Cuba y los profetas del miedo

Fernando Ravsberg*

Foto: Raquel Pérez Díaz
Foto: Raquel Pérez Díaz

HAVANA TIMES — Las relaciones de Cuba con EEUU entran en una nueva y más compleja etapa. Comenzó con la actual negociación de paz, que aún no logra ni siquiera ser un cese al fuego, La Habana sigue denunciando al “imperio” y Washington sancionando a quien comercie con la isla.

Y, a pesar de todo, avanzan hacia un enfrentamiento más civilizado. Se crea un escenario diferente, donde la mayor parte de los desencuentros se podrían dirimir en el campo de las ideas y de la política, en las mentes y en los corazones de los cubanos.

Algunos sienten temor porque están acostumbrados al combate de trincheras y carecen de las habilidades necesarias para el debate. Los extremistas de las dos partes están muy preocupados porque perciben que pueden perder el protagonismo.

Su resistencia es puro instinto de conservación, tras tantos años de monólogos son incapaces de comunicarse con alguien que les rebata lo que dicen. Tal vez hayan aprendido a mandar pero son incapaces de convencer a los cubanos de uno y otro lado del estrecho.

Unos se han especializado en acosar artistas que visitan Miami, amenazan a los emigrados más moderados, controlan los medios de prensa, se quedan con la mayor parte del dinero de los disidentes y ganan elecciones envueltos en la bandera cubana.

Cuando se normalicen las relaciones con EEUU, Cuba enfrentará importantes riesgos pero también grandes oportunidades.
Cuando se normalicen las relaciones con EEUU, Cuba enfrentará importantes riesgos pero también grandes oportunidades.  Foto: Raquel Pérez Díaz

Los otros se alimentan de la mentalidad de Plaza Sitiada, defienden la unanimidad y promueven un pensamiento único, consideran todo punto de vista diferente como traición. Para “no dar armas al enemigo” silencian a la prensa y asesinan el debate.

Algunos políticos cubanoamericanos y disidentes dentro de la isla consideran a Obama un traidor por los pasos de acercamiento hacia Cuba. Sienten que se les acaba el juego y conspiran para boicotear desde el Congreso el proceso de negociación.

En la isla también hay miedo, oficiosamente el sector más extremista advierte una y otra vez sobre los peligros que representa el nuevo escenario. Pero en vez de buscar la unidad nacional que tanto proclaman, trabajan para dividir a los cubanos.

Envían al ciberespacio a sus “escribidores”, quienes descalifican a unos por el pecado de ser católicos, a otros por haber emigrado y a los revolucionarios por “ingenuos”. Quieren sembrar el miedo, acusando al que piensa diferente de ser la Quinta Columna del Imperio.

La buena vecindad de un país pequeño con una gran potencia económica y cultural como EEUU nunca estará exenta de peligros pero el gobierno cubano ha aceptado el reto y parece convencido de la capacidad de Cuba para administrar los riesgos.

De todas formas tampoco tiene otra opción, los cubanos de a pie difícilmente aceptarían seguir metidos en las trincheras solo porque algunos extremistas sientan miedo de enfrentar a sus adversarios en el campo de las ideas.

Además las relaciones con EEUU implican también oportunidades. Superado el temor a represalias, muchos países e instituciones se abren ahora a negociar con Cuba. Estos espacios pueden traer el bienestar que se merecen los cubanos tras décadas de sacrificio.

Foto: Raquel Pérez Díaz
Foto: Raquel Pérez Díaz

Las nuevas generaciones no son tan receptivas a los discursos ideológicos, esperan resultados concretos en la sociedad y mejoras en sus vidas. Nacieron con acceso a la salud, la educación y la cultura, pero añoran también una existencia más próspera en lo individual.

Los extremistas temen a esa añoranza y creen que ellos son los únicos que pueden salvar a Cuba de la “candidez” de los cubanos. Se consideran la vanguardia de la vanguardia e intentan incluso expulsar del partido a quienes tienen un enfoque diferente.

Pero una nación es la síntesis del sentir de todos los ciudadanos y es imposible construirla imponiendo el criterio de una minoría “iluminada” sobre el resto. Lo intentaron, por ejemplo, con la santería y esta sobrevivió en los corazones-catacumbas de la gente.

Dejando en manos de los miembros más extremistas de la sociedad la definición de quien es un patriota y quien un traidor, la nación perderá muchos de sus hijos más valiosos, debilitando su potencial social, político y cultural, cuando más los necesita.
—–
(*) Visita la página de Fernando Ravsberg.


37 thoughts on “Cuba y los profetas del miedo

  • el 17 abril, 2015 a las 9:18 pm
    Permalink

    Este es un testimonio del General Del Pino sobre los hechos de Granada:

    “…El problema Alfredo, es que a los responsables del desastre, tanto Fidel Castro como los que lo asesoraban cuando él estaba en funciones les es muy difícil revelarle al pueblo cubano muchas verdades. Como por ejemplo que antes de la invasión de Granada la motonave “Vietnam Heroico” estaba anclada en la bahía, tenía suficiente capacidad para evacuar al personal cubano y situarla en aguas internacionales a esperar a ver qué sucedía. Sin embargo Fidel Castro les ordena zarpar vacía no obstante haberle comunicado Estados Unidos que ellos no tenían nada contra los cubanos. Esta fue una decisión criminal con la intención de sacrificar centenares de hombres para sus propósitos políticos…”

    Aqui esta el testimonio de Del Pino en video sobre la famosa “batalla” de Granada a partir del minuto 4. Coincide con lo que cuenta Jorgealejandro y se aleja totalmente de lo que cuenta Isidro

    https://www.youtube.com/watch?v=WJgf_Xduvls

  • el 8 abril, 2015 a las 3:11 am
    Permalink

    Ojo, que no te niego lo que te dijo el Oso, como comparto contigo la lógica de que los constructores y demás civiles no tenían por qué inmolarse ante fuerzas tan descomunales…lo que sí enfatizo es que los contadísimos militares cubanos, un grupo de civiles de la misma nacionalidad y unos mil 500 granadinos se la pusieron difícil a los marines…

  • el 8 abril, 2015 a las 1:47 am
    Permalink

    Woody…Woody Woodpecker…right?

  • el 6 abril, 2015 a las 4:11 pm
    Permalink

    Cuba por aquellas fechas era una provincia de ultramar de Espana, ni tenia un sentir nacional propiamente dicho, no veo ese diferendo por ninguna parte, puesto que EUA hablaba sobre un territorio de una potencia europea. Dudo que en esa epoca los “cubanos” vieran a los americanos como una amenaza. Esto de extrapolar el grado de conciencia actual a los hechos del pasado a hecho que no entendamos nada de historia, no solo de la nuestra , sino de ninguna. Eso se ve todos los dias en el cine y en discovery channel.

  • el 6 abril, 2015 a las 1:18 pm
    Permalink

    Isidro:

    Con el testimonio de Gustavo, alias “el oso” (fíjate que ni del apellido me acuerdo porque siempre le dije así), gran amigo de mi padre, y jefe de brigada de los constructores de Granada, me basta y me sobra. No hubo nada, afortunadamente, se fueron para la embajada,que era lo que cualquiera que no fuera un idiota, hubiera hecho. Todo lo demás es blablabla porque boconearon e hicieron el papelazo del siglo por hablar tanta cascara. Bien empleado se lo tuvo la dictadura por pretender jugar a la guerrita y querer emplear a seres humanos como fichas. Repito que ningún cubano tenía que tirar allí ni una trompetilla. No era problema de ellos. Yme alegro en el alma de que no se dejaran usar como reses de matadero y pudieron volver sanos y salvos. El muerto que lo pongan los Castro y familia

  • el 5 abril, 2015 a las 6:42 pm
    Permalink

    Copio , de Cubadebate:

    No es cierto que el diferendo EE.UU.-Cuba comenzó en 1959 con el triunfo de la Revolución cubana.

    En 1767…, Benjamín Franklin, uno de sus padres fundadores, escribió acerca de la necesidad de colonizar el valle del Mississippi: “para ser usado contra Cuba o México mismo (…).

    En junio de 1783,, John Adams dijo … es casi imposible resistir la convicción de que la anexión de Cuba a nuestra república Federal será indispensable para la continuación de la Unión…”

    En 1805, en una nota al Ministro de Inglaterra en Washington, el Presidente Thomas Jefferson dijo: “En caso de guerra entre Inglaterra y España, Estados Unidos se apoderaría de Cuba por necesidades estratégicas para la defensa de Lousiana y de la Florida”.

    En 1810, James Madison Presidente en ese momento de los EE.UU. dijo que no permanecerian inactivos, no podrían ser espectadores satisfechos de su caída en poder de cualquier gobierno europeo que pudiera hacer de esa posición un punto de apoyo contra el comercio y la seguridad de Estados Unidos”

    En 1823 el expresidente Jefferson señaló: “Confieso francamente haber sido siempre de la opinión que Cuba sería la adición más interesante que pudiera hacerse a nuestro sistema de estados.

    —–
    Je Je Je Je – Je, Je Je Je , recuerdo que asi se reia Willy Woodpecker, el pajaro loco.

  • el 5 abril, 2015 a las 5:34 pm
    Permalink

    OK, Jorgealejndro, hagamos un pacto: yo abandono los “cuentos chinos” si a cambio tu depones ese tono regañón, estilo Papá Gepetto, del que se las sabe todas y acusa a otros de lo que el no ha sido capaz de hacer, porque que yo sepa tu no estás en ninguna lista de los que han desembarcado por las costas cubanas para tumbar a Castro, ni te enfrentaste a ningún acto de repudio en Cuba. Y a pesar de ello te llenas la boca aquí en este pacifico foro para acusar a Mazanttini el Torero de ser lo peor del mundo cuando no concuerdan contigo.

    Busca allá en tu país a cualquier “veterano” de la invasión a Granada para que te cuente la resistencia que le plantaron aquellos cubanos y los menos del mil 500 granadinos.

    El asunto es que John Wayne es poderoso, pero no invencible…

  • el 5 abril, 2015 a las 10:25 am
    Permalink

    Si el cerco duró mes y medio, sería por cualquier cosa menos por los cubanos.

  • el 5 abril, 2015 a las 10:24 am
    Permalink

    isidro:

    Vamos a dejarnos de cuento chino: después de la risa que me dio ver a Tortoló con callos en la nuca, de los talonazos que se dio al correr, me alegré en el alma de que los cubanos no fueran una vez más carne de cañón inútil, nada más para que el líder se rasgara las vestiduras y llorara lágrimas de cocodrilo. Ningún cubano tenía que disparar mnni un chícharo allí, ninguno. Coger de chivos expiatoriao a simples constructores, a civiles; y dejar que fueran masacrados por soldados profesionales, nada más se le ocurre a la mente enfernmiza que, sin contar con nadie, pedía un golpe nuclear contra EEUU. Una vez más le salió mal, y me alegro en el alma, porque un amigo de mi familia estaba construyendo allí, y pudo volver a ver a sus hijos.

    Ya está bueno de patrioterismo de a quilo y guapería barata, sobre todo cuando no fuiste tú, ni el que estabas allí, ni el que tenía un ser querido allí.

  • el 3 abril, 2015 a las 7:29 pm
    Permalink

    Ahhh, Eduardo, me puede hacer una lista de las “excepciones” que menciona? Solo para estar clara, porque en Cuba el desgobierno le cuelga el cartelito de asalariado del imperio a todo el que se atreve a pensar diferente sin probar jamas esos pagos a tales “mercenarios”, saber cuales califican como excepciones me ayudaria a entender un poco mas, lo hara? Postee la lista por favor. Eduardo, aqui entre nosotros, quien le da los recursos a la dictadura para que sus adlateres se permitan vivir por encima del nivel del ciudadano medio cubano? Quien le da los recuros a la infanta Mariela, por ejemplo, para que viva en la mansion donde vive y para sus tantos y tantos viajes? Por que el CENESEX paso de una casuchita casi invisible a la mansion que ocupa hoy desde que la infanta ocupa su direccion? quien le da maxima cobertura a las multiples estupideces que dice aqui y alla (con excepcion de las mas estupidas como cuando dijo en Holanda que en cuba cualquier mujer se prostituia para arreglar su casa o como cuando el inefable Alarcon dijo la estupidez aquella de que los cielos se nublarian de aviones si los cubanos tuvieran derecho a viajar) Quien le da la maxima cobertura de prensa y TV a la dictadura y por que? Quien mantiene las multiples organizaciones que sostienen al estado cubano?

    Ya estoy hastiada de oir el mismo argumento de quienes le pagan a quien y demas pero nadie ha probado nada jamas en ninguna parte. Me muestra la constancia de pago de la CIA, del gobierno de EE.UU. de la FNCA, de alguien a Yoani Sanchez, por ejemplo? Diga quien le paga a quien y pruebelo, solo entonces opine…

  • el 3 abril, 2015 a las 12:09 pm
    Permalink

    Como mismo llegaron 7 mil marines pudieron llagar 10 mil militares cubanos que estaban mas cerca jajaja se apendejaron en Granada y en La Habana, no hay vuelta que darle a la historia.

  • el 3 abril, 2015 a las 9:36 am
    Permalink

    bobo:

    El problema es que la camarilla sí necesita de los dólares de los USA para seguiir administrando el desastre. Y después se llenan la boca hablando de “independencia”; y resulta que hoy son más dependientes del enemigo que nunca.

  • el 3 abril, 2015 a las 9:34 am
    Permalink

    Atila:
    De verdad que hay que tener la cara de hormigón armado:

    ¿”reunir en paz a sus hijos independientemente de su filiación política”? ¿Pero, ven acá, quiénes crees tú que somos los que comentamos aqui, idiotas?

    ¿Me vas a salir con la milonga de que en Cuba ya el gobierno no discrimina, reprime, extorsiona y hace lo que le dé la gana con los que no están de acuerdo y lo expresan públicamente?

    ¿A qué tú llamas “paz”? ¿ A que aceptemos que los castro y camarilla sean los eternos gobernantes de Cuba y que, encima de eso, les llenemos el buche?

    Siéntate bien cómodo a esperar, no sea que te salgan escaras.

  • el 3 abril, 2015 a las 9:07 am
    Permalink

    Yo me refería a Girón…pero ya que lo mencionas…eran 7.000 marines armados hasta los dientes contra 722 cubanos, de los cuales sólo poco más de medio centenar servían como militares a tiempo completo. Y así todo el cerco de EEUU duró casi mes y medio, y la parte estadounidense debió pedir refuerzos a los SEALS. La típica pelea de león contra mono amarrao…

  • el 3 abril, 2015 a las 9:00 am
    Permalink

    Jaja, Bobo…no me vires la tortilla. Observa que trato de atenerme a lo que expone Fernando. El tema que traes a colación merecería otro post aparte…y ya que lo mencionas, ni Obama ni Teddy Roosevelt tienen que decirnos a los cubanos cómo exigir nuestros derechos. Si lo exigimos o no, es nuestra prerrogativa.

  • el 3 abril, 2015 a las 8:59 am
    Permalink

    muy de acuerdo con la caracterización que hace del post al llamarlo simplón. Dos ejemplos que sirven para apuntalar su tesis: “Unos se han especializado en acosar artistas que visitan Miami, amenazan a los emigrados más moderados”. Aquí en Miami nadie acosa ya a ningún artista. Si el autor tuviese la oportunidad de ver los programas de la TV “cubana” tendría la oportunidad de ver a cuanto artista viene de Cuba y no pasa nada. y “La buena vecindad de un país pequeño con una gran potencia económica y cultural como EEUU”. Aburre esa caracterización de Cuba como país “pequeño”. Un país que fue capaz de trasladar ejércitos a Africa y enfrentarse con éxito a diferentes adversarios, entre ellos Sur Africa’ no puede ser minimizado. Tal parece que se quiere hacer de Cuba una pobre víctima que no ha hecho nada en su vida. Por favor, un poco de respeto a los lectores.

  • el 3 abril, 2015 a las 8:01 am
    Permalink

    Señor, para reconciliarse la nación cubana no necesita de los USA. Esa es precisamente la critica de muchos de los que se oponen a la negociacion.

  • el 3 abril, 2015 a las 7:54 am
    Permalink

    Lo que verdaderamente seria histórico es que el régimen se siente a conversar francamente con el pueblo. Tenemos muchísimas cosas que decirles y negociar. Para empezar que levanten el bloqueo interno que nos impide levantar cabeza. Ahora mismo con la nueva ley electoral que están cocinando a espaldas del pueblo le exigiría la legalización de todos los movimientos políticos dentro de Cuba. O mejor que se lo pida Obama o el Papa Francisco que a esos si les presta oídos.

  • el 3 abril, 2015 a las 7:46 am
    Permalink

    Así es Isidro, recuerdo a la 82 en Granada y a los últimos combatientes cubanos inmolandose cantando el himno envueltos en una bandera. Ya estuvieron frente a frente y se impusieron los tenis Tórtolo en el “combate”.

  • el 3 abril, 2015 a las 7:35 am
    Permalink

    Triste futuro para un pueblo que después de 50 años tiene la oportunidad de reunir en paz a sus hijos independientemente de su filiación política y la desecha por el machismo mesiánico de aquellos que porque un día emigraron hoy se sienten (no se por qué) vencedores de la historia. Seguro estoy que los de acá, no permitirán que un puñado de locos de allá vengan un día a mirarlos como los parientes pobres y gente de segunda categoría.

  • el 3 abril, 2015 a las 7:15 am
    Permalink

    Hay quien se hace el ofendido cuando lo digo pero el “hombre nuevo” solo ha resultado ser la peor versión del sinverguenza de siempre.

  • el 3 abril, 2015 a las 6:49 am
    Permalink

    los puntos de vista de este periodista,se enmarcan en una vision “latinoamericana” tipo Galeano,aceca de Cuba,que no tiene casi nada que ver con ese enfoque sureño.En primer lugar,Cuba ha recibido un trato por parte de la enorme vecina potencia que se diferencia de todos los demas casos semejantes.Busquese los paises pequenos limitrofes con grandes potencias desde el 1902 y se sorprenderan!!!Los EEUU ha sido fuente de progreso y democracia para cuba. Cosa dificil con la herencia hispana conque nacimos.Claro que hay puntos oscuros, pero en este caso, depreciables en la comparacion.En Segundo lugar,Cuba ha sido un experimento fracasado en toda la linea. Mientras se contó con la subvencion sovietica y con el enorme capital proeniente de la “CUBA COLONIAL” segun Fernando..quizas se vieron algunos logros. Una vez acabado ese periodo, que coincidio con el periodo de mayor repression poltica, por cierto, las nuevas generaciones de cubanos solo hann conocido pobreza, desilucion, engaños, marginalidad y falta de etica.

  • el 3 abril, 2015 a las 4:01 am
    Permalink

    Así es el hombre nuevo que sonó el Che y que decidió cumplir con aquello de “otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos”. Hialeah, como se escribe, no tiene la culpa de que ese elemento la escoja como su segunda patria.

  • el 2 abril, 2015 a las 9:42 pm
    Permalink

    Con todo respeto a los habitantes del platanal de Hialia (o como se escriba)… vieven en una democracia, en un pais con leyes en la 1ra potencia mundial y es un verdadero marianao sin libreta sin baches y con comida… la indiciplina y el robo esta arraigado ya en el gen de los cubanos

  • el 2 abril, 2015 a las 9:40 pm
    Permalink

    todo esto esta muy bien… pero al final hay un lavado de cerebro y miedo – odio generacional, creado por el gobierno y a esto le sumas que en ambos lados del estrecho hay mucha gente que “comen””” del conflicto que no les interesa un verdadero cambio ni una verdadera demacracia en la isla … sera muy dificil que cuba vuelva a ser un dia pais y no un macondo insular, deberan apsar por lo menos dos o tres generaciones pos castro para que cuba vuelva a ser pais

  • el 2 abril, 2015 a las 9:21 pm
    Permalink

    No perdamos de vista que Fernando se refiere aquí – en esencia – al paso de innegable repercusión histórica de que por primera vez en más de medio siglo los dos contendientes se sienten a dialogar.

  • el 2 abril, 2015 a las 8:54 pm
    Permalink

    Para conseguir esa meta tendrían que rearmar a la Brigada 2506 (y ponerle detrás a la 82 División, por si acaso…remember 1961)

  • el 2 abril, 2015 a las 7:52 pm
    Permalink

    Ravsberg se esfuerza tanto en proyectar equilibrio, que iguala a políticos y activistas de Miami con el régimen castrista, una mafia militar, una organización criminal y dinastía corrupta que se aferra al poder usando la violencia, la censura, redes de delatores y esbirros, manteniendo artificiamente a los ciudadanos en la pobreza y la ignorancia, etc.
    Por supuesto que no son comparables; y se sabe que la junta militar y los hermanos Castro son quienes han creado este horroroso desastre en Cuba y lo han exportado al mundo, para desgobernar a sus anchas.
    ——————–
    Creo que la administración Obama tiene sinceramente buenas intenciones, tantas como las que empedran el camino al infierno. Obama tendió una mano a los Castro, para mejorar la vida de todos los cubanos; pero solo conseguirá financiar al régimen, y eternizar en el poder a una casta militar tiránica.

  • el 2 abril, 2015 a las 6:42 pm
    Permalink

    Claro que en Cuba lo que sobra es la dictadura ¿O qué te pensabas? ¿Que estamos de acuerdo en llenarles el buche mientras siguen hundiendo al país?

    Si tanto te gusta la plata americana, ven y pártete el lomo para buscártela como hacemos nosotros,y no quieras vivir de parásito nuestro.

  • el 2 abril, 2015 a las 5:55 pm
    Permalink

    ….con algunas excepciones la gran mayoria de las cabezas visibles de los que “piensan diferente” son verdaderamente una “quinta columna del imperio”….quien les da los recursos para vivir,viajar y mantener sus organizaciones???….quien los recibe,los convoca,le da la maxima cobertura de prensa y television,les publica sus declaraciones y les consigue premios y reconocimientos???….

  • el 2 abril, 2015 a las 3:24 pm
    Permalink

    “Unos se han especializado en acosar artistas que visitan Miami, amenazan a los emigrados más moderados, controlan los medios de prensa, se quedan con la mayor parte del dinero de los disidentes y ganan elecciones envueltos en la bandera cubana.”. Si son solo “UNOS” no tiene sentido compara sus actitudes con las del regiumen que tiene todo el poder para decidir. Esa frase de Fernando es para quedar bien con “el otro lado”. Cada semana se presenta algun artista de Cuba en Miami a sala llena, nadie amenaza a nadie por sus ideas y mucho menos los meten presos ni les dan actos de repudio en Miami, (da pruebas de que se quedan con el dinero de los disidentes, si estuvieses aca tendrias que presentar pruebas o someterte a una demanda) y si alguien gana elecciones no es el asunto Cuba el que lo decide. La mayoria del votante no le interesa el caso Cuba. Recuerda Fernando que en el caso Cuba no se puede estar en la cerca: o quieres libertad y democracia para el pueblo cubano o eres compliced del regimen paralitico que se empeña en mantener lo que se dice cambiar.

  • el 2 abril, 2015 a las 2:30 pm
    Permalink

    Muy simplón el post. Se nota que el autor no se ha tenido que espantar la escasez, el hambre, los apagones, el ninguneo, los maltratos, la violencia y la desesperanza como el pueblo cubano.

  • el 2 abril, 2015 a las 1:30 pm
    Permalink

    Lo has dicho todo, “una Nación es la síntesis del sentir de todo ciudadano”, cual es la vuelta que hay que darle al asunto si ya se sabe que no tienes permiso ni para coger un micrófono. Qué tiene que ver si en US se le tiran piedras o una alfombra roja a los artistas con las libertades y los derechos civiles de los cubanos en su país?. Se les esta yendo la vida reclamando cosas sin sentido y el no tener claro la esencia que los perturba, les ha hecho mucho daño.

  • el 2 abril, 2015 a las 11:52 am
    Permalink

    Fíjate si tienes razón que el primer comentario es un llamado a tumbar el gobierno y el otro lo secunda. En todos los bandos hay extremistas que entorpecen el momento que se está viviendo y la posibilidad de aprovecharlo en bien de todos los cubanos

  • el 2 abril, 2015 a las 11:14 am
    Permalink

    Amen, doctora. Su comentario lo dice TODO y mucho mejor que el articulo de arriba.

  • el 2 abril, 2015 a las 9:50 am
    Permalink

    Bien dicho, doctora.

  • el 2 abril, 2015 a las 7:11 am
    Permalink

    Lo que sucede es que el gobierno cubano no respeta a sus ciudadanos. Los aplasta. Ni siquiera les pide el alma sino la práctica de la sumisión.
    Con un gobierno así es mejor quitárnoslo de encima. Mientras esto no suceda seguiremos en el juego de las máscaras para que todo siga igual desde el poder, alertándolos siempre alertándolos mientras todos sabemos que saben mejor que nosotros, todo el desastre de su mantenimiento en el poder hasta ahora al precio que sea para la nación.
    Los antipatriotas están en el gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *