La educación, la industria que mantiene a Cuba

Fernando Ravsberg

La industria de la educación produjo 1.2 millones de profesionales. Foto: Raquel Perez Diaz
La industria de la educación produjo 1.2 millones de profesionales. Foto: Raquel Perez Diaz

HAVANA TIMES — Enviar miles de adolescentes a alfabetizar fue la primera piedra que se colocó en los cimientos de la mayor industria creada por la Revolución Cubana, la educación. Medio siglo después, el 80% de los ingresos del país provienen del trabajo profesional de sus ciudadanos.

En aquellos analfabetos se sembró una semilla que germinaría en sus hijos, hoy muchos cubanos de 60 años son los primeros miembros de sus familias en haberse graduado en una universidad. Fueron 1.200.000 los que alcanzaron ese nivel académico en medio siglo.

Cuba vende servicios médicos y medicamentos inventados por sus científicos en decenas de países. Sus entrenadores deportivos trabajan en otras naciones y laboratorios cubanos en África producen medicina animal, biofertilizantes y bioinsecticidas para la región.

Las escuelas de arte convirtieron el talento natural en un virtuosismo que brilla en la música, el ballet, la pintura, la danza o el cine. La producción de esa industria ha sido fabulosa para una isla de escasos recursos materiales y apenas 12 millones de habitantes.

Hay quienes están a favor de la venta de servicios profesionales y los hay que se oponen, pero nadie pone en duda que hoy la economía nacional sobrevive gracias esa capacidad intelectual creada a lo largo de toda la Isla, por los maestros y maestras cubanos.

Señas de deterioro

Sin embargo, llevamos más de 2 décadas debilitando sus cimientos y, si no se actúa pronto, todo el edificio caerá. 12 mil docentes han dejado las aulas y se dedican a trabajos mejor remunerados, en busca de ingresos que les permitan llegar a fin de mes.

Foto: Raquel Pérez Díaz
Foto: Raquel Pérez Díaz

En 3 años se han graduado 14 mil educadores y hay 21 mil estudiando, pero son más los que dejan el trabajo. La Ministra de Educación confiesa que “la cifra de los que no nos siguen acompañando es mayor que los que egresan de los centros formadores”.

Los parches que se vienen aplicando desde hace 25 años con profesores no graduados –llámese emergentes, temporales o instantáneos- están bajando el nivel de calidad de la industria y tarde o temprano repercutirá en una caída de los beneficios.

La formación de un profesional no se inicia en la universidad sino en el círculo infantil, desde ahí se desarrollan o no sus capacidades. Y una formación primaria y secundaria sólidas son la verdadera base que permite a los jóvenes asimilar la Enseñanza Superior.

Cuba gasta millones en la formación de maestros que luego abandonarán las aulas. Cuánto costó la educación de esos 12 mil docentes que trabajan hoy en otras actividades? Tal vez sería más barato pagar mejores salarios y lograr que sigan ejerciendo la pedagogía.

La base de la educación universitaria está en la Enseñanza Media.
La base de la educación universitaria está en la Enseñanza Media.

El hecho de que el salario sea insuficiente para cubrir las necesidades básicas de los cubanos provoca en muchos sectores el robo generalizado de productos para revender en el mercado negro y lograr un ingreso extra-salarial que equilibra el presupuesto familiar.

En las escuelas no hay nada que los maestros puedan “resolver” para revender, por lo que viven exclusivamente de los U$D 20 de salario mensual. Excepcionalmente, algunos entran en componendas con los padres de los alumnos, como los que vendieron las pruebas de ingreso.

Sin embargo, la mayoría opta por dejar el magisterio estatal y trabajar en escuelas particulares dedicadas a “reparar” los baches que dejan los educadores sin formación. Otros abandonan completamente la docencia y trabajan en cualquier otra cosa.

La nación lleva ya más de dos décadas sufriendo esta hemorragia y ha probado todo tipo de parche para detenerla, sin el menor éxito. La cura ya está inventada, se llama salario digno, entendiendo por ello el que cubre las necesidades básicas de los docentes.

Hoy el 80 % de los ingresos de Cuba provienen de la venta de servicios profesionales, el producto estrella de industria de la educación.
Hoy el 80 % de los ingresos de Cuba provienen de la venta de servicios profesionales, el producto estrella de industria de la educación.

En estos días un empresario, proveedor del turismo, me aseguró que le están pagando sin demora. Es que dejar de comprar sabanas, refrescos, carne o toallas para los hoteles significaría hundir un sector que produce miles de millones de dólares cada año.

La venta de servicios profesionales, el producto que sale de la industria de la educación, produce 3 veces más que el turismo y sus beneficios son mucho mayores. A pesar de lo cual los docentes reciben 20 veces menos ingresos que el camarero de un hotel.

En los 60 la nación hizo uso de todos los recursos a su alcance para convertir a los cubanos en la mayor riqueza de la nación. Parece que hoy no fuera esa la prioridad inversionista o, tal vez, se persigue la quimera de alcanzar una educación de calidad sin maestros preparados.


8 thoughts on “La educación, la industria que mantiene a Cuba

  • el 17 septiembre, 2016 a las 1:07 pm
    Permalink

    De nada sirve que te ensenen a pescar ; sino tienes la motivacion para hacerlo y ni te dejan tener el bote

  • el 16 septiembre, 2016 a las 7:35 am
    Permalink

    la clave del engango esta en la informacion: antes de la “revolucion liberadora” cualquier guajiro de medio del monte,reflexionaba: si siguen haciendo medicos e ingenieros,artistas y politicos,quienes trabajaran ??Para que tantos ?? y que haran con los campesinos ?? …..reflexiones que ningun hombre Nuevo se hace….hasta que se ve en una selva en Ruanda o limpiando platos en Ecuador,o pagando cinco pesos por un aguacate,o no comiendo carne de res hace 30 anos….. !!Que viva la cultura comunista !!!!!

  • el 16 septiembre, 2016 a las 1:49 am
    Permalink

    En realidad lo que permite sobrevivir a la economía cubana del cubano (permítanme el juego de palabras) son las remesas y los envíos que mandan los cubanos que viven fuera de Cuba.

    El dinero del alquiler de esclavos especialistas y del turismo se lo meten en el bolsillo los Castro y su claque, se lo llevan a cuentas bancarias en el exterior o lo reinvierten en el turismo, pero al pueblo no le llega nada.

    Es por eso que la educación, la salud pública, la atención social a los más necesitados, el transporte, el fondo habitacional y un grandísimo etc. que son servicios que controla el estado, están en pésimas condiciones… ah claro, la justificación para todo eso es que es culpa del bloqueo.

  • el 15 septiembre, 2016 a las 4:47 pm
    Permalink

    Y después le echan la culpa a la ley de ajuste!jaja.

  • el 15 septiembre, 2016 a las 4:21 pm
    Permalink

    Poniéndome en el pellejo de un maestro digamos de secundaria: estar todo un curso aguantándole majaderías y mal comportamiento a un grupo de adolescentes que “no están en na`”,sin el más mínimo interés en aprender nada, la mayoría pensando en una “buena coba” o en como “pirarse” en algún momento “pa´l yuma”, todo eso para recibir un salario mierdero; la cuenta sale facilita, se va para el carajo el magisterio y me dedico a cualquier otra cosa, si me gusta tanto dar clases pues me monto un grupo de repasos con los hijos de los “macetas” y asunto resuelto. El dia que los maestos y profesores cubanos reciban un salario que les permita vivir con cierto desahogo, que tenga posibilidad de comprarse aunque sea una moto para ir a trabajar, que su profesión en fin sea elevada al nivel que merece, entonces tal vez pueda solucionarse en algo el problema,digo, si no es demasiado tarde.

  • el 15 septiembre, 2016 a las 1:39 pm
    Permalink

    dicen que para muestra un botón y no hay mejor muestra de la clase de mie**rda que es el socialismo/comunismo/populismo cubano que la educación. Como es posibles que países con niveles mucho pero mucho menores de educación y servicios de salud que Cuba tengan mejores estándares de vida y mejores economías y esa es la mejor muestra de un sistema de gobierno fracasado, con semejantes niveles de preparación académica a nivel nacional y que cada uno de esos profesionales tenga que emigrar a cualquier otro país para poder ver el fruto de su conocimiento porque el estado cubano no quiere que sus profesionales produzcan en Cuba. Para que enseñar a leer si luego no los dejas leer, para que ensenar a escribir si luego no los dejas escribir, para qué entrenar un ingeniero en un sistema donde el que decide es un imbécil barrigón analfabeto a su vez dirigido por un viejo barbudo loco…

  • el 15 septiembre, 2016 a las 1:17 pm
    Permalink

    Los salarios son paupérrimos en todos los sectores del país. La pregunta que Fernando no hace es de donde van sacar la plata para financiar un sistema de educación y salud si la economía cubana esta en ruinas y ya no cuenta con la tarjeta de crédito ilimitada del CAME y Venezuela. En mi opinión solo saldrá de ese estado si el dictador de turno levanta el bloqueo interno al potencial represado en el pueblo cubano.

    Sólo con un pueblo prospero podrán cobrar los impuestos suficientes para pagar salarios dignos a los maestros. O tal piensan privatizar la educacion, o tal vez traigan maestros de la India y les paguen 2000 usd mensuales como están haciendo en la construcción. Pobre Cuba.

  • el 15 septiembre, 2016 a las 12:23 pm
    Permalink

    Fernando, ya lo dijiste claramente, “se usaron todos los recursos de la nación, para convertir a los cubanos en la mayor riqueza del país”. Queda claro que la estrategia de Fidel no fue con el propósito de que todos fueran cultos y preparados para que continuara siendo un país altamente avanzado, sino que lo hizo para venderlos como producto, como cuando el azúcar era la mayor riqueza del país y se vendía como parte del sustento nacional. No es que hoy día esa no fuese su prioridad, vamos, ya quisieran ellos poder seguir con la factoría, después de todo le han dejado buenos dividendos, Lo que pasa es que no hay dinero para la inversión del negocio y han tenido que cerrar la fábrica, eso es todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *