Yoani Sánchez: “Las reformas de Raúl Castro debilitan su poder”

Por Sara Barderas

Yoani Sánchez, de su blog Generación Y.

HAVANA TIMES (dpa) —  “Las reformas de Raúl Castro van en la dirección correcta. El problema es la velocidad y el calado”. La bloguera y activista cubana Yoani Sánchez habla así de los cambios económicos y otras medidas que está introduciendo Castro en Cuba y que están siendo analizados con lupa por la comunidad internacional.

No cree que esas reformas sean el principio de ningún fin, pero combinadas con otros elementos que coinciden con ellas en el tiempo sí pueden conducir “al cambio”, dice en entrevista con dpa en Madrid.

Sánchez, de 37 años, realiza una gira internacional desde el 18 de febrero, el día que tras muchos años de intentos pudo por fin salir de Cuba gracias a una de esas reformas: la migratoria, que eliminó los requisitos del permiso de salida y la carta de invitación que los cubanos necesitaron durante décadas para viajar fuera.

Pasó por Estados Unidos, Perú y Brasil, entre otros, y contó su experiencia como crítica del régimen desde las nuevas tecnologías. Su blog “Generación Y” recibe más de 14 millones de visitas al mes y está traducido a 20 idiomas. Y en Twitter reúne a medio millón de visitantes.

En Madrid presenta estos días su libro “Wordpress. Un blog para hablar al mundo” (Anaya Multimedia) y da charlas sobre activismo en la red. “Los avances tecnológicos y no las conquistas políticas me dieron la posibilidad de tener una rendija para enterarme de lo que pasaba en el exterior y mostrar mi realidad tal cual yo la veía”.

Después viajará a Italia, Alemania, Suiza, Suecia y Polonia antes de regresar a Cuba. “No se me ha pasado por la cabeza no volver, pese a que ha habido gente que me ha dicho ‘quédate'”, asegura.

El término reformas “le quedó un poquito grande” a lo que hizo Castro, dice, pero “van en la dirección correcta: la flexibilización, creación de espacios, un poco de autonomía económica… El problema es la velocidad y el calado. Van muy lentas y superficiales”.

Castro las concibió “para conservar el poder”, porque no puede gobernar sobre el “carisma” y el “hipnotismo colectivo” como su hermano Fidel. “Tiene que gobernar con resultados, pero son muy menguados, y ha tenido que hacer esta serie de ajustes económicos” que se convierten en lo contrario: “reformas que debilitan su poder”.

Y esto, combinado “con la situación en Venezuela y el posible corte del subsidio que se manda a La Habana, con el crecimiento de la sociedad civil y de los fenómenos críticos y con la solución biológica -los jerarcas se están muriendo- nos va a llevar al cambio”, asegura.

La muerte de Hugo Chávez es para Sánchez “un golpe bastante fuerte para el oficialismo cubano”, tanto económico como ideológico. “Los últimos 13 o 14 años, el régimen de La Habana se ha mantenido fundamentalmente por la ayuda económica, petrolera y política de Chávez”, dice la activista, convencida de que ahora eso cambiará porque “no hay chavismo sin Chávez”. “Por otro lado se muere también el posible sucesor simbólico a la figura de Fidel Castro”.

Sánchez habla de Fidel y de Raúl y los compara. “Hay un cambio en el tono represivo. No es ni mejor ni peor. Fidel era más de reality show: le gustaba condenar a los disidentes a largas penas. A Raúl le gusta más la represión oculta. Juegan al policía bueno y al policía malo. Tratan de presentar a Fidel como freno por el que las reformas no tienen más calado ni más velocidad. Es una gran obra de teatro”.

A la bloguera le queda ya poco tiempo de periplo internacional antes de regresar a Cuba, donde teme represalias por todo lo que ha ido diciendo durante su viaje. “Vienes, te explayas, te sientes una persona libre, puedes expresarte, pero cuando entras en el aeropuerto de La Habana es como si te pusieran una mordaza física”.

“Vienen momentos difíciles. Probablemente me espere un linchamiento mediático, un gran programa súper agresivo y con muchos adjetivos en contra en la televisión nacional. Pero tengo la impresión de que al menos durante unos meses me voy a ahorrar muchos arrestos y varios golpes por la visibilidad que he alcanzado en este viaje”, dice.

Un viaje que le ha servido para “ratificar el absurdo” en el que vive Cuba -“es como si hubiera viajado en la máquina del tiempo del medioevo al mundo actual”- y tras el que iniciará un nuevo proyecto: la creación de un medio digital al que dará también un formato en pdf para que se distribuya entre los cubanos en memorias flash o CDs.

Sánchez, que colabora como periodista con el diario español “El País”, sabe que ese proyecto es algo prohibido en Cuba. “Pero la mayor parte de las cosas que hago profesionalmente están prohibidas. He aprendido a trabajar en esa clandestinidad”. El nombre ya lo tiene. “Pero no puedo decirlo todavía. Cuando te enteres vas a decir: ‘Así era como tenía que llamarse”.

Pese a la visibilidad que ha alcanzado con su activismo, Sánchez no se ve como política en un futuro. “Me falta cinismo”, asegura. “Y le hago más falta a mi país en la prensa, porque desde ahí se logra poner a los políticos en su sitio”.

18 thoughts on “Yoani Sánchez: “Las reformas de Raúl Castro debilitan su poder”

  • Pancho eres somos Jose Torres y Mila desde España, contacta con nosotros si puedes nos gustaria saber de tí.
    Gracias

  • Está en su pleno derecho de dar su opinión. Así debía ser en cualquier lugar, pero Yoani debería tener en cuenta ( o lo tiene) que es apenas, un instrumento de posiciones extremas. Debería dedicar su intelecto a cuestiones más perecederas y gratificantes.

  • Hermano por lo que veo para ti nada es bueno, ella tiene el toto como hombres quisieran tener de rabo, es tremenda, pues regresa alla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *