En Cuba: “Nadie está por encima de la ley”

Fernando Ravsberg*

Médicos cubanos en Brasil.
Médicos cubanos en Brasil.

HAVANA TIMES — Durante décadas las diferencias de calidad de vida entre los cubanos no estuvieron marcada por sus ingresos sino por los privilegios que ostentaban algunos sectores, sea por su participación en la lucha revolucionaria o por los cargos de responsabilidad que ocupaban.

En la “meritocracia” cubana las diferencias salariales eran mínimas pero los privilegiados disponían de automóvil con cuota de gasolina, una buena casa, acceso a centros vacacionales, posibilidades de viajar al extranjero y hasta alguna que otra tienda de acceso restringido.

Sin embargo, esa política que se proponía premiar el sacrificio y el aporte de los ciudadanos fue desfigurándose poco a poco y extendiendo el manto de privilegios a los “hijos de papá”, al resto de la familia de los dirigentes e incluso a las amantes de turno.

El Presidente Raúl Castro cambia el concepto de “mérito=privilegio” por el marxista de “a cada cual según su trabajo”, aceptando mayores diferencias de ingresos y proponiendo que sea el salario el que determine la calidad de vida de cada uno.

Como siempre, el enunciado teórico es más sencillo que su aplicación práctica. Los economistas recomendaron incrementar únicamente los ingresos de los sectores que mejorasen la productividad para evitar una inflación, repartiendo riquezas que no existen.

Así crecieron los salarios en Salud Pública, sector que aporta el mayor ingreso al país. El aumento fue importante pero venía de tan abajo que sigue sin alcanzar para la canasta básica, cuyo costo algunos economistas sitúan en unos U$D 100.

La orden del Ministerio de Salud para que los familiares regresen se da de forma verbal, sin que mostrar una resolución por escrito.
La orden del Ministerio de Salud para que los familiares regresen se da de forma verbal, sin que mostrar una resolución por escrito.  Foto: Raquel Pérez

Ganar más dinero es una de las razones por la que los médicos hacen cola para poder ir a una misión en el extranjero pero también existen otras no menos importantes, como su vocación de ayuda al más necesitado, conocer otros países e incluso vivir heroicas aventuras.

El número de galenos que se ha quedado en el extranjero es mínimo, según Salud Pública. Lo curioso es que a pesar de eso el Ministerio parece temer que la cifra aumente si se permite que los familiares de los cooperantes se instalen con ellos en Brasil.

El MINSAP decidió restringir la apertura migratoria que el gobierno cubano aprobó para todo el país, la cual permite que un ciudadano permanezca fuera del territorio nacional hasta 24 meses, sin perder la residencia ni ninguno de sus derechos o propiedades.

Este ministerio se arroga la potestad de violar los derechos civiles de los cubanos, dando un plazo de un mes a los ciudadanos que sean familiares de un médico. Si deciden permanecer más tiempo en el extranjero lo amenazan con expulsar al galeno de la misión.

La medida, además de ser ilegal e inmoral o justamente por eso, expone a las misiones de salud cubanas a las feroces críticas de sus enemigos. Estos procedimientos oscuros, absurdos e insensibles son la munición que ellos necesitaban.

Ya que aún sobreviven los “privilegios” de ciertos sectores, podría beneficiarse también a quienes más aportan a la economía, haciéndolo sin gastar un centavo más del presupuesto y contando con la aprobación de la mayor parte de la sociedad.

Si el gobierno interviniese para obligar al MINSAP a respetar las leyes migratorias cubanas y los derechos ciudadanos de los médicos, haría muy felices a los cooperantes, los cuales desean pasar esos años fuera de Cuba junto a una parte de su familia.

La política migratoria cubana permite estar en el extranjero 2 años pero el MINSAP lo reduce a 1 mes para los familiares de los médicos en Brasil.
La política migratoria cubana permite estar en el extranjero 2 años pero el MINSAP lo reduce a 1 mes para los familiares de los médicos en Brasil.  Foto: Raquel Pérez

No costaría dinero permitirles traer un contenedor con las cosas para su hogar libre de impuestos. Y se podría crear una empresa de construcción dedicada a levantar viviendas a precio de costo, que los cooperantes pagarían con sus ahorros.

Tampoco el Estado perdería dinero si deja los automóviles usados para los trabajadores de la salud que terminan una misión y los “privilegia” vendiéndoselos al valor que tenían antes de la subida del 800%, es decir caros pero asequibles.

Los centros turísticos podrían preparar ofertas para los cooperantes y sus familias en temporada baja, cuando muchos hoteles están casi vacíos. Sea por mérito o por productividad, nadie merece más unas buenas vacaciones que los trabajadores de la salud.

Con la apertura migratoria actual, cualquiera de estos médicos podría irse de Cuba legalmente con su familia pero en lugar de eso aceptan trabajar en las zonas más inhóspitas de otros países, donde los galenos locales no van ni de vacaciones.

La venta de servicios es hoy el principal rubro de la economía pero los cooperantes no son una mercancía exportable. Equivocarse puede traer la reacción contraria a la que se busca, provocando un aumento de la emigración de trabajadores de la salud.
—–
(*) Visita la página de Fernando Ravsberg.


19 thoughts on “En Cuba: “Nadie está por encima de la ley”

  • el 30 marzo, 2015 a las 8:04 am
    Permalink

    Goebbels pasó a la historia como el autor de la idea de que una mentira dicha muchas veces se convertía en verdad y el señor Ravsberg está demostrando ser un discípulo aventajado del tristemente célebre sátrapa nacista, igual privilegio comparte el Diario de Sao Paulo. Yo aseguro que esto es una mentira monstruosa fabricada y repetida por los enemigos políticos de la presidenta de Brazil para atacar uno de sus más exitosos programas en su empeño por eliminar las desigualdades en ese gran y rico país. Ningún funcionario cubano ha dado semejante orden, me consta y digo aquí que lo garantizo no solo por convicción, sino porque lo he hablado con el ministro de salud pública. Esta (la de Brazil) no es la primera experiencia de médicos cubanos que llevan a sus familias junto a ellos. La primera fue en Suráfrica en los años 90 y en Venezuela donde muchos cubanos se casaron con venezolanos y crearon sus familias, sin menoscabo de su trabajo en la misión médica ni de su estaus migratorio. Lo que no dicen el señor Ravsberg y compañía es que el gobierno de los E.U. tiene un programa especial para los médicos que, estando trabajando en un tercer país, repito sólo si están trabajando en un tercer país y deseen emigrar a los E.U. accedan a visas y estatus de residente. A pesar de eso y de las regulaciones migratorias vigentes, que dicho sea de paso lo único que regulan es que NO HAY REGULACIÓN PARA LOS MÉDICOS, decenas de miles de médicos cubanos hoy trabajan en el exterior.

  • el 25 marzo, 2015 a las 8:51 pm
    Permalink

    En Estados Unidos Nadie esta por encima de la ley….Las hijas del presidente Bush fueron arrestadas cuando el era presidente y condenadas a un ano de provacion. En Cuba si un hijo de Fidel Castro viola la ley, hay que hacerse de la vista gorda. Obama no es el que decide en Estados Unidos, decide el gobierno. en Cuba Fidel era quien decidia, ahora con todo respeto Raul. Al presidente Bush se le llevo a juicio a Fidel o Raul, lo llevarian a juicio? En Cuba como en el resto de los paises de america latina, la corrupcion esta por encima de la ley…Perdon pero no parece muy autentico decir que en Cuba nadie esta por encima de la ley

  • el 23 marzo, 2015 a las 6:32 am
    Permalink

    primero brasil acomoda sus leyes a la dictadura cubana,(en un final son muy Buenos socios de guerrilla) que cuba cede,pues como todos sabemos,es un principio de los regimenes totalitarios comunistas que todos vivan al alcance de los controladores sociales, o sea en la prision. Ahi es donde los hombres viejos se convierten en nuevos, oyendo, comiendo, vistiendo y en fin, haciendo lo que los maestros de la escuelita les dicen que hagan. Si no fuera asi!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *