Una voz que se recuerda en Cuba

By Helson Hernandez

Yordanka Hristova

HAVANA TIMES, Oct. 8 — La reconocida cantante búlgara Yordanka Hristova fue una de las más populares voces provenientes del entonces campo socialista, en la Cuba de los 70 y  80.  “Para mi Varadero era una fiesta de 24 horas, tantos músicos, orquestas, cantantes, de todas partes del mundo”, contó en su reciente entrevista con HT.

HT: Esta vez llega a Cuba después de varios años sin cantar en la isla, motivada por el cumpleaños de Fidel Castro.

YORDANKA HRISTOVA: Si, exactamente, cuando supe que la Fundación Oswaldo Guayasamín iba a celebrar en Cuba el aniversario 85 de vida del comandante Fidel, y mas aún cuando me dijeron que habría un gran concierto, mI’miga la Embajadora de Cuba en Bulgaria, Teresita Capote Camacho, me mostró unos versos suyos y entonces decidimos hacer algo para participar entre todos los artistas que estuvieron acá en el Teatro Karlos Marx el pasado 12 de agosto.

Hice a partir de esos versos la canción, aunque yo no soy compositora, mas bien mi trayectoria es reconocida como cantante, pero de todas formas pude crear el tema con el título: “Serenata de la Fidelidad.”   Y este ha sido el motivo de mi regreso a la isla.  Fui la única europea entre tantos artistas que participaron, y por supuesto la única búlgara.  Además le cuento algo interesante, hace muchos años, cuando venían a visitar esta isla los búlgaros y los cubanos visitaban mi país, siempre se decía que el país latino en Europa era Bulgaria.

HT: ¿Cuando es que usted se da a conocer como cantante entre los cubanos?

YH: Si eso fue en la mitad del siglo pasado, para ser justa en febrero del 67 con la Orquesta Sofía, invitados por la alcaldía de La Habana, y después la empresaria Mariza Alonso me invitó a formar parte del Primer Festival Internacional de Varadero, en el mismo año 1967.

Tengo memorias increíbles de este inolvidable y grandioso evento.  Aquí compartí escenario e hice grandes amistades con la Massiel, Eva Pilarova, Karel Wok, tantos artistas de Bulgaria y de otras naciones que venían a esta fiesta de la música.

Después siguen mis giras constantes en Cuba, en el 68, y en otro de los Festivales de Varadero en el año 70 con otros artistas también búlgaros y de Europa pude venir de nuevo.

HT: Uno de los temas que más se escuchó en la radió en la Cuba de los 70, fue justamente interpretado por usted y compuesto para su repertorio por el maestro Chucho Valdés.

YH: En el 74 con Tony Taño y la Egrem grabamos un disco de mi repertorio que ya tenía con la Orquesta de Música Moderna, y estaba Chucho Valdés ahí en ese momento, se acercó a mí y me dijo que tenía un tema para que yo cantara.  Y así lo grabe, el piano de chucho es gigante.  El tema se llama “La tierra será de todos.”   Yo tengo muchas versiones de esta canción, junto a la orquesta sinfónica con los arreglos del maestro Somavilla, y otras mas.

HT: Y en el mundo de la música cómo inicia públicamente su carrera en Bulgaria?

YH: Mi primera canción en Bulgaria fue de un gran pianista y Jazzista que ahora vive en Los Ángeles, Estados Unidos, el tema se titulaba “Un bello error,” ese fue mi primer éxito en mi país, después canté temas de los compositores búlgaros mas importantes de la época.

Posteriormente en mi repertorio entraron muchas composiciones en español, latinas sobre todo.  El público cuando tengo conciertos en Bulgaria, no me permite terminar mis actuaciones sin cantarles algo en español, pues inevitablemente se ha hecho ya parte de mi carrera.

HT: Entre los miembros de su familia tengo entendido que existían antes que usted otros artistas.

YH: Si, mi padre cantaba en un Coro en Bulgaria, era tenor, cantante lírico.  Pero de una manera más pública, con un poco de mas reconocimiento, yo soy la primera en mi familia con una carrera así.

Pero les cuento que yo era muy curiosa cuando niña y joven, practicaba antes distintos deportes, como basquetbol, atletismo, pintaba muy bien, después el ballet clásico y los bailes folklóricos, en fin, hacia muchas cosas, pero aun no pensaba en ser cantante.

Cuando terminé los estudios en la secundaria y entro a estudiar la filología italiana, mi hermana encontró un anuncio en el periódico donde había una escuela especial que se abriría pronto para cantantes, y con un pianista preparé una canción y así fue como entré en este mundo del arte, claro mis padres no lo supieron pues no lo aprobarían.

Estos estudios se convirtieron posteriormente en Conservatorio de la Música Moderna, pues se dieron cuenta que se necesitaban en Bulgaria cantantes y músicos del estilo moderno y popular.

Imagínense que recuerdo se recibió en casa una correspondencia en los días de navidad donde se me decía que sino me iba a presentar en la Universidad pues habían otras personas interesadas en entrar por mi, y esto fue un escándalo tremendo en casa, pues yo decidí dejar la universidad y empezar a cantar música moderna.

Yordanka Hristova

Mis padres no me dieron ni un peso, pero mi hermana si me ayudaba porque ella me apoyaba desde un principio, hasta que se me dio un trabajo en el Bing Bang de la Radio, y por ahí inicio mi camino como cantante.

HT: Antes de la ruptura del campo socialista muchos eran los artistas provenientes de la entonces Unión Soviética que encontraron entre los cubanos un lugar de preferencia, y para Yordanka Hristova los finales de los sesenta y los setenta fueron ejemplo de ello, pues su voz se escuchaba constantemente en la radio de Cuba.

YH: Exactamente, siempre yo venía a Cuba con una orquesta búlgara y después regresaban los músicos a mi país y yo me quedaba acá trabajando en cabaret.  Te puedo mencionar a reconocidos artistas cubanos con los que trabajé, conozco casi todas las figuras de la isla, Omara Portuondo, Elena Burque, Tomas Morales, que antes cantaba y ahora me encuentro que es director artístico del famoso cabaret “Tropicana,” también puedo recordar a Héctor Téllez, Farah María.  Yo cantaba igualmente con otras orquestas de la música cubana como Opus 13, Irakére, la Orquesta de Música Moderna, es que fueron tantos.

HT: Anteriormente mencionó uno de los mas trascendentales acontecimientos musicales que ha tenido Cuba y lamentablemente se ha quedado en el tiempo, los Festivales de Varadero.  Tiene alguna anécdota que le haya marcado durante su participación en el referido evento?

YH: Claro, hay una que no olvido.  Para mi Varadero era una fiesta de 24 horas, tantos músicos, orquestas, cantantes, de todas partes del mundo.  Había un bar en los bajos del escenario que nosotros llamábamos “Bar Slaviani,” porque aquí se reunían todos los búlgaros, los rusos, yugoslavos, en fin la parte eslava, tomando ron siempre.

Otro dato es que había un grupo mexicano que cantaba un tema de Armando Manzanero,  “esta tarde vi llover, vi gente correr…,” esto no lo olvido, pues ellos todos borrachos, llenos de arena en la playa todavía, después de los espectáculos, seguían cantando aquello.

Y para mi los cubanos inolvidables conocidos allí, los presentadores Tony Pinelli, Consuelo Vidal, Eva Rodríguez, en esa época nacía la nueva trova y yo pude conocer su camino, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés con los que también compartí, yo interpretaba la era de Silvio, y veía como la gente cantaba con ellos sus canciones, era algo bellísimo.

HT: Acaba de traer consigo un disco que usted considera especial y diferente a sus otros trabajos discográficos.

YH: Es un disco que es exclusivo, una compilación, con una limitada cantidad de copias, contiene una selección de las mejores canciones que yo grabé en español, con el permiso del Ministerio de Cultura de Bulgaria.

Así puedo tener conmigo las canciones en español que he cantando en mi trayectoria, que son todas fabulosas, y algunas muy antiguas.  Incluimos una Ave María, que le escuché hace muchos años a un trío Uruguayo que se presentaban allá en Bulgaria, y es algo muy especial sí.

HT: Entre tantas presentaciones que ha hecho como cantante, ¿existe alguna en particular que le marcó sobre manera?

YH: Imagínese, he tenido una carrera tan larga, casi ya 50 años, de ellos 44 marcados con Cuba, de verdad he tenido muchos momentos importantes, puedo decir que he cantando en 43 países del mundo y canto en 18 idiomas aunque de ellos 6 o 7 bien hablados (risas).

Pero si hay unos conciertos que hice para mi 30 aniversario en el Palacio de Cultura de Sofía, en Bulgaria, con cinco mil espectadores, y fue algo impresionante.  Después del cambio de la nueva democracia que entró en Bulgaria, la cultura y toda la música decayeron pues estaban muertas, y a principios de los 90 hacer un concierto así de grande, era una locura, pero increíblemente fue un éxito.

Y por supuesto ahora venir a Cuba, y ver en este evento como ya les dije, la “Serenata de la Fidelidad,” pude sentir una emoción y una amistad que solo tienen los latinoamericanos, esto no se encuentra en otros países, ni en Bulgaria, primero el idioma que les une, después ese ánimo, el nivel de entrega que ya lo ves poco en el mundo porque en todo actualmente media el dinero.  Conocí también en este concierto a unos muchachos que son únicos, Buena Fe, me encantaron como se proyectan.  Yo sentía algo en ese escenario que no existe ya más en otro lado.

HT: Y que ha sido de la carrera de otros artistas búlgaros que se conocían en Cuba?

YH: Por ejemplo, Viser Kirov, casi vive en Moscú y un tiempo fue allá representante cultural de Bulgaria, también las dos Margaritas, una de ellas la Domitrova que tenía un alto bellísimo en su voz falleció hace algunos años y Laradinski que era muy simpática casándose con un compositor quedó como ama de casa, pero tiene un hijo que es un pianista excepcional.

Lily Ivanova, una de las figuras de la época sigue cantando con muchos conciertos.  Orlin Guranov, conocido de las galas de verano de los 80, un cantante fabuloso, es de la opera también, para mi es uno de los mejores cantantes de los hombres en mi país pues puede interpretar de todo y es chistoso como los cubanos, pues tiene un sentido del humor buenísimo, además es muy guapo y eso no se encuentra todos los días.

Los años pasan y ya sabes cada cuál va tomando su propio camino, pero aun yo estoy acá.

HT: Es increíble como aun usted se mantiene tan elegante a pesar del transcurso de los años, y conserva la voz con la misma fuerza y claridad.  

YH: Y por eso todavía canto sino no lo haría.  Yo no tengo ninguna cirugía plástica, pueden revisar si quieren (risas).  El secreto es que llevo una vida muy bien pensada, pues hago yoga, soy vegetariana, no ingiero carne solo pescado, y estar en constante movimiento es el otro complemento.

Enlace de su web site: www. yordanka. com


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *