La cultura que Cuba prohíbe

Fernando Ravsberg*

1.-Feria-del-libro
Feria del Libro, Cuba, febrero 2015. Foto: Raquel Pérez Díaz

HAVANA TIMES — Hace algunos años el Director del Centro de Prensa Internacional me “regañó” porque en un reportaje revelé que el documental de beisbol “Fuera de liga” había sido censurado por orden del Departamento Ideológico del Partido Comunista.

Estuvo 5 años prohibido por el pecado de entrevistar a algunos “desertores” que jugaban en las Grandes Ligas. El director es Ian Padrón quien esta semana anunció que se va de Cuba porque está “cansado” de bregar con estos absurdos.

La noticia me entristece pero no me sorprende porque durante años he visto como la nación pierde a muchos de sus talentos jóvenes a causa de la intransigencia de sectores de poder que combinan extremismo ideológico con ignorancia.

También por las redes sociales me acabo de enterar que la escritora Wendy Guerra fue marginada de las actividades de la Feria del Libro, a pesar de ser una figura de la cultura cubana reconocida internacionalmente por su obra literaria.

Feria del Libro, Cuba, febrero 2015.
El cineasta Ian Padrón anuncio que dejaba Cuba, cansado de lidiar con tantas trabas.  Foto: Raquel Pérez Díaz

“Algunos escritores latinoamericanos se sorprenden de que no se me invite a las mesas de debate literario en mi propio país cuando en otras partes del mundo hemos estado sentados juntos”, nos dice Wendy mientras nos tomamos un café.

Sus libros tienen éxito en el extranjero, al punto de ser traducida a 13 idiomas, a pesar de lo cual en Cuba se niegan a publicar sus novelas “Todos se van”, “Nunca fui Primera Dama” y “Negra”, sobre la vida de Celia Sánchez y el racismo.El cineasta Ian Padrón anunció que dejaba Cuba, cansado de lidiar con tantas trabas.

Wendy recuerda que uno de los primeros que la prohibió fue el bloguero Iroel Sánchez, cuando este presidía el Instituto del Libro y agrega que “Raúl le ha pedido a la prensa una apertura para que diga lo que piensa, la prensa no lo hace.”.

Cree que no se trata solo de un problema político, pesa mucho la falta de cultura de los funcionarios encargados de definir que se permite y que no. “Hay que mandarlos a estudiar arte contemporáneo y no solo a la escuela del Partido”, nos dice.

En Cuba, tanto la prensa como la cultura están supeditadas al Departamento Ideológico del Comité Central, el cual es dirigido por un Coronel del ejército. Este organismo tiene “derecho a veto” sobre toda la producción cultural y periodística de la nación.

“Nosotros somos el resultado de lo que nos enseñaron en las escuelas de Cuba”, afirma la escritora y agrega que “ahora hay que mandar a estudiar a estos guardias de la cultura para que puedan dialogar con un poco de sabiduría y de referentes con los que estamos haciendo la cultura”.

La escritora cubana Wendy Guerra obtuvo el Premio Bruguera, el de la Crítica del periódico El País y el Carbet des Lycéens. El gobierno francés le otorgó la Orden de Chevalier des Arts et des Lettres. Además es parte de Bogotá 39, grupo que reúne a relevantes escritores latinoamericanos.
La escritora cubana Wendy Guerra obtuvo el Premio Bruguera, el de la Crítica del periódico El País y el Carbet des Lycéens. El gobierno francés le otorgó la Orden de Chevalier des Arts et des Lettres. Además es parte de Bogotá 39, grupo que reúne a relevantes escritores latinoamericanos.  Foto: Raquel Pérez Díaz

Para ella en Cuba “hay un gran malentendido, una falta de información tremenda, los funcionarios siempre sospechan de que tú les estás mintiendo. Esta no es la época dura donde ibas preso por decir algo pero lo cierto es que tú no sabes por qué no te están entendiendo”.

Mientras tanto “yo mantengo una relación adúltera con mi país, es una relación en sombra porque no puede vivir la luz a plenitud. Nunca he sido amenazada pero si fuera un poco neurótica diría que me amenazan con el silencio y que, a pesar de eso, aun oigo voces en ese silencio”.

“No creo que deba quejarme porque no fui invitada a la Feria, mi respuesta es seguir escribiendo. Lo más grande que le pudo pasar a Lezama fue enclaustrarse a escribir en la época en que pocos los visitaban porque visitarlo implicaba una entrevista con la Seguridad del Estado”.

“No me voy de Cuba porque mi familia es mi país, mis amigos. Además no tengo ganas de mantener un matrimonio largo con el capitalismo, no creo que funcionaría, no me siento bien cuando a una mujer, a los 50 años, la sacan de su casa por no poder pagar al banco”.

“Cuba es mi problema porque este es mi país, porque no son ni Madrid ni París las ciudades de mi infancia, no están ahí mis dolores y mis penas, no puedo tocarle la puerta al vecino para pedirle sal o que me acompañe al médico. Morir en Cuba será un digno final”.
—–
(*) Visita la página de Fernando Ravsberg.


30 thoughts on “La cultura que Cuba prohíbe

  • el 24 febrero, 2015 a las 3:22 pm
    Permalink

    Cierto lo de sus actuacion como dictadora,pero ha pedido un referendum revocatorio..Rectificar es de sabio

  • el 24 febrero, 2015 a las 3:17 pm
    Permalink

    Acaso la escritora no se ha enterado de los desalojos y el derrumbe de sus casas de los orientales en Cojimar,que por cierto, no le debian nada a ningun banco.

  • el 23 febrero, 2015 a las 8:45 am
    Permalink

    hay una gran confusión con la publicación por letras cubanas de la novela de wendy guerra con la temática de anais nin y cuba…

    la editorial letras cubanas anunció en la feria del libro del año 2014, es decir, el año pasado, la presentación del libro de wendy guerra Posar desnuda en La Habana, publicado en 2013…

    es decir, no se trata de la feria del libro de la habana de este año 2015…

    el periodista, al ocultar, evidentemente con deliberación, ese dato y relacionar el caso con la actual feria del libro 2015, en función de lograr una supuesta actualidad del tema, manipula en ese sentido la información…

  • el 23 febrero, 2015 a las 8:35 am
    Permalink

    se la pusiste dura, y muy buena, a wendy…!!!

  • el 22 febrero, 2015 a las 8:04 pm
    Permalink

    Don Fernando, eso no es nuevo, eso es Politica de Estado desde hace mucho tiempo, la nomenclatura verde olivo lo sabe y lo acepta, para ellos es preferable que abandone el pais un inconforme antes que se transforme en un opositor. Cuanto talento deportaron con los presos de la Primavera Negra, por ejemplo, pero al hacerlo pusieron fuera de Cuba a una oposicion incescendo. Con eso y otras artimañas han logrado lo que algunos despistados elogien la “Tranquilidad Social en Cuba”, sin parar mientes en que tal seguridad ha tenido el precio de dos millones de exiliados, miles de fusilados, un numero nunca precisado de muertos en el Estrecho de la Florida y multiplicar por diez los centros penitenciarios de Cuba.

  • el 22 febrero, 2015 a las 10:55 am
    Permalink

    Wendy critica con timidez, y termina usando el manido recurso (o seguro de vida) de criticar al mundo libre, con un argumento inconexo y falso, pues en Cuba están desalojando a miles -policía y bulldozer mediante, de las villas miserias en la periferia de las ciudades, amén del engendro legal -copia de las órdenes de Stalin para preservar a Moscú “limpia”, de considerar ilegales en La Habana a ciudadanos cubanos nacidos en el interior del país.

  • el 21 febrero, 2015 a las 9:07 pm
    Permalink

    Colgó los guantes el hijo del coronel Elpidio Valdés (eso abría que verlo compay). Este muchacho no fue el que eligió a Fidel Castro al salón de la fama del béisbol cubano? “Nos venció el dolar” como dice un entrevistado de su gran documental Fuera de liga.

  • el 21 febrero, 2015 a las 7:51 am
    Permalink

    José Darío:

    Creo que desde que se declaró “dictadora”, la señora Soler no es el ejemplo más edificante…

  • el 21 febrero, 2015 a las 3:30 am
    Permalink

    “No me voy de Cuba porque mi familia es mi país, mis amigos. Además no tengo ganas de mantener un matrimonio largo con el capitalismo, no creo que funcionaría, no me siento bien cuando a una mujer, a los 50 años, la sacan de su casa por no poder pagar al banco”.

    Suave, que la dra. está encendida… se refería a vivir en Detroit, supongo, o en España, en el resto de ese mundo capitalista no hay de eso, hay desnutrición, miseria, falta de empleo, contaminación, mala calidad en los servicios como aquí mismo en Cuba, “pero el socialismo es distinto” vaya… o como en Venezuela, donde no hay fácil acceso a los satisfactores básicos, no hay seguridad en las calles, o un estado que se rija por leyes escritas, mas no por caprichos, como aquí en la Isla donde la ley penal la dicta el coño que dirige el ministerio en turno y la acata el juez que atienda la causa. Pero hace bien en quedarse, desde aquí puede planear mejor los paseos por diversos puntos del globo, eso en buena medida ayuda a mirar al país desde otra perspectiva, con otros ojos, con otros sabores, lo mismo sea al son de una cerveza alemana, un vino francés o un tinto colombiano… que va, la vaina es que “ese valioso y distinguido grupo de observadores, intelectualitos de verdad, lo mismo hacen teniendo domicilio acá mismo que fuera.”

  • el 20 febrero, 2015 a las 9:59 pm
    Permalink

    Jose, parece ser que usted es nuevo en el foro. Si usted a leído aquí los comentarios de los comunistas raja tabla y los de los anarquistas raja tabla, entonces usted sabe lo que es un anti-comunista raja tabla. En lo que se refiere a tener una posición extremista en su forma de hablar y en su ideas; son la misma cosa.

  • el 20 febrero, 2015 a las 9:40 pm
    Permalink

    Te respondí mas abajo. No me sale el responder para añadir algo mas. Estamos de acuerdo. Te cogí el ejemplo para añadir algo mas. Era contra los absolutistas. La física cuántica acabo con el absolutismo, no solo en la física sino también en la política. De ahí lo de la aproximación. Nunca he pensado que tengo la verdad absoluta, sino que las conclusiones que saco son “las que mas se aproxima a la verdad”. El problema es que no hemos elaborado un lenguaje apropiado todavía para esta nueva visión de la realidad. Es este punto estamos “polarizados”.

  • el 20 febrero, 2015 a las 9:16 pm
    Permalink

    No julio, no era ninguna critica. Te entendí perfectamente. Por eso me reí. Estuviste muy acertado en la analogía.

  • el 20 febrero, 2015 a las 9:14 am
    Permalink

    Tony otra cosa adicional … Creo que estarás de acuerdo que la posición política de una persona varía en el tiempo cuando se es joven quizás a la izquierda y cuando se es mayor quizás a la derecha pero la idea es que en el tiempo no se mantiene constante seguro que tu mismo no piensas hoy exactamente como hace diez años y así sucesivamente con cada ciudadano cubano. Comportándose esta posición politica en el tiempo como una onda. El principio de incertidumbre de Heisenberg se puede aplicar en general a sistemas donde hay ondas! Así que mi analogía esta right on the money! :-)

  • el 20 febrero, 2015 a las 8:39 am
    Permalink

    No conozco a Wendy, pero me acabo de enterar que la Editorial Letras Cubanas en la actual Feria Internacional del Libro en La Habana publicó un ejemplar de ella.
    en fin, está duro esto.

  • el 20 febrero, 2015 a las 8:18 am
    Permalink

    usted me hace el favor y me explica,para poder responderle,que es un anti-comunista raja tabla???Me gusta mas su lexico que el de los “Doctores”,por eso le escribo esto!!

  • el 20 febrero, 2015 a las 8:16 am
    Permalink

    puede ser que iroel, rectifique,ja,ja. El otro dia abrio la pupila insomne al publico y lo que le pusieron fue, bachata!!!!Se equivoco, creyo que el norte era el sur!!! y se metió con el “agente Hugo Cancio”, el mecenas del intercambio y ….en fin, vaya y vea!!!

    Todos los vivientes en Cuba actuan con miedo, claro! Por eso no se sabe que piensan, eso es natural, por eso da gusto ver a Berta Soler, con todos sus defectos, por eso hay que premiarla!!! Decir que la burocracia en vez que el comunismo, porque quien no sabe la historia del comunismo vs el arte, la libertad???

  • el 20 febrero, 2015 a las 3:00 am
    Permalink

    De acuerdo contigo Lapon pero no crees que vivir en el monstruo es bien diferente a vivir fuera de el? Muy pocos tienen el valor de coger al toro por los cuernos y aquellos que se atreven lo hacen con muchísimo cuidado.

  • el 20 febrero, 2015 a las 2:56 am
    Permalink

    Estimator Tony, quizas debí explicar mejor a lo que me refería.
    Si, el principio de incertidumbre se refiere a partículas elementales y a la imposibilidad de saber (momento y position) del electrón digamos en cada momento si estrechamos esto con una analogía y consideramos a cada cubano como un electrón libre y a la influencia distorsionante de estar viviendo en un sistema totalitario como algo que crea incertidumbre en el resultado final de nuestra encuesta entonces es fácil ver que bajo tal influencia es difícil determinar cuál es la posición política real de cada uno de estos electrones libres. Sino que quizás podemos determinar la probabilidad de que una mayoría no esta con el sistema. Y en efecto esto es aplicable a todos los cubanos. No en balde una mayoría usa pseudónimos en lugar de escribir sus nombres a pesar de vivir en países donde tienen libertad.
    Espero que te parezca mejor lo que dije ahora. Discúlpame por ser tan oscuro la primera vez.
    En caso que alguien quiera leer un poquito más sobre el principio que mencionamos aquí esta una explicación de el.
    http://en.m.wikipedia.org/wiki/Uncertainty_principle

  • el 20 febrero, 2015 a las 1:36 am
    Permalink

    Yo no se si a otros les pasa lo mismo que a mi, pero yo no veo mucha diferencia entre los comentarios de los comunistas, los anarquistas y los anti-comunistas raja-tabla. Hasta se apoyan mutuamente en las criticas. ¿Estarán cortado por la misma tijera?

  • el 19 febrero, 2015 a las 10:48 pm
    Permalink

    Tomando en cuenta sus frecuentes desplantes contra lo que le huela a diferente (no ya a disidente), parece que el camarada Iroel aspira, cuando menos, a erigirse en la reencarnación de Luis Pavón en el siglo XXI (con toques de Quesada, Serguera y Ana Lasalle).

  • el 19 febrero, 2015 a las 4:19 pm
    Permalink

    No, Nada de lo que has dicho tiene que ver con lo que yo he opinado.

    La solución es que si no tiene que decir nada coherente, es mejor que no diga Nada. Porque como dice el Lampon, “le quedó fatal”.

    De diferente manera y conociéndola como el mismo alega, opinamos igual, que le gusta demasiado el capitalismo como para que se salga con esta estupidez, cuando en realidad a largo plazo, Ella si esta casada con el capitalismo, como lo está también Silvio, ¿o vivir 11meses en el, e ir uno de vacaciones a la Isla no deja claro de que si le gusta?, Hasta los mismos represores lo saben y por eso ya la están eliminando, y ¿sabes porque ella misma dice de que los funcionarios siempre creen “que uno sIempre les esta mintiendo?, porque ella sabe que esta mintiendo, lo que no le cabe en su cabeza es, que ese lujo de pertenecer a la izquierda de caviar solo se lo pueden dar los que viven en libertad, como lo hacen Oliver Stone y Sean Penn y un montón de otros más que viven en países libres, les gusta ser millonarios y no tienen que estar de acuerdo con los políticos de sus países, en cambio Wendy con cincuenta años ya en las costillas va venir hacerse la chiva con tontera y no saber que para que la inviten a la Feria del Libro, tiene que hacer propaganda y dura, como la hace Silvio y la hacia Formell. Que en Cuba para poder ser burgués primero hay que ser Castrista.

  • el 19 febrero, 2015 a las 4:18 pm
    Permalink

    “el principio de incertidumbre de Heisenberg” ( Risas ). Eso se le pudiera aplicar a todos los cubanos. Si podemos saber la posición del electrón, pero como decía Heisenberg, siempre es probabilística. Aquí los hay que no saben ni donde están parado.

  • el 19 febrero, 2015 a las 3:20 pm
    Permalink

    Estimado Julio. Yo sé que está en Cuba, pero esa coletilla final está de más porque por hablar del “Capitalismo” -que tiene mil y una formas- aunque sea, hipócritamente, no la va sacar del “ostracismo” al cual pretenden condenarla los ignorantes con cierto poder en la isla. Ella está en su merecido derecho al pataleo, pero que se dedique a ello y no contamine su causa con frases diletantes.

  • el 19 febrero, 2015 a las 2:16 pm
    Permalink

    Entonces la solución seria que nadie que vive en Cuba pueda ser un escritor exitoso en el extranjero. O que ningún cubano a cubana que salga de Cuba pueda traer ningún articulo comprado en Miami. O a lo mejor, volver a prohibir que nadie salga de la Isla. O el que quiera vivir en Cuba, tenga que ser obligatoriamente Comunista o Anti-comunista. ¿No?

  • el 19 febrero, 2015 a las 2:07 pm
    Permalink

    Acuérdate que ella esta en Cuba y finje que no le gusta esto será así realmente? Es difícil de decir es como el principio de incertidumbre de Heisenberg.

  • el 19 febrero, 2015 a las 11:57 am
    Permalink

    Fernando todo es ABSURDO en Cuba como dice Ian Padrón y como tú en carne propia lo sabes. Como es absurdo oír las declaraciones de Wendy Guerra, no la conozco ni nunca he leído “su obra”, pero sí sé, por la misma prensa, fotos que se ha dejado tomar en el exclusivo shopping mall de Bal Harbour y paseando en Yate aquí en Miami, cosa que no tiene en lo absoluto nada de malo. También he leído entrevistas que le ha dado a la prensa libre, las cuales todas siempre han tirado para la parte del gobierno de los Castro, por eso es absurdo ahora oírla decir que no le gustaría tener un “matrimonio largo con el capitalismo”.

    Es triste ver los hijos que ha parido nuestro país, porque lo que le gusta a Wendy es poder salir al capitalismo, hacer dinero, y volver a Cuba para disfrutar las mieles que le da el socialismo-clasista en el que pueden vivir sólo los escogidos, como lo hace Silvio Rodríguez y lo hacia Juan Formell, a eso se le llama oportunismo y ser demasiado hipócrita.

    Decir que “no podría vivir en un país donde un buen día venga el Banco y te quite la casa” es una muy baja bola, (a mi nunca me la han quitado), Wendy sabe que no se puede quejar de que no la hayan invitado a la feria del libro porque si lo hace le quitan la casa en La Habana por la cual no paga un centavo y eso es lo que le gusta del socialismo-Castrista, el de poder vivir capitalistamente, rodeada de una gran mayoría que vive pordioseramente. “Eso” es lo que le funciona a Wendy como le funciona a todos los demás que cayan. ¿Donde esta la dignidad?, o es que todo se resume en poderle ir a pedir sal al vecino?, cuando Ella sabe que no tiene necesidad de hacerlo porque en su despensa debe tener bastantes cajas de Sal marca Morton que compra cuando sale al capitalismo, y además sus vecinos no tendrían, eso es si vive entre los pobres. Basta ya de tanta hipicrecia Fernando, no se vale que hablen así. Estos cubanos son un oprobio tanto para ese país que dicen amar como también al mismísimo espíritu de sensibilidad humana.

  • el 19 febrero, 2015 a las 11:43 am
    Permalink

    Te conozco Wendy desde que eras niña, conocí a tu mamá, pero creo que, a veces, tú también deberías pasar un curso ya no de arte Moderno, sino de Política Internacional. Si eres escritora y quieres hablar de políitica, pues !Aprende y no hagas el ridíuclo! Es absurda -por simplista- y ridícula esa afirmación: “Además no tengo ganas de mantener un matrimonio largo con el capitalismo, no creo que funcionaría…” Aparte de falsa, sé, y muy bien, que te encanta el Capitalismo y las altas clase sociales. !Qué nos conocemos muy bien y la clase obrera (del Comunismo) y la “chusma” proletaria !Jamás! ha sido lo tuyo. Por supuesto, que no estoy de acuerdo en que se te margine como escritora en tu (nuestro) país, pero sobre eso debería versar tu comentario y no utilizar palabritas huecas para hacerte la intelectual “progre”. Esa falsa pose te queda !Fatal! por vacía.

  • el 19 febrero, 2015 a las 11:43 am
    Permalink

    Esta “política del atropello” que hoy nos describe Ravsberg, es lo mismo desde hace muchas décadas.Yo diría que es el obligado “eterno retorno” de Nietzsche, tomando como referente “el caso Padilla” una vuelta a lo mismo un poquito distinto.Ya no hay exigencia de autoculpabilidad pública sino hacerte invisible como el caso de Wendy, o hacerte la vida imposible como el caso de Ian Padrón.
    ¿Cuántos “desechables” intelectuales, científicos, técnicos y artistas tenemos después de medio siglo?
    ¿Quién auspicia la lealtad ciega, la mediocridad, la ignorancia y condena todo lo que no se entiende o convenga a los intereses del Departamento ideológico del Comité Central del único Partido?
    ¿Quienes son estas personas y porqué tienen ese supremo poder sobre la visibilidad/ la invisibilidad, el descrédito/ o el crédito, la vida digna o la muerte indigna de las personas?
    ¿Hasta cuando el atropello?

  • el 19 febrero, 2015 a las 11:27 am
    Permalink

    Me gusto el articulo Fernando. Por fin pusiste una. Voy a tener que leer a Wendy. Parece ser buena escritora y buena chica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *