El huevo, la gallina o la administración del gallinero

Fernando Ravsberg*

El aumento de la productividad  de las empresas no está  siempre en manos de los trabajadores.
El aumento de la productividad de las empresas no está siempre en manos de los trabajadores.

HAVANA TIMES — Hace pocos días el periódico del Partido Comunista, Granma, hacía referencia a la necesidad de mejorar la productividad para aumentar los salarios, pidiendo un mayor sacrificio de los obreros con el fin de crear más riquezas como única vía de mejorar sus ingresos.

Pero lo cierto es que muchas veces no está en manos de los trabajadores cubanos lograr una mayor productividad y eficiencia, sino de los directivos de sus empresas y de las estructuras burocráticas creadas por el gobierno con el fin de controlar y centralizar.

Dos de estas nefastas instituciones ya fueron desarticuladas, Acopio y Vivienda. La primera famosa por su ineficiencia para distribuir las cosechas y la segunda se había convertido en un semillero de corruptos que especulaban con la escasez de viviendas.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer en el camino de las desburocratización. Se trata de un nudo gordiano imposible de desatar si no se tiene la decisión de tomar medidas radicales. Hay estructuras cuya desaparición es imprescindible para avanzar.

Es aconsejable además que cada uno ocupe el lugar que le corresponde. Me atrevería a decir que en ninguna parte del mundo el Ministerio del Transporte decide la marca de los motores que llevarán los buses que importan las empresas transportistas.

Sin garantizar los insumos no se puede exigir un avance sustancial de la agricultura
Sin garantizar los insumos no se puede exigir un avance sustancial de la agricultura

A diferencia de Cuba, en otros países las importadoras no deciden que se compra y a quien. Su papel se limita a hacer los trámites imprescindibles para el paso por aduana de los productos o equipos que los clientes decidan adquirir de acuerdo a sus necesidades.

Todos estos enredos de la corruptela burocrática hacen muy difícil el funcionamiento de las empresas que sufren porque se importan motores estadounidenses sin repuestos o porque los equipos médicos se pudren en aduana esperando que los importadores los recojan.

Durante los últimos días supe de más detenciones de altos funcionarios de las importadoras cubanas. Cada mes cae alguno preso sin que por ello se logre parar la corrupción que las carcome, vendiendo los contratos al que mejores “comisiones” les paguen.

Además acaban de condenar a un importante empresario extranjero que gracias a estos mecanismos robó al país decenas de millones de dólares. ¿Cuantas detenciones más harán falta para comprender que es ese laberinto burocrático el que facilita la corrupción?.

Las empresas cubanas están atadas de pies y manos, deben consultarlo casi todo y no disponen de libertad para administrar sus beneficios. Algunas tienen que pedir permiso hasta para contratar los servicios de una cooperativa o un cuentapropista.

A las verdaderamente productivas y eficientes no se les permite reinvertir libremente sus ganancias. Por el contrario, se las ordeña aplicándoles una arbitraria paridad entre el dólar y el peso cubano, tasa que sirve para financiar a los improductivos.

Las empresas productivas no son dueñas de reinvertir libremente sus beneficios.
Las empresas productivas no son dueñas de reinvertir libremente sus beneficios.

No son los trabajadores los que crearon estos mecanismos, no son ellos quienes designan a dirigentes empresariales incapaces o corruptos, tampoco son los que se inventan estructuras burocráticas innecesarias, ni fueron los que decidieron establecer la dualidad monetaria.

Pedirles a los campesinos que aumenten la cosecha sin garantizar los insumos imprescindibles para el trabajo dará escasos resultados. Igual que presionar a los obreros para que mejoren la producción si las máquinas están paradas por falta de piezas de repuesto.

Se trata de planificar la economía de tal forma que no se detengan los procesos productivos por falta de previsión, que los dirigentes empresariales paguen con sus cargos la ineficiencia y que los castigos judiciales por corrupción sean más severos.

Paradójicamente, hoy por robar en una vivienda se puede enfrentar una condena más dura que la aplicada a un ministro que especulaba con la comida de todos los cubanos o a los implicados en la muerte de decenas de pacientes del hospital psiquiátrico de La Habana.

Granma se pregunta “qué va primero: ¿salario o productividad?” y lo compara con el dilema del huevo y la gallina. Sin embargo, navega solo en la superficie porque difícilmente habrá mejores resultados mientras no se cambien las estructuras y los sistemas de dirección empresarial.
—–
(*) Visita la página de Fernando Ravsberg.


20 thoughts on “El huevo, la gallina o la administración del gallinero

  • el 5 octubre, 2014 a las 11:49 am
    Permalink

    “……….poque parte del pricipio que si abre la economía, se cae la “revolucion” , cuando sería precisamente al revés, SI se cae la “revolucion” SE habre la economia!!!!……

  • el 4 octubre, 2014 a las 9:58 pm
    Permalink

    El Comercio Exterior es al Estado lo que trabajar en la calle es a la familia.

    El que trabaja en la calle y trae el dinero suele decidir que come y viste el resto de la familia. El que no trabaja en la calle es esclavo de la casa.Los que no salen a trabajar a la calle tienen que depender del que sí lo hace. El que trabaja en la calle exige que le tengan casa y ropa limpia y comida hecha. Sin querer queriendo cuando uno solo trabaja en la calle se dan relaciones abusivas pues el otro queda en desventaja.por eso algunos hombres no quieren que su mujer trabaje en la calle.

    El Gobierno Importador/Eportador es el único con permiso para trabajar en la calle. Es el que busca el dinero, vende los mangos del patio y hace los mandados. Eso le da el derecho a decidir que comen y que ropa usan los demas. Y a exigirles productividad. Donde alguien como las mulas, se consigue un trabajito en la calle aunque sea un part time o un mac job, el gobierno toma medidas para impedirlo como si fuera un marido celoso y abusador.

  • el 4 octubre, 2014 a las 5:16 pm
    Permalink

    Es posible que proximamente el sabio Mentepollo, vaya a explicar eso de qué va primero. Confiemos en que sus soluciones sean anunciadas en una de sus conferencias para Telepio.

  • el 4 octubre, 2014 a las 9:16 am
    Permalink

    Fernando me da la imprecisión que le estas subiendo la parada a tus artículos pero todavía te falta llegar a la alta esfera del poder que son los máximos responsables de toda esa cadena interminable de irresponsabilidades y desmanes de los que ostentan el poder en Cuba, en tu juego con la cadena talmente parece que vas a desatar la furia del mono por darles esos alones que le pueden llegar a las orejas o hasta dañarle el pescuezo.

  • el 4 octubre, 2014 a las 7:15 am
    Permalink

    Nada más hay que ver a los gerentes de las tiendas y frimas cubanas, el 99% gorditos, con unos pescuezos que parecen puercos en ceba, en carro pa´rriba y pa´bajo, buena casa con todos los “hierros”, llenándose los bolsillos descaradamente, muchos de ellos provienen de las FAR o el MININT, pero OJO que son intocables.

  • el 4 octubre, 2014 a las 6:24 am
    Permalink

    Ricardo eso son menudeos de la gente de abajo, los buenos negocios por la izquierda se esconden bajo sacos de azucar en barcos, fletar aviones en otros paises que eran “baja tecnica” en Cuba, las millonarias comisiones por la importacion centralizada de productos, la autorizacion de la “camara de comercio” y los ministerios de la entrada de empresas extranjeras, las comisiones por los grandes contratos del estado dados a dedos a empresas extranjeras,etc, etc. ¿Y la señora contradora general? con la chambelona en la boca detras de los de abajo y no de los grandes ladrones de cuello blanco.

  • el 3 octubre, 2014 a las 9:23 pm
    Permalink

    Desde Abril de este años la Gaceta Oficial emitio las primeras regulaciones para ir descentralizando progresivamente la toma de decisiones a nivel empresarial en un proceso paulatino, entre las novedades estan;

    Las directivas del Plan 2014 se eliminaron las restricciones administrativas para la formación del salario en el sector empresarial. “Las empresas podrán distribuir el salario hasta el límite de sus posibilidades económicas y financieras y hasta tanto no sobregiren el gasto de salario por peso por valor agregado bruto planificado.

    En las nuevas relaciones financieras las empresas no tendrán que aportar la depreciación y amortización de activos fijos tangibles e intangibles, ni las reservas no utilizadas en años anteriores. Igualmente, podrán retener hasta el 50 % de las utilidades después de impuesto al cierre del año, lo que significa un 20 % más que lo que hasta ahora estaba establecido.

    Las reservas que se creen se utilizarán para incrementar el capital de trabajo, financiar inversiones, desarrollo e investigaciones y capacitación, así como para amortizar créditos bancarios.

    Además, se generaliza para todas las empresas la posibilidad de distribuir utilidades entre los trabajadores como estímulo por la eficiencia económica, siempre y cuando tengan una auditoría financiera con resultados satisfactorios o aceptables en los últimos 18 meses, se cumplan los indicadores directivos y no se deteriore la correlación ingreso medio productividad.

    En el transcurso de este año, la implementación de estas y otras medidas, irán “creando condiciones para que las empresas puedan desarrollarse progresivamente en correspondencia con sus posibilidades económicas y la capacidad de dirección de sus cuadros, de quienes se requerirá mayor preparación y capacitación”.

  • el 3 octubre, 2014 a las 2:50 pm
    Permalink

    Por ley la Contraloría General de la República no tiene jursdicción sobre el MINFAR. El que hace la ley……

  • el 3 octubre, 2014 a las 11:16 am
    Permalink

    Hechos de corrupción que son normales en la vida diaria en Cuba y de conocimiento publico.

    1 Trasporte de pasajero por Ómnibus nacionales. 10 cuc + precio del psaje en Moneda Nacional

    2 Utilización en usufructo de las guaguas de Transtur, Gaviata del Ejercito, del MININT. los chóferes en las carreteras recojen pasajeros cobran en CUC Y MN y para su bolsillo. también se renta por detrás ómnibus completos para giras turísticas.

    3 Las panaderías venta de pan normado por la libreta , todas venden pan a 1 peso, el administrador recibe 20 cus por cada pan vendido a 1 peso

    4 en las TRD todas de la FAR. se lava dinero de las tarjetas de los venezolanos 80- 20 cuc, el venezolano recibe efectivo 80 cuc, la cajera 20 cuc de los cuales 5 son para el Gerente.

    5 En los ómnibus nacionales el primer cajón de equipajes pertenece a los chóferes y a la policía. para el traslado y trafico de bienes de consumo desde aguacates hasta muebles , ese cajón no se revisa por la policía nunca.

    La la terminal de La Cubre los despachadores de la calle tiene una terminal paralela a la del estado, utilizan almendrones para llevar a los pasajero a uno dos kms fuera de la terminal donde llenan en menos de una hora ómnibus de TRANSTUR, GAVIOTA, y otros.

    la lista el larga lo que mas maravilla de este tema es que la mayoria de esas Empresa esta controlada por la FAR. y que la Sra Gladys Bejerano no se le ve el pelo y que hace para que estas cosas tan evidente no sucedan.

  • el 3 octubre, 2014 a las 7:58 am
    Permalink

    “nos compulsaba a rendir más…”

  • el 3 octubre, 2014 a las 4:18 am
    Permalink

    Amén!

  • el 3 octubre, 2014 a las 2:10 am
    Permalink

    Jaja…estos llamados a que la gente sea más productiva, así, sin más ni más (y en esto llevamos décadas), me recuerda a un jefe de lote con el cual trabajé en una escuela al campo en los años 70, y que en su ingenuidad guajira con compulsaba a rendir más de lo que hacíamos, al grito de: “¡trabajen, muchachos, trabajen, pa’ que tengan camisas de náilon!”…Todavía espero por mi camisita….

  • el 2 octubre, 2014 a las 8:35 pm
    Permalink

    Típico centro de trabajo cubano, cinco obreros laborando, el jefe de brigada más o menos pendiente del trabajo, por los demás jefes mejor ni preguntar (el jefe de departamento se “dió una escapadita” con la secretaria para “inspeccionar” otros talleres, el vicedirector está reunido con el sec. del Partido y el del Sindicato para ver como marcha el pago sacrosanto de la cuota sindical, el director tuvo que salir urgente para el Ministerio). El caso de los enfermos muertos de frío y hambre en el Hospital Psiquiátrico de La Habana fue algo bochornoso, los infelices murieron y el Ministro de Salud Pública siguió campante en su puesto; claro,él era de la “claque”, de los intocables..

  • el 2 octubre, 2014 a las 1:20 pm
    Permalink

    100 % de acuerdo Jagger. Es un sofisma…. (argumentación falsa que en apariencia es verdadera). o para decirlo en vocabulario callejero es un cuento chino.

  • el 2 octubre, 2014 a las 11:21 am
    Permalink

    Bueno, cualquiera diría que los lineamientos, por los cuales supuestamente se le otorga “autonomía a las empresas”, van a resolver el “destete” de las empresas con los Ministerios y éstos sólo se ocuparán de funciones “estatales” en realidad debia decir, metodológicas y macroeconómicas. Bueno, pues esto resulta una verdad a medias, o lo que es lo mismo, una mentira a medias, porque la centralización burocrática que detentan (que no ostentan), los ministerios va a ser eliminada, PERO en los mismos lineamientos, hay otro, muy chiquito y escueto que dice que se crearán los OSDE (Organos Superiores de Dirección Empresarial) que van a asumir las funciones administrativas sobre las mismas empresas que otrora regenteaban los ministerios, es decir, el mismo perro pero con otro collar aparentemente nuevo y dónde queda la cacareada “autonomía empresarial”?
    Por otra parte, en los lineamientos, en ninguna parte se hace alusión, salvo en lo de la subordinación empresarial a los OSDE (Grupos), de a quién rinde cuenta la dirección de una empresa y JAMAS es a los trabajadores, los cuales continuarán en su papel de asalariados, vendiendo su fuerza de trabajo a la dirección de la empresa y por caracter transitivo, al OSDE (y como asalariados, van a tratar de trabajar lo menos posible y ganar lo mas posible, como en cualquier negocio de compra-venta) y sin ningún incentivo real que los movilice a producir más, aun en presencia de muchas dificultades para alcanzar los planes productivos….
    Entonces, no habrá ni gallina, ni huevo….

  • el 2 octubre, 2014 a las 10:59 am
    Permalink

    El capitalismo he realizado los mismos trabajos que en Cuba, con la misma productividad, con mejores condiciones de trabajo y me pagan multiplicado por 30 veces. Alguien se quedaba con la mayor parte del valor de mi productividad. No se puede exigir productividad en la esclavitud.

  • el 2 octubre, 2014 a las 9:41 am
    Permalink

    Es tan sencillo hermano…vi el articulo en granma…la misma cantaleta de siempre. El problema está en la concepción estatalista y burocrática de la economía, de la propiedad y el mercado junto a la continuación del sistema asalariado que modeló marxismo-leninismo (estalinismo) como socialismo, en violación de toda la esencia filosófica del marxismo. En todas partes se ha demostrado que no funciona, pero aquí el gobierno se empena en mantener el control y los monopolios estatales, poque parte del pricipio que si abre la economía, se cae la “revolucion” , cuando sería precisamente al revés, se profundizaría……

  • el 2 octubre, 2014 a las 9:39 am
    Permalink

    Lo de la productividad es un cuento, o acaso elevaron la productividad los deportistas y los de salud publica? Por supuesto q no la elevaron, pero como se estan pirando por montones y hacen quedar mal a los mayorales, pues le subieron el salario; otra bofetada a los trabajadores cubanos, lo q le importa a los mayorales es vivir como carmelina y lucir bien, los demas q se jamen el cable, aplaudan, apoyen y alaben.
    Saludos, Luis

  • el 2 octubre, 2014 a las 9:22 am
    Permalink

    Muy bueno tu artículo, pero el cambio a ministro de Economía otra vez a Murillo, y sus declaraciones de la economía centralmente planificada, que todo el mundo sabe que planifica por debajo de la demanda, es decir de espaldas a las necesidades económicas y que además, mantiene un ejército de parásitos funcionarios corruptos, ese es el meollo del asunto.
    Hace años, muchos, desde la segunda mitad de los años 80s, los economistas han planteado reiteradamente la necesaria des-centralización de la economía, y los políticos, oídos sordos.
    Pueden convertir la Isla de Cuba en una cárcel, están avanzados en ese camino, pero eso no resuelve el problema estructural de la economía.
    Y la dirección del país, hace varios meses ausente en comunicar las decisiones y análisis de los Consejos de Ministros, y las cinco medidas más anti-populares en el presente año, todo indica que que no hay voluntad política para desarrollar nada. La población lo sabe y por eso la emigración legal e ilegal hace récord este año.

  • el 2 octubre, 2014 a las 9:19 am
    Permalink

    Por una vez casi coincido con lo planteado por el compañero Ravsberg pero él tampoco llega al fondo del asunto. El Granma se queda en la epidermis con el falso dilema salario-productividad pero Ravsberg solo rasca un poquito más (¿dermis?) cuando menciona “las estructuras y sistemas de dirección empresarial”. El meollo de la cuestión (¿hueso?) radica en la propiedad y en el marco jurídico en que las empresas se desenvuelven. Mientras el Estado, o sea el generalato, sea el dueño, no exista la libertad de empresa y el imperio de la Ley sea una entelequia no va a haber ningún aumento de la productividad y la economía cubana continuará su marcha triunfal hacia niveles haitianos.

    Pero claro, eso sería tocar al mono en lugar de la cadena, y el compañero Ravsberg sabe donde dice peligro.

    ¡Gracias Fidel!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *