Cuba con la válvula de escape cerrada

Crisis y oportunidades

Por Fernando Ravsberg 

Esperando viajar en el Terminal 3 del aeropuerto José Martí de La Habana.  Foto: Raquel Pérez Díaz

HAVANA TIMES — El presidente estadounidense Barack Obama se despide de Cuba quitando a sus ciudadanos medio siglo de privilegios migratorios. Seguramente Donald Trump mantendrá la medida, dado que se ha proyectado siempre como enemigo de los flujos descontrolados de emigrantes y el de los cubanos era ya “incontrolable”.

A muchos ciudadanos el fin de la libre migración a los EE.UU. les parte la vida, sea porque quedaron a mitad de camino o porque habían desorganizado sus existencias en Cuba con la perspectiva de emigrar y cumplir, en el “sueño americano”, sus propios sueños de prosperidad.

Para los potenciales emigrantes, el regalo de despedida de Obama tiene el sabor de una fruta podrida. Las autoridades de la Isla, en cambio, lo consideran una victoria a sus demandas contra la Ley de Ajuste, a pesar de que la manzana que les “obsequian” podría estar envenenada.

La emigración de jóvenes afecta a Cuba porque envejece la sociedad, reduce la población, restringe el aporte a la seguridad social y se pierden personas con alto nivel de formación. Foto: Raquel Pérez Díaz

Si el Presidente entrante mantiene esta política, la realidad de Cuba y de los cubanos cambiará de forma radical. Tal vez se trate de la mayor transformación social, económica y política, el mayor reto enfrentado por la nación desde la crisis económica de los años 90.

Barack Obama acaba de cerrar una válvula de presión por la que se iban de Cuba los más descontentos. Es verdad que la mayoría de los que se fueron por el Mariel o en la Crisis de los Balseros eran emigrantes económicos, pero sin esa “salida” su disgusto podría haberse “politizado”.

El “sueño americano” se acaba de convertir en “pesadilla”, como la que viven millones de latinoamericanos indocumentados. Algunos intelectuales cubanos piden que la Isla se convierta en “un país normal”, pues esto es la normalidad de nuestra región.

Dicen los sabios que se debe tener cuidado con lo que se le pide a la vida, porque esta te lo puede conceder, también pasa cuando se le pide a los “norteamericanos”. De todas formas no vale la pena lamentarse, para bien o para mal la medida está tomada y no depende de los cubanos.

Varios gobiernos de Centro y Sudamérica habían pedido a EE.UU. que terminara con los privilegios migratorios de los cubanos para evitar nuevas crisis en sus territorios. Foto: Raquel Pérez Díaz

Ahora se trata de aprender a vivir con ella, igual que se debe aprender a vivir con el embargo, con los escasos recursos naturales que tiene el país y con todas las demás cosas que no dependen de nuestra voluntad, apoyándonos en lo que sí depende de nosotros.

Habrá que trabajar tan duro como lo hacen los emigrados y construir el “sueño” de prosperidad sin dejar el malecón, los amigos y la familia. Habrá que soñar con un polaquito en lugar del Ford. Sueños materialmente más pequeños, pero sin el desgarro emocional de la partida.

Tengo una pareja de amigos cuentapropistas que en Cuba apenas laboraban 4 horas, porque eso les bastaba para vivir. Cuentan que ahora en EEUU trabajan tanto “que no tenemos tiempo ni de hacer el amor, llevamos semanas sin verla pasar”, me dicen medio en broma medio en serio.

La migración desde Cuba no se detendrá, pero sin lugar a duda se reducirá sustancialmente, con sus aspectos positivos y también negativos. Foto: Raquel Pérez Díaz

Obama acaba de taponear todas las fugas de la presa, el agua comenzará a acumularse y a hacer presión, podemos mantener las compuertas cerradas hasta que se revienten o se pueden abrir, utilizando su potencial para producir energía eléctrica o canalizarla en regadíos.

Cuántos sueños no se podrían realizar sin salir de Cuba si se trabajase con el empeño del emigrado y si el Estado diera las facilidades para desarrollar el ingenio cubano, hoy maniatado por circulares, resoluciones y leyes tan irracionales e innecesarias como la burocracia que las crea.

Si la válvula se cierra es hora de destapar la olla y dejar que el ajiaco respire, que renazca la esperanza y que la gente aporte su talento a la nación, para su bien y el de sus compatriotas. Es en la suma de todos esos sueños donde podrá hallarse el sueño cubano de prosperidad.

3 thoughts on “Cuba con la válvula de escape cerrada

  • Como es posible pensar que los problemas economicos de Cuba no tienen relacion con las politicas de estado? La emigracion Cubana es meramente politica ya que el Partido Comunista es el responsable de todas las actividades politica y economicas del pais. Por eso razon en Cuba todo se convierte en un hecho politico. No hay organizaciones independientes del regimen y nadie puede mantenerse al margen de las desiciones impuestas por el PCC. En Cuba nadie tiene derecho a elegir algo pues todo esta “orientado” desde arriba.

  • Un sistena donde el bienestar personal no está identificado con tu esfuerzo muere de paralisis. Tanto el capitalismo financiero especulativo y rapaz,como el falso igualitarismo, que somete al hombre a la dictadura castrante en nombre de una utopía en la que ni la nomenclatura aprovechada y oportunista cree. “Libertad con pan.Pan con Libertad”

  • Fernando : sigues sin entender el Proceso cubano,…pero bueno, haces tu intento. Muchos cubanos jóvenes saben mucho menos que tu sobre Cuba ,la revolución y sus consecuencias.Claro,la culpa es de la “revolución ” que como gran pecadora, ha hecho todo lo posible por esconder y tergiversar la verdad histórica . Pero bueno, al punto : el caso es Fernando que esta medida de carácter interno de los EEUU,ha causado mas pena en los cubanos que la muerte de su Iluminado…y pone al descubierto que ,después de 58 anos de querer sepultar al Imperio, creando muchos Vetnams, los cubanos miran mas a Washington que a La habana …..Que hicieron estos Izquierdoso con 58 anos de poder absoluto _? Si yo le hiciera una cronologia del Exodo cubano y sus motivos usted me lo publicaria en su Blog ?? Sin pena, ya me han rechazado en otros blogs…Se mis limitaciones en un mundo tan elitista, claro, I know…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *