Una personalidad en los medios cubanos: Nilda Collado

“La Radio me dio la imaginación, y la Televisión me dio la popularidad…”

Por Helson Hernandez

Nilda Collado
Nilda Collado

HAVANA TIMES — Con una reconocida historia en la Radio y la Televisión, Nilda Collado tuvo el privilegio de pertenecer a una generación de artistas cubanos, que fueron guiados por las grandes estrellas de la cultura en la isla.

Havana Times: Otras artes abrieron el camino a la actuación.

Nilda Collado: Antes de ser actriz, tuve una formación desde los 6 años, en otras manifestaciones artísticas, estudié piano, canto y luego ballet. Tuve el privilegio de contar con profesores que son nombres históricos en la cultura cubana como Elena del Cueto, los Alonso, la gran Blanquita Becerra, lo que me ha servido ahora en mi vida profesional, para desarrollarme con mayor amplitud en los papeles que me ha tocado interpretar.

HT: Y la actriz cuándo se descubre de manera profesional?

NC: En el año 58, pues animaba un programa de televisión en el entonces canal Telemundo, llamado “Modas y Modelos”, y es cuando empiezo a  descubrir la actuación. Mi primera novela para televisión fue “Indio”, y a partir de esta oportunidad continuó hasta hoy mi carrera como actriz.

HT: Nombres influyentes en su desarrollo profesional?

NC: Roberto Garriga, con él fui ganándome el derecho a roles de mayor categoría. No puedo dejar de mencionar a Carlos Piñero, me dirigió en piezas importantes como Otelo. En los espacios de aventuras recuerdo la dirección de Erick Caos. Yo vengo de una generación de actores que estaba educada a venerar aquellas figuras que estaban anteriores a nosotros, y poseían una trayectoria admirable, puedo mencionarles a una Margarita Balboa, Consuelito Vidal, Martha Falcón, Aurora Pita…

Nilda-1HT: El gran Edwin Fernández?

NC: Tuve la suerte de tener a mi lado un magnífico hombre, que fue mi maestro, mi novio, mi amante, mi compañero, y el padre de mis hijos.  Nosotros hicimos carreras independientes, yo estaba muy consciente que la estrella era él, por sus conocimientos y trayectoria. Edwin nunca me permitió trabajar con él, pues decía que teníamos que tener caminos distintos, para que no asociaran mis futuros logros profesionales por ser la esposa de Edwin Fernández, incluso las veces que hacíamos alguna actuación juntos en Radio, yo hacía el rol más pequeño. Tengo la inmensa suerte de ser la esposa de una personalidad de la actuación de Cuba, que no hizo su carrera valiéndose de esta condición, lo qué también le inculqué a mis hijos que han continuado el mismo camino.

HT: Radio o Televisión?

NC: La Radio me dio la imaginación, y la Televisión me dio la popularidad, soy una mujer nacida en ambos medios. Pero también he hecho Teatro, por ello no puedo olvidar que éste me otorgó la técnica. De todos los medios el más difícil de dominar, según mi experiencia personal, es la Radio, un buen actor de radio puede después hacer cualquier cosa. Cuando quieres saber si un actor es verdaderamente bueno, solo tienes que quitarle la imagen al televisor y dejarle el audio.

HT: En esta etapa de su vida que ocupa mayormente su tiempo profesional.

NC: En estos momentos yo estoy jubilada, pero como siempre digo no descontinuada. Mantengo dos peñas infantiles permanentes, que hago desde hace 10 años, una en el Museo de Historia Natural, los últimos sábados de cada mes, y la otra en el Acuario de agua dulce, en la Habana Vieja, Centro Histórico de la ciudad, los segundos sábados del mes. Además soy la coordinadora general de los Premios Caricatos de la UNEAC, Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba. Mantengo mi labor como pedagoga, en la formación de nuevas generaciones de actores y actrices en Cuba.

Nilda Collado
Nilda Collado

HT: Sobre el nivel de la actuación en la Cuba de hoy?

NC: El hecho de que te gradúes en una escuela, significa nada más que te han dado las herramientas, pues el talento no te lo da ninguna escuela. Al final el diploma lo cuelgas en la pared, y cuando subes al escenario simplemente te dicen, demuéstreme que es actor. Yo creo que no hay presente sin pasado, ni futuro sin presente, tuvimos la inmensa suerte de tener magníficos directores de actores, y justamente lo que nos está faltando ahora es eso.

Hay muchos directores, es cierto, lo que no quiere decir que no sean buenos, pero dirigiendo actores son los menos. Cuando un joven sale de la escuela graduado no tiene la experiencia, y esto es una profesión que se desarrolla en la práctica, y les falta eso, ser dirigidos. A mí en ocasiones me da pena con los muchachos jóvenes, pues salen al ruedo a torear, y no les han enseñado a usar el capote. En nuestra época nadie empezaba de joven protagonizando una serie, según fueras demostrando, te daban las oportunidades, y hoy desgraciadamente salen de su escuela y sin ninguna experiencia en el medio ya les hacen asumir grandes responsabilidades.

Sucede también que antes mi generación tenía estrellas que te enseñaban lo que sabían con mucha disposición, te corregían cualquier cosa que necesitaras mejorar, y hoy tenemos el temor de acercarnos a una persona joven para emitir algún criterio basado en superar su interpretación, porque te pueden decir con tremenda tranquilidad: “yo soy graduado de…”. Un consejo de alguien con experiencia siempre debe oírse, pues todo no está en los libros.

HT: En resumen, cuántos años en los medios?

NC: Cincuenta y tres exactamente. He recibido muchísimos premios y elogios, pero el que más me ha impactado ha sido el entregado el año pasado en la Feria Internacional del Libro, el Diploma “Dora Alonso”, por habérmelo dado los niños.

 

 

2 thoughts on “Una personalidad en los medios cubanos: Nilda Collado

  • Me da mucho placer el leer esta entrevista, verdaderamente Nilda Collado es una personalidad artistica de la radio , y de la television. Que suerte para los jovenes y ninos que no esta ” descontinuada”, y puede aportar sus conocimientos !!!.
    Tuve el honor de conocerla personalmente a ella y al inolvidable Edwin Fernandez, en un programa de participacion de la television.

  • Toda una personalidad de nuestros medios. Aún la recuerdo de los Teatro ICR y otros muchos programas televisivos de los 60 y 70, nunca de superestrella, pero siempre colocando la solidez de su formación artística en cada papel. Como ella misma ha tenido a bien admitir, la sombra que el inolvidable Edwin proyectaba sobre su carrera era demasiado evidente. Pero ¿no suele decirse acaso que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer (y espero no sonar machista)?. Gracias, Helson, por recordarnos que aún tenemos esta joya entre nosotros. Ah, y el director de TV cubana de origen alemán se llamaba Erick Kaupp.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *