Zapatos ortopédicos, una necesidad en Cuba

Por Ivett de las Mercedes

HAVANA TIMES – Los  zapatos ortopédicos son esenciales para las personas que padecen algún problema en sus pies. En Cuba existen serias dificultades en este servicio: falta de recursos, diseños obsoletos, demora en la entrega del calzado. Roxana Alonso Cruz (33 años) tiene un hijo que usó zapatos ortopédicos. 

HT: La corrección a tiempo de los pies es esencial para el crecimiento y el desarrollo. ¿Desde cuándo su hijo comenzó a usar este tipo de calzado?

Roxana Alonso: Durante toda su infancia estuvimos atados a esto: Botas espantosas, demora en la entrega y un sinfín de justificaciones. Es imposible creer que un niño va a usar un único par de botas al año. Esta realidad es insoportable, él quiere ser como los otros, quiere usar tenis, sandalias, estar a la moda. Cuando logras convencerlo de la necesidad de usar el ortopédico acepta con una condición: tener un par nuevo para salir, pero es imposible. Es difícil para una madre sentir este sufrimiento, a veces muchos padres ceden y terminan comprándoles un par de tenis de marca, sin importarles que esos no son los indicados. Tenemos la responsabilidad de que nuestros hijos crezcan saludables, y no solo físicamente.

HT: ¿Cómo le fue en la escuela con esos zapatos estrambóticos?

RA: Pasó por todo: bromas, burlas, discriminación. Tuvo muy pocos amigos y ninguna novia. Jamás lo invitaron a un cumpleaños. Saberse diferente lo hizo retraído. Muchas veces llegaba a la casa y tiraba las botas contra el piso. Un día lo sorprendí con un cuchillo, tratando de romperlas. Fue terrible. ¡Cómo convences a un niño de que todo es por su bien!

HT: Entonces ser diferente fue un problema para él

RA: Gracias a Dios ha aprendido a reírse de sí mismo y de las bromas horribles que le hacen. Ahora es un adolescente seguro. Sabe que dentro de poco podrá prescindir de sus horribles zapatos especializados.

HT: ¿Piensa que si este calzado hubiese tenido mejores modelos su hijo no hubiera padecido tanto?

RA: Seguro. Sé que es difícil para un país bloqueado pensar en estas cosas, parecen nimiedades, pero no es así. Muchas veces me sorprendo pensando en cómo es la vida de otros niños si los padres no disponen de la misma paciencia y el mismo tiempo que empleé para ayudar al mío. Imagino que habrá muchos que necesiten los zapatos ortopédicos y no lo usen por temor a las burlas y al rechazo.

HT: ¿Qué cree de la violencia en las escuelas?

RA: Pienso que el escenario de la violencia en los colegios es un factor determinante para la salud física y mental de nuestros hijos, estoy convencida que los problemas en los huesos han aumentado por la mala alimentación y que muchos padres, urgidos en sobrevivir, no echan a ver si sus hijos tienen o no el pie plano, el metatarso caído, los pies arqueados hacia adentro o hacia afuera, máxime si tienen que pasar por las tiendas especializadas en este servicio y padecer el sufrimiento de sus hijos, cuando ya están abrumados en la lucha por subsistir.

HT: ¿Cuáles son las dificultades de la demora del calzado?

RA: En mi caso pasé por todo, máquinas rotas, desperfectos en las poleas, falta de filo en las cuchillas, carencia de material, hay que tener mucha constancia y paciencia y si tiene algún dinerito … con respecto al modelo nunca se puede hacer nada, ellos tienen planteado un estilo único.

HT: ¿Qué piensa que podría hacer el Ministerio de Salud Pública?

RA: Primero concientizar que el zapato ortopédico es una necesidad y si es en edades tempranas hay que tener en cuenta los tiempos en que se vive. Modernizar los equipos y buscar materiales menos costosos puede ser otra solución. Sería bueno que el personal de salud pública hiciera encuestas en las escuelas a los niños con estas necesidades, y que este marco sirviera para escuchar opiniones del resto de los alumnos y utilizar el espacio para hablar de las diferencias.

HT: ¿Piensa que los operarios que fabrican el calzado también deberían tomar conciencia?

RA: Quiero creer que estos trabajadores conocen la responsabilidad que tienen en sus manos. Indirectamente ellos también son trabajadores de la salud. Hasta ahora hemos tratado el tema de la infancia y la adolescencia, pero qué sucede con nuestros ancianos. Con la vejez todos los padecimientos de los huesos se incrementan, hay muchos de ellos que necesitan soportes, los zapatos ortopédicos para la mayoría es cuestión de vida o muerte. Sabemos lo que le sucede a un anciano que no tiene los pies protegidos, una caída puede ser fatal. En un país donde la población de la tercera edad está en crecimiento este servicio es vital. Hay que tomar muy en serio la modernización de estos pequeños talleres. Tal vez crear una fábrica que pueda abastecer a toda la población. Los zapatos ortopédicos son un medicamento más, y es necesario capacitar a sus trabajadores en las técnicas que se emplean en otros países, ¿o es Cuba el único país del mundo donde se usa este servicio? 

3 comentarios sobre “Zapatos ortopédicos, una necesidad en Cuba

  • Hay que cambiar todo el mecanismo, lo de las encuestas por las escuelas es una idea genial, pero…, eso tendría que generar nuevos empleados y salarios…, creo que es algo difcil. Buscar material, diseñadores, maquinas ,etc, etc. Requiere una inversión económica grande. A alguien le interesa hacer esto en estos momentos?? Le sugieron que le haga una carta al presidente. La llegará a leer? O alguien la echará a la basura antes de llegar a sus manos?

    Respuesta
  • Este es un tema muy interesante. Recuerdo cuando era pequeña me impresionaban las personas que usaban un zapato grande y otro pequeño por su discapacidad. Desde hace mucho en la calle no me encuentro a ninguno. Entonces me pregunto: ya no existen personas con esta dificultad ?, será que existen pero que no se hacen zapatos especializados para estas personas por la falta de materia prima ?. Cuando leo historias como estas me hacen recapacitar en muchas cosas, porque desgraciadamente estamos tan urgidos en nuestras situaciones que dejamos de ver más allá. Imagino cuanto habrá sufrido esta madre, porque como ella hay millones de cubanas que están pasando por lo mismo. El zapato ortopédico es necesario si lo prescribe un especialista, el no usarlo es asumir un desperfecto para toda la vida, es como una medicina necesaria, pero como mismo hay carencia de medicamentos, de seguro hay carencia también de este tipo de calzado. Me pregunto: la culpa la de todo la tiene el bloqueo ? No lo creo. En Cuba se pueden hacer cosas muy buenas, lo que hay que cambiar es la mentalidad de las personas. De donde sale la materia prima de los zapatos de los artesanos ? Donde fabrican los artesanos esos zapatos con tanta calidad ? Los que usan zapatos ortopédicos no son animales y más si estamos hablando de la infancia.

    Respuesta
  • Abordas un tema interesante y a la vez preocupante…el uso de calzado ortopédico no es un lujo, habría que ver a lo largo del país, como resuelven este problema los padres. Yo usé de pequeña este calzado, recuerdo las largas colas y el madrugar de mi padre para alcanzar turno, eran igual de estrambólicas…pero me ayudó a mejorar el pie plano.
    Existe un abandono real de este tipo de producciones, donde prima el mal gusto que nada tiene que ver con corregir el defecto ortopédico.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Después de la lluvia, La Habana, Cuba.  Por Ryan Dougherty (Reino Unido).  Cámera: iPhone XS Max

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com