que haya tiempo para que raul a los 83 años se ponga a leer, y a estudiar?, a estas alturas cuando en sus años mozos nunca lo hizo, a leer y a estudiar que? a que escuelita los van a mandar para que lo ensen~en a oir y a ser democrata?. No estoy de acuerdo con Usted Sr. Pedro en la estrategia de negociar con estos patanes, Pedro please con los dictadores no se hacen negocios.

  • Pero for favor, dejémosnos de circunloquios (quiero pensar que es eso y no algo peor)

    Al Sr Castro y sus adláteres, que son una banda prácticamente inmutable desde el principio, lo único que les interesa y les ha interesado siempre ha sido conservar el poder AL PRECIO QUE FUESE. Todas las muchas reformas y contrarreformas, cambios de chaqueta ideológica incluidos, de los últimos 55 años han perseguido y conseguido ese único propósito a costa de la completa destrucción física, moral y emocional de la nación, retrotraída a niveles haitianos. Dejen ya la bobería y llamen a las cosas por su nombre, si es que pueden.

    ¡Gracias Fidel!

  • Así es Ravsberg, Martí eterno tenía para todo y para todos. Y es que las “reformas” de la actualización no parecen responder a los intereses populares ino a los de la burocracia…entonces su fecundidad es cuestionable. Sin democratización de la vida politica, exigiendo que todo se diga en el lugar, el momento y en la oportunidad que consideren los de arriba, no hay fecundidad posible. Con empresas estatales asalariadas, ?cómo constuir el socialismo? Sin la participación efectiva y directa de los trabajadores en la dirección, la gestión y las utlidades de las empresas, cómo hacer que estas funcionen? Ya lo escribí, si realmente Raul quiere oir algo mas que aplusos, tiene bastante que leer, oir, estudiar y discutir con la izquierda y la disidencia. ?No le interesa? Es tal vez el peor y más grave de todos su errores.

  • La orientación (en realidad ucase) que ordena que solo se pueden hacer críticas “en el lugar adecuado, en el momento oportuno y de forma correcta” no es nada nuevo y data de decenios atrás. En la práctica eso ha significado y significa que las críticas solo pueden hacerse “en el lugar que los dirigentes autorizan, en el momento en que los dirigentes lo autoricen y de forma que no implique alusión alguna a las verdaderas causas sistémicas y los responsable máximos de los problemas objeto de crítica”. La no observación de este mandato ha traido siempre consecuencias negativas para los valientes (o ingenuos) que han planteado honestamente críticas objetivas y certeras confiando en la buena fe de la burocracia gobernante. Es una farsa que lleva más de medio siglo y que continúa por iguales rumbos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *